Sociedad Complicado en España

Ponzio recurrió al reconocido abogado que consiguió el indulto de Messi

El jugador de River tiene como asesor a Juan de Dios Crespo. Al volante lo señalan como un partícipe principal en el supuesto soborno del partido Zaragoza-Levante. disputado en 2011.
Las noticias que le llegan desde España no son buenas para Leonardo Ponzio. El capitán de River, uno de los 42 involucrados en el supuesto arreglo del partido entre Levante y Zaragoza, disputado en 2011, tendrá que ir a declarar al Viejo Continente ante la titular del juzgado de Instrucción número 8 de Valencia, Isabel Rodríguez. Está acusado de participar de modo directo en el presunto soborno de los futbolistas del Levante para evitar el descenso del Zaragoza.

Contará como asesor con un abogado especialista en cuestiones deportivas. Se trata de Juan de Dios Crespo, el mismo que colaboró con el departamento legal de la AFA cuando Lionel Messi fue sancionado por cuatro fechas en las Eliminatorias. Con su intervención, el letrado logró reducir la pena. También facilitó la salida de Neymar del Barcelona rumbo al París Saint Germain. Y asesoró a la Federación Peruana en el caso de doping de Paolo Guerrero. Esta vez, Crespo fue contratado por el Zaragoza, que ahora participa en la Segunda División.
Hay otros dos argentinos involucrados, que también jugaban en el club aragonés. Se trata del arquero Leonardo Franco (hoy Director de Relaciones Externas de la Sociedad Deportiva Huesca) y de Nicolás Bertolo (actual mediocampista de Banfield).
De todos modos, la situación de Ponzio es más compleja. El fiscal anticorrupción Alejandro Luzón le señala un rol central en la querella. En su presentación indica como partícipes principales a Agapito Iglesias -presidente del Consejo de Administración del Zaragoza-, a los consejeros Francisco Javier Porquera y Francisco Checa, al director deportivo Antonio Prieto, al entrenador Javier Aguirre y a los tres capitanes del Zaragoza, Gabi (hoy lleva la cinta en el Atlético de Madrid de Diego Simeone), Ponzio y Jorge López. Luzón aportó el detalle de cuánto fueron los depósitos de cada uno. En el caso de Ponzio indica que le sumaron a su cuenta primero 50.000 euros y luego, 35.000. Para luego ser entregados a los rivales. Por eso, su situación es distinta a la de los otros dos argentinos, quienes -según Luzón- sólo prestaron su conformidad con el arreglo.

Según le contó Bertolo a Clarín ya fue notificado de la situación. Pero le dijeron que él podrá declarar -en caso de tener que hacerlo- a través de una videoconferencia. Ponzio -según pudo averiguar este diario- no tendrá esa posibilidad y deberá viajar a Valencia. Aunque el abogado intentará que también pueda responder desde Buenos Aires.
El partido en cuestión se jugó el 21 de mayo de 2011 en el estadio Ciutat de Valencia. Y el presunto "tongo" (como le dicen en España) salió a la luz en un contexto azaroso: una charla entre Javier Tebas -presidente de La Liga- y Augusto César Lendoiro, presidente entonces del Deportivo La Coruña, el damnificado de aquella victoria del Zaragoza por 2-1. El club gallego descendió a Segunda.
Aquel partido, sin embargo, ofreció una curiosidad: el uruguayo Gustavo Munúa (arquero del Levante) fue una de las figuras de la cancha, con varias atajadas estupendas. Más asombro: hoy es el entrenador de la filial del Deportivo La Coruña.

Ahora, la Fiscalía Anticorrupción, la Liga y el Deportivo de La Coruña deberán proponer las sanciones para los implicados en la causa. Las penas, más allá de lo económico, van de seis meses a cuatro años de prisión. Según la ley española, en caso de una sanción superior a 24 meses, no hay posibilidad de excarcelación. Se estima, de todos modos, que la pena será inferior a los dos años, pero que puede ser resultar muy onerosa sobre todo para quienes lideraron el supuesto soborno.
Otro riesgo que corren los futbolistas involucrados y activos (como Ponzio y Bertolo) es la sanción para jugar en la Liga de España. No parece un inconveniente grave. Siempre y cuando la FIFA no intervenga y traslade la sanción a todas las Ligas que regula. ¿Corren riesgo de no poder jugar en sus clubes? Parece difícil.
La causa fue reabierta el 25 de enero por la Audiencia Provincial de Valencia. La jueza Rodríguez -que en julio había cerrado la causa- tuvo que recopilar los hechos. El próximo paso será el juicio oral en el que los involucrados deberán volver a prestar declaración. Ponzio debería viajar entre septiembre y octubre.
La clave para la reapertura de la causa fueron las inconsistentes explicaciones de los futbolistas del Levante respecto del destino de los 965.000 euros que extrajeron los futbolistas del Zaragoza antes del encuentro y presuntamente entregaron a sus rivales de aquella última fecha. Justo después, plenas vacaciones, los jugadores del Levante no movieron sus cuentas. Sospechan que aprovecharon el efectivo.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS