Sociedad

Aseguran que "El Delta es una zona de gran potencial"

El coordinador del Consejo Regulador del Uso de Fuentes de Agua, Eduardo Asueta, calificó como satisfactorias las políticas de ordenamiento hídrico que se llevan a cabo con la regularización de diques y terraplenes en el Delta entrerriano.
El coordinador del Consejo Regulador del Uso de Fuentes de Agua (Corufa), Eduardo Asueta, calificó, en diálogo con AIM, como satisfactorias las políticas de ordenamiento hídrico que, desde el organismo, se llevan adelante desde el año pasado con la regularización de diques y terraplenes en el Delta entrerriano. Además informó que la moratoria para que los propietarios de campos con terraplenes y endicamientos regularicen su situación, tiene un alto acatamiento y se extenderá hasta fin de año.

Al respecto, Asueta informó que la zona está en una "situación de colapso", ya que la instalación de obras de terraplenes de prevención de inundaciones, ha provocado, pese al resultado positivo, la afección del sistema hídrico y "aumentado el carácter inundable de otros predios que no están defendidos".

?¿De qué forma se trabajó a lo largo de estos años?

?Hemos trabajado con moratorias en las que hicimos obras paliativas para aquellos terraplenes que están funcionando mal o para apertura de cauces, en caso de que se hayan cortado. El acatamiento fue bastante bueno, ya que estamos en alrededor de un 70 por ciento. La moratoria se lanzó en el segundo semestre del año pasado, el primer semestre de 2018 y se volvió a prorrogar para fines de este año.


?¿Qué se necesita y qué se ha logrado?

?Necesitaríamos incorporar más tecnología para medir y tomar decisiones con fundamento, porque decidir sobre el impacto hidráulico de una zona es bastante complejo. No obstante hemos trabajado mucho en esta idea de ordenar el territorio y avanzado en conflictos puntuales de forma consesuada. Por otro lado hemos logrado cambiar el uso del suelo, hemos logrado el desarrollo de modelos productivos sustentables. Algunos particulares asumieron mediante convenios migrar a este tipo de agricultura, que implica la no utilización de agroquímicos.

Proyectos más complejos

Por otra parte, Asueta aseguró que, a futuro, se tiene la intención de instalar en la zona una dirección Departamental Hidráulica, y también de formar un consorcio hídrico en el departamento Islas del Ibicuy, donde Federación Agraria, productores agremiados y la Sociedad Rural han participando activamente. Este proyecto permite problematizar, tener información rápida, encontrar soluciones y lograr consensos ante lo que afecta la dinámica hídrica del departamento. Todavía falta que ese consorcio se comience a vincular mejor con el Estado provincial para promover distintos tipos de obras necesarias para mejorar la dinámica hídrica.

?¿Hay alguna obra similar en este sentido?

?También se armó el consorcio del Clé, compuesto por 70 productores con los que se está trabajando para cerrar el proyecto de limpieza del arroyo Clé, con el que va haber un impacto de recuperación de 80 mil hectáreas que hoy se encuentran en situación de subdesarrollo, debido a las crecidas recurrentes. El suelo ha tenido una erosión muy grande, con un aumento de la cantidad de sedimento en el cauce, que hace rebalsar el agua fácilmente provocando inundaciones con cada lluvia. El suelo del Clé es uno de los mejores suelos del mundo. Está ubicado en la zona del pre Delta.

?¿Y cómo son los suelos del Delta?

?Son muy delicados y frágiles, por lo cual se puede discutir hasta el carácter viable de una zona de defensa. Son algo así como una esponja húmeda que, cuando se seca, se deprime y comienza a emerger la sal que está ubicada en el subsuelo, volviéndolo improductivo. Se trata de un territorio que hace mucho tiempo estuvo cubierto por el agua del mar.

?¿Qué le hace falta actualmente a la zona del Delta?

?Está haciendo falta un proyecto general de aprovechamiento productivo sustentable. Hasta ahora sólo hay un análisis situacional de un informe realizado a través de una consultora y financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que nos da un pantallazo de lo que tenemos, pero no de lo que se puede hacer. También tenemos que pensar en modelos productivos y un régimen de uso del suelo acorde con integrar la dinámica del suelo con la hídrica. El Delta es una zona de gran potencial, pero se le debe prestar un poco más de atención.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS