Sociedad En Tucumán

Heroica acción para salvar a cuatro niños: "Les ví la carita y me até la soga"

Un hombre colgado con una soga desde un puente salvó a la familia. Había cuatro niños en peligro y ante la situación no dudó en arriesgar su vida. "Se los llevaba el agua y bajé", dijo. Fotos y videos muestran su hazaña.
Un hombre colgado con una soga desde un puente salvó a la familia en peligro a pocos kilómetros al norte de Famaillá, ciudad ubicada a 35 kilómetros al sur de la capital tucumana. Quien se convirtió en héroe es Miguel Ángel, el changarín de 32 años.

La historia
Miguel con el short del Santo y los pies bajo el agua: "Siempre que puedo ayudo a la gente, pero esto es lo más grande que me pasó".

El lunes cumple cinco años Tadeo, uno de los cinco hijos de Miguel Ángel Giménez. Con una pausa en sus trabajos de changarín, Miguel Ángel se puso la camiseta de San Martín de Tucumán, llamó a un auto particular y junto a su señora viajaron hasta el centro de Famaillá a comprar el cotillón para la fiestita de Tadeo. En eso andaba Miguel Ángel hasta que llegaron al puente: "Una señora se nos viene contra el auto, corría para todos lados, iba y venía, y gritaba: '¡Mi tío! ¡Mi hermana! ¡Mi esposo! ¡Los chicos! ¡Están los chicos!'".

Miguel Ángel, de 32 años que pasaba por ahí, se bajó del auto, se metió entre la multitud y vio las imágenes que hoy, que ahora, le pasan por la mente una y otra vez: "Me acerco al puente, miro para abajo y veo la crecida del río Colorado. Era muy fuerte y en el medio del río había quedado toda una familia que estaba pescando. No tuvieron tiempo de salir. El río venía arrastrando troncos y se agarraron de uno: había personas grandes y estaban los chiquitos, dos nenitos y dos bebitos. El tronco fue subiendo con la crecida del agua y quedaron atrapados bajo el hueco del puente. Algo había que hacer, dijo al sitio El Tucumano.
El río Colorado no paraba de crecer y los gritos de auxilio se perdían entre los de los vecinos que habían estacionado sus autos. "¡Sogas! ¡Juntemos pedazos sogas de los autos! ¡Hagamos una soga y aténmela! ¡Yo soy el más flaco, yo me tiro!", les ordenó Miguel Ángel a todos. "El problema es que la soga seguía siendo cortita y como eran de distintos autos, el nudo que me ataba no era muy seguro, hasta que le vi la cara al angelito de dos meses", relata el héroe de esta historia.

"Me emociono cuando hablo porque no sabía que había chiquitos tan chiquitos. Cuando los ví, pensé en mis hijos, les ví la carita. Me bajaron al río y empecé a alzarlos en mis brazos: los dos primeros eran pesaditos. Estaban muy asustados porque el agua no paraba de golpearnos. El río nos quería llevar, pero sentí que Dios estaba ahí conmigo. Yo creo en Dios, amigo. Pero nunca sentí lo que sentí cuando tenía a los chiquitos conmigo: ellos dejaban de llorar, se calmaban y entre todos me levantaban para seguir con el rescate".
El rescate continuó con el último bebé, de dos meses, el que Miguel Ángel Giménez carga en las fotos que recorrieron el país. "Yo ya no podía respirar. Me estaba quedando sin fuerzas. La soga me apretaba. La tenía atada por la cintura, bien atada al principio, pero me subía hasta la panza, después hasta el pecho, me raspaba y me apretaba mucho. Ahí sentí miedo por primera vez. Pensé que se podía romper y el agua nos llevaría a todos. Ahí pensé en mis chicos, le pedí a Dios que me ayude, me dio coraje y llegó el último tirón de la gente. Así salimos".

"Escuché que me andan buscando, que querían regalarme una camiseta con la firma de los jugadores. Sería un sueño, pero lo que yo más necesito es un trabajo fijo", pide y deja su teléfono para quien quiera llamarlo y pueda darle una mano: 381-666-5365.

Cuando Miguel Ángel salió de las aguas crecidas del río Colorado, cuando tomó aire después de rescatar a cuatro niños, se sentó y recibió el abrazo de su mujer y el calor de los vecinos: "Me daban palabras de aliento, me agradecían lo hecho, todos querían abrazarme. Mi señora estaba muy emocionada. Yo les decía lo que sentí y lo que siento ahora que ya pasó: Dios me había puesto ahí y si esperábamos a los bomberos, ellos no iban a poder salvar a las criaturas, se las llevaba el agua".
Luego de ser atendido por la ambulancia y mientras los bomberos se hicieron cargo de la situación y completaron el rescate de los grandes, Miguel Ángel saludó a los padres de los niños, se despidió de los chiquitos y sintió la necesidad de ir a abrazarse con sus propios hijos, de volver a su propia casa que también se llena de agua cuando llueve: "Estamos a la orilla del río y el agua se mete en todas las casas. La semana pasada mejoró la situación porque llegaron las máquinas de la intendencia, pero yo les pediría que trabajen más en las calles para que no se llenen de agua".

Después del abrazo con sus cinco hijos, Miguel Ángel se sacó la camiseta empapada de San Martín, se cambió la ropa y retomó su día por donde había quedado: llamó a un auto particular y junto a su señora viajaron hasta el centro de Famaillá para meterse en los locales donde venden cotillón para cumpleaños, preguntando por globos, guirnaldas, piñatas y los juguetes para poner en las bolsitas de cumpleaños. "Siempre trato de ayudar a la gente, pero esto es lo más grande que me pasó", se despide Miguel Ángel, con la voz de los héroes silenciosos, para volver a las calles de Famaillá a buscar las cosas que falten para el cumpleaños, a preguntar precios, después de salvar la vida de cuatro chicos, esas cosas, como si fuera uno más.

EN EL DIA DE HOY APROXIMADAMENTE A HS 17 UNA FAMILIA COMPLETA VINIERON EN UN COLECTIVO DESDE LA REDUCCION-LULES A PASAR UNA TARDE LINDA EN EL RIO COLORADO, UBICADO EN LIMITE ENTRE FAMAILLA Y SAN RAFAEL (LULES). NUNCA PENSARON QUE SE CONVERTIRIA EN UN CALVARIO DONDE ESTUVO EN REAL PELIGRO LA VIDA DE TODOS SUS INTEGRANTES. ESTANDO DENTRO DEL RIO QUE ESTABA CALMO Y TRANQUILO NO SE DIERON CUENTA Q ESTABA AUMENTANDO EL CAUDAL CUANDO SE PERCATARON SOLO 2 PUDIERON SALIR AL COSTADO Y EL RESTO DE LA FAMILIA INCLUIDO 3 CHIQUITOS QUEDARON ATRAPADOS CON EL RIO CRECIENDO.LOGRARON SUBIR A UNA PARTE ABAJO DEL PUENTE Y ESPERANDO AYUDA Y CADA VES CRECIA MAS.
Y APARECIO UN ANONIMO QUE PASABA Y VIO LO QUE OCURRIA Y NO LO PENSO 2 VECES Y EN FORMA PRECARIA BAJO ARRIEGANDO SU VIDA Y PUDO SACAR A LOS 3 CHICOS. NO PUDO MAS PORQUE YA ESTABA MUY CRECIDO.
PRIMER VIDEO CUANDO BAJA AL RIO

Publicado por 107 Noticias - Radio Famailla en Miércoles, 31 de enero de 2018

SEGUNDO VIDEO CUANDO EL VALIENTE QUE PASABA POR EL PUENTE DEL RIO COLORADO LOGRA SACAR DEL RIO A LOS NIÑOS. LES SALVO LA VIDA. UN VERDADERO HEROE ANONIMO.

Publicado por 107 Noticias - Radio Famailla en Miércoles, 31 de enero de 2018

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS