Sociedad Fatal accidente en Mendoza

La joven acusada de atropellar y matar a su novio rugbier contó su versión

"No me acerqué porque el trapito me decía que le había pisado la cabeza", dijo Julieta Silva que habló desde la cárcel. Además, relató con detalles cómo fue que embistió a su novio rugbier. Además, insistió en que nunca lo vio en el piso.
Compungida, pero hablando con tono pausado, Julieta Silva (29), la joven de San Rafael acusada de atropellar y matar a su novio, Genaro Fortunato (25), habló desde la cárcel, con un programa de televisión de Medios Andinos.
"No, no lo vi, si me hubiera dado cuenta de que él se cayó, no me voy directamente, la verdad es que no lo vi", recalcó una y otra vez haciendo referencia a lo que pasó con Genaro la noche del 9 de setiembre, cuando ambos salían de un bar sureño y el joven fue atropellado.
El jueves 28 de septiembre se le realizó a Silva un peritaje oftalmológico en el hospital Schestakow de San Rafael. La medida servirá como un elemento más para establecer si, tal como aduce la defensa de Silva, la mujer no vio a Genaro tirado en el suelo.
Pero la clave de su declaración mediática está en el relato que hizo del momento del fatal accidente. "Salimos caminando, me abre el auto, me subo yo del lado del acompañante y él se sube del lado del conductor. Me dice 'esperame acá', se baja y cierra la puerta. Y bueno yo supuse que iba a buscar a esa persona con la que había discutido. Me cruzo, saco el auto, lo acomodo y me voy. Él se vuelve al auto a frenarme y me golpea la ventanilla", asumió la joven madre, que dijo haber vuelto en "u" porque temió que Fortunato se enfrentase a más de una persona.
En medio del llanto, la mujer repasó cómo embistió a su novio. "Iba mirando hacia el lado izquierdo de donde yo había sacado mi auto, esperaba verlo caminando o esperándome en ese mismo lugar. Me vuelvo por eso y porque tenía su celular en mi mochila. Ahí lo ví al trapito que me hizo una seña, después de que yo sentí que había agarrado un pozo. Me freno para pagarle y pensé que me estaba haciendo esa seña para cobrarme, él me dice que había atropellado al chico, y yo le decía que no podía ser, desde el auto no veía nada y no le creía. Me bajé y me quedé al lado del auto, lo vi de lejos, llamé al 911, a la ambulancia", relató entre zollozos en la cárcel.
La última pregunta que respondió Silva fue por qué no se acercó al cuerpo de Fortunato. "Una, porque que no podía creerlo, y otra que tenía esperanza de que la ambulancia llegara. Me dio mucha impresión, el trapito me decía que le había pisado la cabeza y no me quise acercar. Cuando llegan de la ambulancia les pregunté cómo estaba, y ahí me dijeron", concluyó la mujer que por ahora está acusada de homicidio doblemente agravado. Fuente: (UnoSanRafael).-

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS