Sociedad Convivencia y mediación

El rol de los mediadores en conflictos vecinales: "Lo que falta es la escucha"

La Doctora María Cichero, del Centro de Mediación Penal, explicó a El Ventilador en qué momento intervienen los mediadores y cómo se realiza la conciliación entre las partes en conflicto.
Video: El rol de los mediadores en conflictos vecinales: "Lo que falta es la escucha"
Buscar ayuda frente a situaciones problemáticas de convivencia entre vecinos es una opción saludable y acertada. Y una alternativa para solucionar esas diferencias es la mediación comunitaria.

Se trata de una herramienta voluntaria que convoca a una tercera persona que cumpliendo lo que podría compararse con rol de árbitro, interviene y asiste a las partes para concretar una conciliación.

Sin la necesidad de contratar un abogado y sin tener que pasar por el mostrador de Tribunales, el mediador facilita el diálogo entre los afectados, los escucha y los asiste tratando de gestionar una solución consensuada y mutuamente satisfactoria. Al respecto, La Doctora María Cichero, del Centro de Mediación Penal, explicó a El Ventilador el programa que se emite por Elonce TV que, los mediadores, "intervenimos cuando ya está la brasa encendida".

"Empezamos en 2014, con el cambio del Código Penal, que pasó a ser un código de corte acusatorio y se incorpora la mediación penal. Desde ese momento hasta la fecha tenemos 4550 legajos, es decir denuncias remitidas por Fiscalías, de denuncias remitidas por particulares hechas en Fiscalía o en comisaría.
De esa cantidad, hemos mediado en 2000 casos con acuerdo, es decir que la mitad se ha resuelto positivamente. De los 4450, fueron negativas solo 140, es decir que no se llegó a un acuerdo como las partes querían. Es un porcentaje muy alto que nos permite decir que el proceso de mediación penal es una herramienta de pacificación social".
"Hay un abanico muy grande de delitos en los que se puede mediar, muy poquitos quedan afuera. De eso tenemos mucha conflictividad con vecinos. Nos hemos acercado a los barrios, ofrecemos charlas, para que haya acceso a la justicia por parte de la gente; hay casos de gente en situaciones muy vulnerables o que se les dificulta asistir a Tribunales. Nosotros intervenimos cuando ya el problema devino en un delito". En tanto dijo que los problemas barriales comienzan "con miradas, malos gestos, ruidos, es decir problemas más domésticos, luego escala a situaciones donde deviene el delito, con la amenaza, las lesiones hasta con arma de fuego, la violencia va escalando si uno interviene".

"Que se junte un grupo de vecinos para expulsar a una persona o una familia, es una situación límite y violenta, que demuestra también el coraje de la gente de poder hablar el problema", destacó.

Añadió que "al ser tan nuevo el Instituto, es distinto todo esto: las citaciones son voluntarias, son invitaciones a mediar, la gente ve que no se va con la fuerza pública a buscarlos. Si se reúnen las partes que se denunciaron es porque quisieron y eso, nosotros lo destacamos".
Respecto de las usurpaciones, que son un delito, dijo: "Usurpan un terreno y comienzan a construir, y en vez de proceder al desalojo, invitamos a mediar. Se cita primero al denunciante, luego al denunciado, y por lo general quieren reunirse en un cara a cara, para charlar y ponerse uno en el lugar del otro, y arreglan muchas veces, con el pago en cuotas del terreno".

"Lo ideal es que la mediación sea cara a cara, nosotros somos por encuentro, es el ámbito en donde uno se puede poner en el lugar del otro, pueden escuchar. No obstante, hay algunas situaciones en las que la gente puede optar, por reglamento, entre verse o no. Se puede hacer una mediación conjunta o suscribir el acuerdo por separado, es una opción, una elección, no lo hacemos cotidianamente pero si la parte quiere, sí", informó Cichero.

Asimismo añadió: "Se ha naturalizado la violencia y en muchas situaciones, desde las escuelas se propone que los chicos dejen la escuela, el victimario se queda y es estigmatizado por el resto, son chicos que sufren, el que se queda porque se queda, y el que se va, porque se va. Estamos abordando desde nuestro trabajo esta arista, yendo a las escuelas a capacitar, para darle a los equipos directos herramientas de mediación, porque, en realidad lo que falta, es la escucha". (Elonce)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS