Sociedad En la localidad de 25 de Mayo

Despidieron los restos de Santiago Maldonado

Participaron familiares, amigos, vecinos y gente que no lo conocía, como así también Madres de Plaza de Mayo. Hubo un fuerte operativo de seguridad en los accesos a la ciudad para prevenir incidentes.
Las cuatro madres de Plaza de Mayo llegaban a contrarreloj en un ómnibus blanco por la ruta 51. El sol abrazaba fuerte a la localidad bonaerense de 25 de Mayo. Afuera de la cochería, todos los vecinos esperaron en silencio unos minutos más. Había que esperarlas, para que le pudieran dar el último adiós a Santiago Maldonado.

Cuando la camioneta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora estacionó, los amigos y allegados de Maldonado estallaron en un aplauso. "¡Justicia!", gritaron y rompieron el protocolo de susurros que se había mantenido durante toda la ceremonia velatoria.

Taty Almeyda y Lita Boitano ingresaron a la cochería con un cartel con la consigna "castigo a los culpables". Adentro las esperaba Nora Cortiñas.

Minutos después, los restos de Santiago fueron retirados en el coche fúnebre. Los padres del joven se preservaron de las cámaras, mientras que su abuela no pudo evitar quebrarse en la puerta de la sala velatoria.

Acompañados por amigos, vecinos y representantes de organismos de Derechos Humanos, la familia Maldonado encaró un cortejo que acompañó a los restos del joven tatuador hasta al Cementerio Parque Paraíso para el responso e inhumación.

Fue el momento donde se vio a más vecinos de la localidad de 25 de Mayo salir a la calle para observar la ceremonia, en una localidad donde primó la apatía durante las horas del velatorio.

El responso que se celebró en el ingreso al cementerio Parque Paraíso cerró con un ida y vuelta entre el padre Paco, sacerdote de Isla Maciel, y los presentes: "¡Santiago Maldonado!", "¡Presente!", "¡Santiago Maldonado!", "¡Presente!", "¡Ahora!", "¡Y Siempre!", "¡Ahora!", "¡Y Siempre!".

Encuentro

La caravana partió tras una ceremonia abierta, donde los allegados de Maldonado lo despidieron junto a personas que, sin conocerlo, viajaron de distintos puntos del país para participar. La inhumación en el cementerio se hizo, en cambio, en un marco de intimidad familiar.

Los padres de Santiago Maldonado habían dejado ayer la sala velatoria a última hora de la noche, para regresar temprano esta mañana y continuar la ceremonia.

A la cochería Serrano se había acercado a primera hora Rubén López, hijo del testigo desaparecido Jorge Julio López. En su pecho se había colocado un pin con la silueta de su padre sosteniendo la foto de Santiago. Cortiñas llegó pasadas las 9 junto a Sergio Maldonado y su esposa Andrea Antico.

Mientras se colocaba su pañuelo blanco antes de ingresar a la cochería se inquietó ante algunos colaboradores de organismos de derechos humanos: "¿Ya hicimos un comunicado por el mapuche que mataron?". Así se refirió a Rafael Nahuel, el joven de 27 años baleado por Prefectura en Villa Mascardi.

"Es terrible, están desesperados, quieren matar, matar y matar a todos los mapuches. Ya tienen grupos especiales", dijo. A su lado la escuchaban apostados en calle 29 los representantes de APDH y del CELS, dos de los organismos que participan como querellantes en el caso Maldonado. También se acercaron está mañana el dirigente piquetero Juan Grabois y referentes de H.I.J.O.S.

En la esquina permanecían en una mateada los amigos de Maldonado. La ceremonia contó con un grupo de colaboradores que ayudaron con la organización identificados con pecheras. Pertenecen a Madres Línea Fundadora y a gremio de telecomunicaciones Foetra.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS