Sociedad Paradojas del destino

La autovía emblema de la gestión de De la Sota fue el escenario de su muerte

El ex gobernador cordobés murió en una ruta a la que calificaba de "trágica" antes de que fuera autovía. El año pasado, ya modernizada, había pedido aumentar la velocidad máxima por los riesgos de accidentes.
El "Gallego" José Manuel de la Sota fue un líder político sumamente carismático, de raíces peronistas, con potencial para competir por la Presidencia de la Nación y que terminó perdiendo la vida esta noche a los 68 años, después de chocar con su camioneta en la autovía que siempre añoró construir. Nacido en Córdoba capital el 28 de noviembre de 1949, De la Sota falleció a la altura del kilómetro 782 de la Ruta Nacional N° 36, en cercanías de la localidad de Altos Fierro, en una colisión que involucró al vehículo que conducía, de marca Volvo, y a un camión con acoplado: el dirigente justicialista chocó por detrás al rodado de mayor porte.

El "Gallego", como se lo conocía especialmente en su terruño, fue tres veces gobernador de Córdoba, también se desempeñó como senador nacional, embajador en Brasil y se constituyó en un hombre clave del Partido Justicialista (PJ) provincial que terminó por vencer al radicalismo en su bastión del centro del país luego de varios intentos frustrados. De la Sota compitió por la Gobernación cordobesa en 1983, 1987 y 1991, elecciones en las que perdió primero frente a Ramón Bautista Mestre y luego, en dos ocasiones, con Eduardo Angeloz, hasta que finalmente logró imponerse en los comicios de fines de 1998, acompañado por Germán Kammerath en la fórmula.

En esa ocasión, hace 20 años ya, superó a Mestre en las urnas y consiguió quebrar la hegemonía radical en Córdoba, para luego triunfar nuevamente en 2003 y 2011.

Formó pareja estable en tres ocasiones a lo largo de su vida, con Silvia Zanichelli, Olga Riutort, de quienes se divorció, y Adriana Nazario, con quien convivía actualmente. En la actualidad, se sentía con potencial para competir por la Presidencia de la Nación, aunque terminó perdiendo la vida en un trágico accidente de tránsito en la autovía que une Río Cuarto con Córdoba capital y que siempre añoró poder construir: hace unos pocos meses se había inaugurado.
Ese tramo de la Ruta Nacional N° 36 se trataba de una verdadera obsesión para De la Sota y se había constituido incluso en un emblema de su última gestión como gobernador.

Como una paradoja, en diciembre de 2017, De la Sota escribió un tweet en el que pidió aumentar la velocidad máxima de la ruta 36, que actualmente es de 100 km/h.La autovía de la Ruta 36 fue la obra más importante de su última gestión. Casualmente encontró la muerte en el pavimentó que él mismo ordenó construir, trabajos que impulsó como gobernador en 2012.

Durante la campaña de 2007, había prometido unir Córdoba-Río Cuardo con una doble vía segura. Por ello, al asumir, estableció la Tasa Vial que le permitió recaudar fondos por cada litro de combustible que se cargaba en la provincia y de esta forma inició la construcción de la autopista. La obra demoró cinco años y quedó inaugurada en octubre de 2017.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS