Sociedad Atacada por denunciar

La nueva testigo dijo que María Cash habría estado con vida hasta 2013

La mujer, que fue atacada tras denunciar al Servicio Penitenciario Federal, presentará un diario íntimo para ratificar sus dichos. Aseguró que su esposo y otros miembros de la fuerza llevaban mujeres, y las drogaban para prostituirlas.
Siguen surgiendo revelaciones en la causa por la desaparición de María Cash después de que una testigo denunciara a una banda del Servicio Penitenciario Federal como los presuntos autores del secuestro y muerte de la joven diseñadora. Esta mañana se espera que la mujer, que ahora tiene protección del Estado, ratifique sus dichos en el Juzgado Federal 2 y presente, además, un diario íntimo que sería clave para probar su denuncia.

La testigo estuvo "presa" en su propia casa de la ciudad de Campo Quijano, en Salta, hasta octubre de 2013, cuando la rescataron de la situación de esclavitud y cautiverio a la que la tenía sometida su propio esposo. En su declaración, aseguró que tanto él como otros miembros de la fuerza traían mujeres a ese lugar y las tenían encerradas y drogadas, para prostituirlas.
La mujer fue torturada por tres hombres después de denunciar al SPF. (El Tribuno).

Una de esas mujeres, sostuvo la testigo, era María Cash. "Es más, su hijo mayor, hoy de 17 años, tiene en su memoria la misma información pues él, en ese entonces de 10, era el encargado de llevarle agua a las muchachas", señaló a El Tribuno su abogado, Sergio Chiericotti y reveló: "En el año 2013 ella dio aviso a la Justicia. Si se hubiese buscado a esa mujer en Campo Quijano quizá estaría hoy con vida, porque de lo que surge de lo relatado por mi clienta, María Cash habría sufrido una muerte seca".
"Puede haber un antes y un después, es todo lo que puedo advertir de esta situación que se ha planteado", remarcó el abogado. La mujer fue dada de alta en las últimas horas del hospital San Bernardo, donde se encontraba internada desde el miércoles, cuando tres hombres irrumpieron en su casa y la atacaron.

"Ella reconoció a su exesposo y dijo que la ahorcaron, la drogaron con cápsulas y luego le tatuaron el cuerpo con leyendas como 'el macho siempre gana'. Las peores lesiones las recibió en la cabeza; sufrió al menos 7 u 8 golpes, posiblemente culatazos, que la ensangrentaron entera", recordó. La agresión se dio unos días después de que la testigo viajara a Buenos Aires para presentar su denuncia.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS