Sociedad En El Ventilador

Once por Todos: "Es una oportunidad de canalizar lo bueno que tenemos para dar"

Es increíble lo que podemos lograr cuando nos juntamos y trabajamos en busca de un propósito. Este sábado desde el mediodía y hasta las 23 reviviremos nuestro encuentro solidario durante once horas. El tema abordado en El Ventilador.
Desde hace 14 años, muchísimas personas a través de comisiones vecinales, parroquias, organizaciones intermedias, o de empresas y universidades, junto a comercios y artistas se suben al puente que todos los 8 de diciembre construye Canal Once: el de la SOLIDARIDAD.

La idea es organizarnos, reunir todo lo que podamos donar y hacérselo llegar a hospitales, centros de salud, ONG's y escuelas de distintas localidades de la provincia.

"Un día para canalizar todo lo bueno que tenemos para dar", fue el primer objetivo que buscó Once por Todos.

Ropa, calzado, juguetes, pañales, alimentos, elementos de higiene, pero también tiempo, dedicación, compromiso y mucho amor para completar el círculo virtuoso.

Hoy podemos comprobar que la tarea en sí se visualiza un día de diciembre, pero se construye durante todo el año, tejiendo redes, hablando con la gente, fortaleciendo vínculos, buscando contactos... Además trabajando en la logística, aprendiendo métodos para ser más eficientes, estableciendo criterios de ecuanimidad para que el material recolectado sea distribuido con total transparencia.

La pantalla traduce la emoción cuando nos reflejamos en otros gestos que muestran voluntades que se juntan por algo bueno QUE NOS HACE BIEN? a todos.

Son cientos las manos que trabajan, confluyen, se entregan, se enlazan sobre la base de la solidaridad, ese valor que nos distingue como paranaenses, ratificando que no hay frontera política, religiosa o territorial que evite que la ayuda se concrete, para aportar aunque sea un poquito, al bienestar de una comunidad.

LO POCO ES MUCHO, más que un slogan de marqueting, una idea que nos invita a participar.

Este sábado desde el mediodía y hasta las 23 en la Sala Mayo del Puerto Nuevo de Paraná vamos a revivir nuestro encuentro solidario durante once horas.

Son muchos los que nos esperan en los hospitales "San Martín" y "San Roque" de Paraná; en el hospital "9 de Julio" de La Paz; en el de Santa Elena; en el hospital "General Francisco Ramírez" de Feliciano; en el hospital "Lister" de Seguí y en el hospital "San Miguel" de Bovril.

También todo lo que reunamos será distribuido a través de la ONG "Suma de Voluntades", el Centro de recuperación en adicciones "Casa Lázaro" y a las escuelas del Complejo Escuela Hogar de Paraná; a los roperos de las escuelas públicas y a los Centros Integradores Comunitarios Rurales de distintas localidades, en los departamentos Villaguay, La Paz y Paraná.

El Once por Todos está creciendo y el amor puesto en cada donación, en cada traslado, en cada bolsa o caja que se cierra y emprende su marcha, se multiplica cuando llega a destino.
"Cada uno sabe que lucha por algo que vale la pena"
Claudia Luero, organizadora, dijo que "somos un equipo de trabajo. Por estas horas la adrenalina que se vive en todo el canal es muy grande. Este año incorporamos los CIC, llegamos a las áreas rurales también. Esta semana los vecinos me regalaron un mate de Once por Todos y fue un mimo al corazón".

"Con el paso del tiempo se fueron incorporando un montón de ciudades porque a medida que íbamos creciendo el volumen de lo que llegaba nos avasallaba. No es ser solidarios por el solo hecho de ejercitar la solidaridad, tenemos que garantizar hacia dónde va, detrás de una mano que da y otra que recibe. Lo que hacemos es comprobar que hay una necesidad", remarcó.

Asimismo, indicó que "con la institución hospital lo teníamos garantizado, porque es el punto donde todos estamos o hemos pasado. A partir de allí buscamos fundamentos y el ida y vuelta. A medida que la gente nos conoce se acerca y pide ser beneficiarios".

"El primer año que Graciela, una de las participantes, estuvo, me llamó para decirme que con mucho esfuerzo habían comprado su camioneta 0km y que querían ponerla a disposición del Once por Todos. Desde ese día no nos abandonaron nunca más", relató.

Por otra parte, dijo que "el Hospital 9 de Julio de La Paz participa hace tres años, cuando nos encontramos con que hubo una creciente muy grande. Ellos prácticamente quedaron incomunicados. Hubo inundaciones pero también se desplazó la barranca y el hospital está al límite de eso. El director llegó al canal y nos dijo que necesitaba ayuda".

"Nosotros hemos aprendido. Son 14 años de aprendizaje con los voluntariados, las cooperadoras y las asociaciones, que son solidarios todo el año. No inventamos la solidaridad, la vimos. Primero decíamos: pasemos las 20 vecinales. Después empezamos a decir: pasemos las 40 y así. Hoy hay habilitados 100 puntos de recepción de donaciones, pero todavía faltan los clubes. Se habla de más de 150 puntos de recepción con una cantidad de gente que va a rotar por horas", señaló y contó: "una vez un kiosquero nos dijo que el canal había hecho el milagro argentino: es la primera vez que se invita a tanta gente a trabajar por tanto tiempo y lo hacen con alegría".

Sobre la clasificación de las donaciones, manifestó que "se etiquetan por sexo, edad, estación, en el caso de la ropa y los zapatos. Pedimos que sean en bolsas. Son momentos difíciles, a veces la gente donando una maquinita de afeitar dona algo esencial para un hospital. Nosotros también destacamos la colaboración de aquellos que se ponen a disposición para trasladar las donaciones desde los centros de recepción hasta la Sala Mayo. El primer año eran muy pocos vehículos. Lo importante para el vecino es que no deje de ir al punto más cercano".

Comentó que "hay un montón de empresas que se han sumado a colaborar. En los últimos cuatro años hemos hecho un salto cualitativo. Creo que tiene que ver con que hay sostenimiento del evento. El Once por Todos año a año tenía que hacerse, teníamos que estar y había que sostenerlo. La perdurabilidad, el objetivo, saber que lo que se impulsa tiene un para qué. Cada uno sabe que lucha por algo que vale la pena, que se necesita".

"Hay manos que nos ayudan a fortalecer el Once por Todos, nos dan un aval, como por ejemplo, Extensión Universitaria de UNER. El año pasado vivieron su experiencia contando pañales y este año organizan la sala. Lo mismo ocurrió con la UADER, con aquellos que forman enfermeros y quienes lo serán. Cada año se unen lazos", indicó.

Habló también de "Mi ropero solidario" y explicó que "los hospitales no tienen tanto lugar como para guardar ropa, por lo que nos comunicamos con las escuelas y propusimos armar un ropero solidario. El año pasado eran 11 escuelas, fue una experiencia muy linda. Cuando pensamos en el Complejo Escuela Hogar pensamos que daba para más. Hay colonias de vacaciones, talleres, unidades educativas. Ellos hoy van por una ayuda para el complejo, ya no por el ropero".

"Este años mandamos cartas a los legisladores. Hemos tenido buenas respuestas, no de todos. La Justicia no ha dicho presente. La hora de ayudar es el 8 de diciembre. También por primera vez participarán los Bomberos Voluntarios de Oro Verde, lugar donde también habrá puntos de recepción de donaciones", indicó.

Remarcó que "la actividad de los centros de recepción de donaciones inicia entre las 8 y las 9 y culmina a las 16.30. Ninguna vecinal va a estar recibiendo. Luego es la gran caravana de donaciones hasta Sala Mayo, donde habrá shows y comparsas".
"Todo lo que va llegando se divide en partes iguales para todos"
Stefanía Sepic, ordenador de sala, manifestó que "hace tres años que participo. El primer año estuve como beneficiaria con el grupo Servidores de María, donde juntamos algunas cositas para la parroquia de Hernandarias. Quiero destacar el trabajo que la gente hace desde la casa, como así también en clubes e instituciones. El etiquetado a nosotros nos facilita mucho al momento de ordenar. La Sala Mayo está dividida en diferentes sectores (alimentos, elementos de higiene, pañales, etc.) y todo lo que va llegando se va dividiendo en partes iguales para todos".

"Cada beneficiario tiene su lista de prioridades. Los CICs, por ejemplo, piden bicicletas, colchones, ventiladores y demás. Es todo muy organizado", resaltó.

Asimismo, dijo que "años anteriores hacíamos un gran sorteo, donde todas las cosas puntuales, como un televisor, una computadora, se ponían en un lugar y se sacaba un papelito para ver qué beneficiario se lo llevaba. Este año agilizaremos las cosas. Si llega una computadora vamos a llamar a los beneficiarios que se anotaron para adquirirla y hacemos un sorteo, pero cada tres o cuatro horas. Lo vamos a hacer en el momento".

Por otra parte, aseguró que "los pañales son oro. Casi todos los beneficiarios los piden y con uno que colaboren va a estar bien".
"Es algo que vivimos con mucha adrenalina"
Edgardo Olivos, Director del Hospital Lister de Seguí, señaló que "esta es la primera vez que somos beneficiarios, siempre colaborábamos con el Hospital San Martín. Es algo que vivimos con mucha adrenalina porque son 11 horas de mucho trabajo pero terminamos con mucha felicidad".

"Destacamos la transparencia, porque se ve. El seguimiento que tiene el hospital para saber a dónde están destinadas las donaciones. Hay muchas personas que necesitan, no solo los pacientes sino las familias que acompañan", dijo.
"La realidad que tiene un chico del campo no es la misma que de un chico de ciudad"
Marcelo Carrizo, del CIC de Nogoyá, opinó que "nosotros pertenecemos a un distrito que está a 27 kilómetros de Victoria. Rincón de Nogoyá es un distrito que tiene mucha población, tiene tres parajes. Hay zonas lugareñas en donde se necesita más que nada alimentos. Hoy en día hay mucha sequía, pero gracias a Dios cuando hubo temporal no tuvimos que evacuar gente. Queremos participar en Once por Todos para tener recursos. Ojalá no pase pero si pasa tendremos una opción".

"Nos enteramos por medio de una ejecutora, nos juntamos con Claudia y empezamos a participar. Estamos muy motivados para participar. Le pedimos a la gente que colabore, que lleve donaciones. Estaremos muy agradecidos", dijo.

Comentó que "hicimos una lista de prioridades e hicimos mucho hincapié en cobijas, colchones, leche, pañales. La realidad que tiene un chico del campo no es la misma que de un chico de ciudad. Ir a la escuela es un sacrificio que hacen. Se necesitan botas de goma, zapatillas, trajes de agua, todo es bienvenido".

"Lo que nosotros recibimos va a llegar a donde tenga que llegar. Armamos un equipo y está muy fuerte. Vamos a distribuir todo, le vamos a poner el pecho a la situación", finalizó.
"Hay muchas necesidades"
María Maidana, del Hospital San Martín, manifestó que "nuestros pacientes necesitan muchas cosas. Trabajamos con mucha energía. Hay muchas más necesidades. El hospital recibe gente de toda la provincia y los pacientes vienen con necesidades. Hay familias que se quedan semanas porque esperan a alguien internado en terapia".
"Se transmite el entusiasmo"
Blanca Zuriaurre, de Vecinal Parque Urquiza, remarcó que "nos incorporamos hace poco. Muchos vecinos querían donar y no sabían dónde. Ahora tienen un punto cercano, que es la plazoleta Sarmiento, al lado de la Escuela Centenario, en Alameda y Tucumán. Estamos asombrados del mecanismo de esta campaña tan enorme, tan bien sincronizada. Me emociona poder integrar esto, ver cómo se amplía año a año y cómo se transmite el entusiasmo".

Asimismo, dijo que "el parque está preparado para recibir donaciones desde las 8.30. Hay mucha gente ansiosa por donar, entre ellos jueces. Ellos no te dicen su profesión pero uno sabe. Van y donan, tienen deseos de ayudar. Principalmente darán ropa y zapatillas".

"Que todos los vecinos pasen por Alameda y Tucumán bien tempranito para dejar su donación", resaltó.
"Los vecinos confían en nosotros, que todo llega a la Sala Mayo"
Mónica Martínez de la Vecinal Ricardo Güiraldes contó que hace 14 años que participan en Once por Todos. "Estamos junto a los vecinos, que confían en nosotros que todo llega a la Sala Mayo. Vamos colocando los cartelitos desde bien temprano y comunicando que vamos a estar en Churruarín y Cepeda, hace 14 años que nos ubicamos ahí", mencionó.

"Ya tenemos gente que nos dona siempre: hay un costurero en nuestra zona que siempre nos acerca ajuares para los chicos, hay gente que nos lleva lavandina, detergente, en bidones grandes. Ya vienen y sabemos a qué hora van a acercarse, todos los años", aseveró.
"Once por Todos nos da satisfacciones muy grandes"
Graciela Cramaro colabora año a año con Once por Todos, con el traslado de donaciones. Pone a disposición su vehículo para tal fin. "Es muy satisfactorio, este año va a ser el octavo año como vehículo de traslado. Nos van llamando las vecinales, con algunos integrantes ya nos conocemos desde hace muchísimos años, tiene mi teléfono y me llaman diciéndome `vení Graciela que ya tengo carga`".

La mujer, profundamente emocionada, contó que Once por Todos le ha dado "muchas satisfacciones". Relató que el año pasado, en la caravana a Sala Mayo, "fui atrás de un vehículo a tracción a sangre. Y ahí uno se da cuenta que no importa cómo se llega a la Sala Mayo, ni en qué. Lo importante es la voluntad".

Rememoró que "desde el canal me llamaban y me decían, `Graciela y Luis, tienen que ir hasta tal lugar`. Y llegábamos con la camioneta, desde y desde la comisión vecinal nos hacen cordón, te cargan, te descargan el vehículo; es toda una satisfacción muy grande".

"Participa el que quiere colaborar. Yo en mi caso lo hago con mi camioneta, pero puede sumarse cualquier vehículo", recordó la mujer.
"El hospital San Roque necesita donaciones, como prioridad, de pañales"
Andrea Sebernich, de la Cooperadora Hospital San Roque, puso relevancia en "la suma necesidad de contar con pañales" en el nosocomio. La Cooperadora trabaja de 9 a 13, "somos un grupo y se brinda asistencia a la mamá que va a tener su bebé, y después al niño hasta los quince años. La prioridad son los pañales, leche en polvo, elementos de higiene personal (de la mamá y del niño), calzado cómodo, como pantuflas, chinelas, para la mamá que está cuidando al niño, a veces meses, e incluso años. Y cuando el niño está mejor y se comienza a levantar, también necesita calzado cómodo".
"La gente colabora todo el año con el San Roque; es muy grande la necesidad que tenemos"
Raquel Marcoantonio, desde la Cooperadora del Hospital San Roque, afirmó: "Con mucha alegría nos sumamos a participar. Agradecemos a la gente que durante todo el año nos ayuda, durante todo el año recibimos donaciones. Es tanta la cantidad de cosas que se necesitan, que es meritorio todo lo que dona la comunidad. Viene gente de toda la provincia, incluso desde las provincias de Corrientes, Misiones y Santa Fe".

"Muchos llegan con lo puesto, por un accidente o una emergencia. ¡Qué bueno es poder ayudarlos, tener los elementos para ayudarlos!", recordó.
"Los chalecos se confeccionan en la EET Nº 2"
Los chalecos son confeccionados en la Escuela de Enseñanza Técnica (EET) Nº2, de Paraná. "Hace muchos años me presentó a la escuela una persona que tenía a su nieta concurriendo a esa institución. Me dijo que hacían muy lindos trabajos Ella es Griselda Alba, es vecinalista y desde ese momento se decidió a participar en Once por Todos. Es de las manos que trabajan y que no nos abandonaron nunca", contó Claudia Luero.

Griselda Alba mencionó que junto a toda la familia se suman a Once por Todos. "Mis nietos preparan, todos los años, los juguetes para donar. Se incentivan un montón. Las otras nietas, las más grandes, cortaban tiritas para los chalecos", aseveró.
"Los vecinos colaboran con amor. Uno se lleva muchas experiencias lindas"
Oscar Ifran, vicepresidente de la Vecinal los Aromos, confió que por tercera vez colaborarán en Once por Todos, porque "hace bien hacer feliz a una persona". En este sentido, dijo que "las experiencias del porqué colaborar de otros, nos hacen sumarnos. Anécdotas como la del chico de la isla cuando va a la escuela, descalzo; la dureza de la persona adulta que trabaja en el campo, en condiciones que no son las adecuadas. Nosotros, que estamos acá, podemos darles una mano".

"Los vecinos colaboran con amor. Uno se lleva muchas experiencias lindas. El año pasado llegó a nuestra vecinal un hombre, de unos 70 años, en bicicleta de reparto. `Con mi señora preparamos ropa de gente adulta que no usamos más`, nos dijo, agregando que nunca pensaron que a la edad de la vida que tienen, iban a ayudar de esta manera. Esto es grandioso", aseveró.
"El año pasado se recolectaron casi 101.000 pañales"
Mariano Salusso, de la facultad de Ciencias Económicas, en Sala Mayo colabora con la contabilización de pañales. "Este es el segundo año que estoy. Desde el año pasado los pudimos distribuirlos por talle. En las reuniones previas que hemos tenido ha salido que los beneficiarios han tenido pañales durante casi todo el año. El año pasado se recolectaron casi 101 mil pañales", puso relevancia.

"La situación es difícil, pero las necesidades son importantes, por eso es importante sumarse y colaborar, ya sea con un pañal, un paquete o mucha más cantidad que pueda donar alguna empresa u organización. Todo es bienvenido", destacó.
"Galletitas, mermeladas, dulce de leche, leche, cacao, aceite, harina... todo es bienvenido"
Fernanda Ardaist, de Suma de Voluntades, apuntó: "Hace cuatro años que venimos siendo beneficiados. Nuestra prioridad son los alimentos no perecederos. Damos 1700 platos de comida por semana a barrios Antártida Argentina, Mosconi y San Martín y recorridas nocturnas (a gente en situación de calle y para gente que no cuenta con su cena todas las noches".

"A los chicos les brindamos la merienda todos los días, a hora, que se viene la época de colonia de vacaciones, que hay que reforzar un poquito más la merienda, por eso la necesidad de los alimentos no perecederos", destacó.

"Suma" trabaja "distribuyéndonos las actividades. Durante el año hacemos acompañamiento escolar, lunes miércoles y viernes hay grupos de personas que van a los barrios, donde damos la merienda además del acompañamiento escolar. Cada día hacemos recorridas nocturnas, Todos los sábados brindamos la comida en los barrios", expresó.

Galletitas, mermeladas, dulce de leche, leche, cacao, aceite, harina... todo es bienvenido.
La opinión de los panelistas
El periodista Sebastián Martínez, dijo que "a mí me sorprende toda esta movida todos los años. Me llama la atención la logística que tiene el lugar porque no es solo la donación y la solidaridad de la gente, sino que siempre hay voluntarios, colaboradores. Es increíble la transparencia que adquirió el evento, que solo puede organizarlo el canal de la ciudad. La gente confía en Once por Todos y da lo que no tiene a veces para ayudar. Hay un montón de maneras de ayudar y eso conmueve".

El panelista Mariano Kohan, señaló que "me da mucha impresión como la propuesta de un canal empezó a generar todo esto. Gente de toda la ciudad y de la provincia se enmarcan en un solo proyecto. Eso genera movilización de más y más gente en un clima de festejo y alegría, es una fiesta de la solidaridad. Son 14 años de dedicación, es tan importante la iniciativa como la constancia".

La periodista Ana Tepsich manifestó que está "súper movilizada" Dijo que esta será la primera vez que participará y que está "ansiosa" poder hacerlo. "Es impresionante la magnitud de lo que hacen, lo veo ahora por las imágenes. Tengo muchas ganas de ir, no he participado nunca. Se nota que lo pasan bien, aparte de trabajar. No sólo se colabora, sino que se la pasa muy bien. Este año voy a estar".

El conductor del programa, Sebastián Gálligo, expresó: "Son tiempos difíciles los que vivimos, pero más que nunca el compartir lo que tenemos con aquellos que más lo necesitan, es importante. Once Por Todos es, una oportunidad de aportar al bienestar del otro, y al propio, porque a lo largo de éstos años hemos comprobado que ... ¡AYUDAR HACE BIEN!"

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS