Sociedad Se lanzaron a la aventura

Pareja con cáncer venció sus miedos y se levantó: "Vinimos al mundo a vivir"

Agustín y Blanca decidieron que era tiempo de vencer sus miedos a los aviones y animarse a recorrer algunos lugares. Su primer viaje fue a Francia y desde entonces, no pararon. Su increíble enseñanza.
Al escuchar el diagnóstico de su marido, Agustín, Blanca quedó petrificada. Cáncer, dijeron, y así, en un segundo y con esa simple palabra, el año 2009 marcó el comienzo de una nueva historia.
La primera reacción en su entorno íntimo fue de desesperación. Luego, decidieron que era tiempo de abandonar el llanto y acompañar a Agustín con entereza. "No es el camino", se dijeron mirándose a los ojos, "Con esta actitud lo estamos dejando solo". Y así, con un optimismo renovado, afrontaron juntos el desafío de ganar aquella batalla.
Agustín tenía un tumor en el riñón derecho que le extirparon exitosamente. "A los 15 días le festejamos un cumpleaños inolvidable", recuerda Blanca, "Después del tratamiento todo parecía marchar de maravillas y nuestra vida regresó a una cierta normalidad", dijo a La Nación.

El año 2010 llegó calmo y, sin embargo, Blanca sentía que algo en ella no estaba bien. Siguiendo aquel instinto, concurrió al ginecólogo, quien le dijo que sus estudios arrojaban resultados normales y que, seguramente, su malestar proviniera del susto que le había provocado el cáncer de su esposo. No conforme con aquellas conclusiones, Blanca decidió cambiar de médico y, para octubre, encontraron que tenía un tumor en el endometrio.

"Cuando tuve el diagnóstico en mis manos, sentí que la tierra se había abierto bajo mis pies", revela, "Quedé suspendida y lloré. Luego llamé a mi hija y le conté. Del otro lado hubo silencio por varios segundos, hasta que me dijo: mami, vas a poder con esta historia. De igual manera reaccionaron mi hijo y mi nuera. Mi marido, que tampoco tenía dudas de que podía dar pelea, estaba totalmente confundido con todo esto que nos estaba sucediendo a ambos".
"No sabemos cómo seguirá nuestra vida, lo que sabemos es que al cáncer no le será fácil vencer nuestras ganas de vivir" "No sabemos cómo seguirá nuestra vida, lo que sabemos es que al cáncer no le será fácil vencer nuestras ganas de vivir".
El miedo a morir
Los tres hermanos de Blanca, que vivían lejos, viajaron para la operación, una actitud que la emocionó y la fortaleció profundamente. El procedimiento había salido bien, pero aquella efímera alegría se extinguió unos meses más tarde, cuando a su marido le encontraron metástasis en su pulmón, lo que les provocó una gran decepción y nuevas amarguras. "Entonces sí tuve temor a que muera", revela Blanca.
Los años pasaron con dificultad y altibajos. Días de cirugías, quimioterapias, pastillas y permanentes cambios de medicación. "Y para mi sorpresa, el año 2016 me esperó a mí con tres tumores en la mama derecha, más cirugías, rayos y quimio", explica Blanca conmovida, "Hasta el día de hoy sigo con ese tratamiento".

El panorama era desolador y la tormenta parecía no querer calmar. Y mientras ella batallaba con todo el coraje posible, al amor de su vida, a su querido Agustín, que apenas sí se estaba recuperando de las metástasis en el pulmón, le detectaron nuevos nódulos en el riñón. Entonces devino el caos, más intervenciones, nuevos temores y más quimioterapias.
De pronto, el miedo a morir se había apoderado de ambos. Y, sin embargo, algo increíble sucedió en sus vidas.
Vencer los miedos
"Con mi marido siempre nos amamos mucho", cuenta Blanca emocionada, "De pronto, nos dimos cuenta de que nos había tocado enfrentar juntos esta enfermedad y que el desafío nos había unido más aún. Entendimos que cada día de la vida debíamos luchar juntos por mirar al cáncer a los ojos sin miedo y darle batalla. Y en esta travesía, en este reto inexplicable, un día nos levantamos cambiados, sintiendo que habíamos crecido en todos los sentidos de la palabra. Sucedió que, en un acuerdo de amor, juntos modificamos muchas cosas, hábitos y actitudes ante la vida. Hemos aprendido a disfrutar de cada día como si fuera el último, a no anteponer el valor de lo material y a salir a ver el mundo como jamás lo habíamos hecho".
Con esta revelación, Agustín y Blanca decidieron que era tiempo de vencer sus miedos a los aviones y animarse a recorrer los maravillosos rincones de esta Tierra. Su primer viaje fue a Lourdes, Francia; a partir de esa experiencia inolvidable, no pararon, publicó La Nación. Desde entonces, entre tratamientos y cada vez que su físico se los ha permitido, se subieron a barcos, se adentraron en mares, bucearon, escalaron pirámides y aprendieron a gozar al extremo de un simple paseo bajo la lluvia. "Hoy, con 63 y 66 años nos hemos vuelto dos auténticos aventureros y nos divertimos mucho", afirma Blanca con una sonrisa, "Hemos viajado tanto como nunca imaginé. Allí, en otros lugares, nos confundimos con la gente que no sabe de lo nuestro y la pasamos increíblemente bien".
Canción para vivir
Y con una paz inquebrantable en su rostro, Blanca cambia su tono y se serena. Todo lo que a ella y a su marido les ha tocado y les toca vivir no ha sido fácil y por ello su deseo es enfatizar también en la cuestión de la prevención y el seguimiento de una enfermedad tan dura: "Hay que tener fe, pero es muy importante no evadir ni un solo control y ningún estudio médico", dice seria para luego recuperar su anterior alegría.

"Y no hay que olvidarse de que vinimos al mundo a vivir, algo que agradezco al cielo cada mañana. Mi marido y yo pasamos varias veces por la misma situación. La última, se trató de asumir algo aprendido y así vencer los miedos. Lo que no te mata te hace más fuerte. Dios sabe cuánto más estaremos juntos con Agustín. Nosotros sabemos que más allá de la eternidad siempre estaremos unidos. Ya cumplimos 47 años de casados, tenemos dos hijos, dos nietos y el resto de los días que nos queden para vivir y amar. Yo solo puedo decir: gracias. No sabemos cómo seguirá nuestra vida, lo que sabemos es que al cáncer no le será fácil vencer nuestras ganas de vivir", concluye Blanca conmovida.

Y Agustín, que es cantautor, ha escrito música para ambos y para el mundo. Él expresa sus emociones y su testimonio a través de Su canción para vivir.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS