Sociedad "Pulmones negros"

Greenpeace puso máscaras de oxígeno a monumento para alertar sobre contaminación

En el barrio porteño de Caballito, la organización ambientalista colocó una máscara de oxígeno al monumento del Cid Campeador y a su caballo para alertar sobre la calidad de aire que se respira en la Capital Federal.
Greenpeace llegó al centro geográfico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el barrio de Caballito con el mensaje: "En Buenos Aires, pulmones negros". Al colocar una máscara de oxígeno al monumento del Cid Campeador y a su caballo, alertaron a los ciudadanos sobre la calidad del aire que se respira en la ciudad luego de realizar un estudio junto a vecinos porteños.
Los resultados del estudio, indicaron que en algunas localidades la contaminación del aire duplicó los valores establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por ende quienes transitan en CABA están expuestos a la inhalación de tóxicos perjudiciales para la salud.

Según Laura Vidal, coordinadora de la campaña de contaminación de aire de Greenpeace, "12 barrios están expuestos a tóxicos dañinos para la salud, entre los más contaminados, Caballito. Es por eso que decidimos llegar hoy al centro geográfico de la ciudad para exigir aire limpio ya. Los vecinos están respirando contaminantes, producto en su mayoría de las emisiones de los colectivos. Necesitamos que el gobierno asuma el compromiso de trabajar en una transición rápida hacia un transporte público a base de energías limpias".

Entre los barrios más contaminados se encuentran: Caballito, Barracas, Recoleta, Balvanera, Parque Chacabuco, Villa Crespo, San Cristóbal, Belgrano, Villa Lugano, Flores, Villa Devoto y Retiro.
El estudio se realizó en el marco del proyecto de Ciencia Ciudadana de la organización ambientalista. Cada muestra permitía medir la exposición del gas Dióxido de Nitrógeno (NO2), compuesto por una mezcla de sustancias que salen de los caños de escape de los vehículos que funcionan a gasoil, como los colectivos.

El NO2 está asociado a la mortalidad prematura de cuatro millones y medio de personas anualmente en el mundo. Respirar este tóxico podría provocar enfermedades respiratorias como asma, bronquitis, neumonía, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), cáncer, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares (ACV).

La OMS, consciente de la contaminación del aire en las grandes urbes, establece una medida límite de un promedio anual de 21 ppb (partes por billón) de NO2 como parámetro actual para proteger a las personas de los efectos nocivos de este gas. Sin embargo, según el estudio, el 40% de las muestras distribuidas en distintos puntos de la ciudad superaron los valores establecidos por la OMS.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS