Sociedad Presunta mala praxis

Marcharon para pedir por el esclarecimiento de la muerte de una niña

En Concepción del Uruguay se concretó la marcha para pedir por un rápido accionar de la Justicia y esclarecer así las causas por las que falleció Catalina De Gracia. Participaron familiares acompañados de numerosos vecinos.
En Concepción del Uruguay se llevó a cabo anoche la marcha, convocada por los familiares de Catalina De Gracia, la niña fallecida el 18 de noviembre de 2017, en reclamo por la lentitud del accionar de la Justicia y para que se sepa la verdad sobre la causa de muerte de la pequeña.

La niña falleció luego de un cuadro febril en el Hospital Justo José de Urquiza. Las circunstancias del hecho no fueron totalmente claras y es por eso que sus padres iniciaron una instancia penal para establecer los motivos del fallecimiento a través de la Justicia.

La causa está en manos de la fiscal Gabriela Seró, quien, luego de una serie de dilatados informes de peritaje de autopsia, se encontraría en condiciones de avanzar en la causa.
La demanda fue presentada el 18 de agosto en busca de determinar la responsabilidad de lo actuado en el nosocomio por los médicos que atendieron a Catalina.

Los manifestan
tes se concentraron en la intersección de 9 de Julio y Juan Perón para girar luego en torno al principal paseo, de forma respetuosa, con una gran pancarta en demanda de justicia.

Así se marchó hasta el edficio de los Tribunales, donde hicieron uso de la palabra los papás de Cata: Florencia Caminos y Cristian De Gracia, quienes dieron cuenta de su padecimiento al ya no tenerla, solicitando a las autoridades judiciales un rápido accionar y la imputación a los responsables.

Su pedido fue ratificado con un encendido reclamo de justicia, por parte de los asistentes, y un cerrado aplauso en apoyo a la familia, quien, a su vez, agradeció el acompañamiento, respaldo y recuerdo hacia su pequeña hija.

Los padres de Catalina, Florencia Caminos y Cristian De Gracia, comentaron que durante cuatro días seguidos llevaron a la niña de tan solo 5 años a la guardia del Hospital con un cuadro febril y no consiguieron darles un diagnóstico acertado.


"La fuerza que tenemos es para seguir luchando, y peleando con esta justicia, que no sabemos de qué lado está. Hay pruebas suficientes para imputar a los médicos que la atendieron a Catalina", dijo su mamá Florencia Caminos.

Por su parte, Cristina De Gracia solicitó a la justicia mayor celeridad de la causa, "porque se sienten que estamos como desde el primer día".
El caso y el relato detallado de los padres de Catalina

Los padres de la pequeña Catalina, Florencia Caminos y Cristian De Gracia realizaron un relato detallado de cómo se sucedieron los hechos hasta el fatal desenlace.

Fue la mamá quien contó que "todo comenzó el día martes 14 por la mañana cuando Catalina manifiesta un dolor de panza y náuseas. A la tarde comienza con picos de fiebre y cuando la controlamos comprobamos que tiene entre 39 y 40 grados de temperatura. La llevamos a la guardia del hospital ese mismo martes donde la atienden por guardia y me manifiestan que tiene un poco roja la garganta, que su panza estaba blanda y que le suministre Ibuprofeno cada 8 horas. En esa oportunidad fue atendida por una Dra. de guardia que nos dijo que había esperar 48 horas para ver si se manifestaba algo más.

El día miércoles a la mañana le mandamos un watsap a su pediatra la Dra. Cecilia Morel donde le solicitamos si puede atender a Catalina donde le comentamos que no le bajaba la fiebre y tampoco tenía apetito. Cecilia contesta que no estaba en la ciudad y que hasta la semana próxima no volvía.

Volvemos nuevamente al hospital el miércoles a la tarde porque veíamos que la fiebre no bajaba y seguía alta, también seguía inapetente y su estado general no mejoraba. Es otra médica la que nos atiende y nos manifiesta que hay que esperar 48 horas y que siga con el ibuprofeno y dieta y que era normal que no comiera por su estado febril.

El jueves a la tarde vuelvo al hospital porque tenía 39.7 de temperatura y ya no comía nada. Nos atiende otra Dra. la cual nos repite lo mismo que los anteriores. En ese momento entra el Dr. Calivari y dice que por el color que tiene la nena estaba anémica. Por lo que ordena que se le realicen análisis de sangre en el mismo laboratorio del hospital.

Cuando Calivari ve los análisis le llama la atención el alto grado de anemia que tenía la nena y nos sugiere que se lo digamos a su pediatra. Le decimos que su pediatra no se encontraba en la ciudad y entonces ordena una serie de análisis más que son urucultivo, sedimentos de orina y placa de torax. La placa se la hacemos en el hospital y los otros estudios en el laboratorio de calle Galarza.

La noche del mismo jueves siendo la medianoche volvemos al hospital porque no le bajaba la fiebre donde otra médica de guardia le suministra un inyectable para bajarle la fiebre y que al otro día le hagamos los estudios ordenados por Calivari.

La fiebre nunca bajó, siendo el viernes por la mañana cuando realizamos los estudios en el laboratorio antes mencionado.

En el laboratorio manifestamos que el de sedimento necesitábamos los resultados urgentes para descartar una posible infección urinaria.

Volvemos al hospital para hacerle la placa y la pediatra de guardia nos dice que la placa muestra que tenía mucho moco en sus pulmones y que se descartaba la infección urinaria.

Entonces nos receta el jarabe Macromax para eliminar ese moco y que le diéramos 5 miligramos cada 24 horas. Le dimos el jarabe a la tardecita noche y notamos que su cuerpo empezó a cambiar de color y se le estaban poniendo moradas las manos y sus labios y su cuerpo estaba frío. Le mando una foto a su pediatra diciéndole que estaba preocupada por cómo estaba y no me respondió.

Decidimos llevarla al hospital y como estaba llena la guardia decidimos llevarla a la maternidad para que alguien la vea rápido.

En la maternidad le cuento los hechos a la pediatra que estaba de guardia en ese momento quien al verla nos dice que hay que internarla a Catalina y que tiene un virus.

Que allí no podían internarla porque no tenían internación. Que ella misma se encargaba de llamar al hospital pero que a la nena había que internarla.

Así que la llevamos al hospital y la pasaron a observación, le querían sacar sangre y poner suer,o pero no podían porque no encontraban sus venitas. Nos informan que tenían que derivarla que podía ser Paraná o Concordia y que su cuadro era grave. Nos sacan de la guardia porque le iban a hacer una ecografía y más análisis. A los 10 minutos sale la médica y nos dicen que hay que trasladarla. Que nos vayamos a casa y organicemos que había que salir de urgencia. Hicimos eso y cuando estábamos volviendo al hospital me llama una de mis hermanas y nos avisa que vayamos.

Cuando llegamos nos llevan a una sala y nos informan que había fallecido por un paro y que había fallecido por una pericarditis. Dicen que le pincharon su corazón y salía agua según nos dijo la doctora que la había atendido el viernes"
.
Fuente: La Calle/La Pirámide/03442

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS