Sociedad Las tumbas de los caídos

Estudiantes llegaron a las Islas Malvinas para nombrar la tumba de un héroe

Estudiantes de nivel secundario de la localidad bonaerense de Balcarce llegaron a las Islas Malvinas para nombrar la tumba que contiene los restos del héroe riogalleguense José Honorio Ortega.
Estudiantes llegaron a las Islas Malvinas para nombrar la tumba de un héroe
Foto: Estudiantes llegaron a las Islas Malvinas para nombrar la tumba de un héroe
Crédito: Télam
Estudiantes de nivel secundario de la localidad bonaerense de Balcarce llegaron este sábado a las Islas Malvinas para nombrar la tumba que contiene los restos del héroe riogalleguense José Honorio Ortega, cuya identidad pudo ser definida a través de una investigación del veterano de guerra Julio Aro.

Se trata de 14 jóvenes del colegio nacional N° 3 Carmelo Sánchez, que resultó ganador del proyecto Mis Huellas en Malvinas promovido por la Fundación No me Olvides, que integra Aro.

A través del Proyecto ADN, Aro contribuyó a ubicar e identificar, entre otros, el lugar de los restos del héroe riogalleguense José Honorio Ortega.
La Fundación No Me Olvides es la impulsora de la investigación y el proyecto de realización de exámenes de ADN para identificar a los 123 caídos argentinos sepultados en el cementerio de Darwin, en Malvinas.

La misión de los alumnos es acompañada además por el veterano de guerra Daniel Cucci y la profesora de historia Mariana Rodríguez, quienes llegaron con el contingente a Malvinas hoy a las 14, tras pernoctar en Río Gallegos, donde participaron de un agasajo comunitario.

En la capital santacruceña fueron recibidos por la representante de la Fundación, Rosalinda Godoy, y por la Asociación Centro de Veteranos de Guerra José Honorio Ortega, para participar de una charla-debate en el Complejo Cultura Santa Cruz.

La gobernadora de Santa Cruz Alicia, Kirchner, junto al vice gobernador Pablo González, dio la bienvenida a la delegación y le agradeció el trabajo realizado.

Próximo a partir hacia el territorio argentino usurpado por el Reino Unido, Aro compartió con Télam que "cada viaje a Malvinas es diferente. Uno allá se enamora y, luego de esa experiencia, ya no es la misma persona. Lo importante es poder ponerse en el lugar del otro".

Luego de la charla-debate, los padres del soldado santacruceño, Sonia y José Ortega, compartieron una cena con los jóvenes en la que les contaron historias de su hijo, que tenía la misma edad que ellos cuando partió a la guerra, y les agradecieron que trabajen por la causa Malvinas.

Cucci expresó que "la emoción es muy fuerte" al volver al archipiélago luego de aquellos días de 1982: "Mi deuda ahora es poder volver con mis dos hijos, de 21 y 24 años", dijo a los presentes.

Godoy consideró que "recibir en esta casa a estos jóvenes es un orgullo, una satisfacción que nos da la pauta de que todo el trabajo humanitario que se llevó adelante nos sigue dignificando. Esta realidad nos da esperanza para el camino a la paz, como dice el lema de esta fundación".

Los alumnos, que realizaron actividades solidarias durante más de un año en su comunidad de Balcarce, permanecerán en Malvinas hasta el próximo sábado, estadía durante la cual pondrán "de manera simbólica" el nombre del soldado santacruceño en el lugar donde descansan sus restos.

El proyecto para la recuperación de las identidades de los combatientes caídos tomó forma en 2008, cuando Aro y otros veteranos viajaron a Londres para intercambiar experiencias con excombatientes británicos, para poder ayudar a otros compañeros, reseña la Fundación en el sitio http://nomeolvides.org.ar/proyecto-adn/.

El último día de la visita, el coronel británico Geoffrey Cardozo entregó un sobre a un ex combatiente argentino y le dijo: "ustedes sabrán qué hacer con él", relata.

Cuando volvieron, hicieron traducir los documentos y en base a ellos realizaron el mapa del cementerio de Darwin, con los datos que habían sido recabados por ese militar inglés encargado de recoger los cuerpos en el campo de batalla, registrar las pertenencias que tuvieran entre sus ropas y darles sepultura.

Los soldados argentinos no tenían chapas identificatorias pero sí cartas y otros elementos que figuraron en este informe, y dieron muchos indicios para poder saber quién estaba enterrado en varias tumbas.

Una década después, la identificación fue llevada finalmente a cabo por el Equipo Argentino de Antropología Forense con la asistencia de la Cruz Roja Internacional. (Télam)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS