Sociedad Tras incendio ocurrido en la localidad

Geriátricos no habilitados: Dicen que es una realidad que crece en Gualeguaychú

Tras el incendio en geriátrico de Gualeguaychú, se comprobó que el lugar no tenía ninguna habilitación. Disparó el debate dentro de la comunidad, respecto al funcionamiento de los mismos.
En la práctica, los geriátricos no habilitados no dan más que casa, comida y alguna atención de cobertura de un servicio de emergencia, mientras los legales deben incluir un sistema de control médico y contar con personal, infraestructura y alimentación adecuados.

Sólo seis son los habilitados en la ciudad de Gualeguaychú. El resto no tiene habilitación. ¿Por qué surge esta enorme cantidad de geriátricos?

Según la Unión Argentina de Prestadores Gerontológicos, que agrupa más de 200 geriátricos en todo el país, el cálculo es netamente económico.
"Los geriátricos legales tienen un altísimo costo en su puesta en funcionamiento", precisa Alejandro Barros, director de la entidad a Máxima on LIne. En cambio muchos otros que no tienen ninguna habilitación ni control, cobran mucho menos. "La Municipalidad no es la que otorga las habilitaciones para de estos establecimientos ni tiene facultades de control sobre los mismos. La Municipalidad solo actúa en la habilitación comercial, y nada más. En el caso de los geriátricos la competencia es del ministerio de Salud y, para establecimientos de atención gerontológica, quien habilita es Desarrollo Social, expresó en Radio Máxima, Juan José Cuenca, director de Desarrollo Humano de la Municipalidad de Gualeguaychú.

En la actualidad, según estimaciones los numerosos geriátricos que no están habilitados funcionan en total desconocimiento de las normas que velan por la seguridad de los residentes.

Geriátricos, hostales y hogares

"La modalidad con marco legal, bajo la cual se habilitan para funcionar a establecimientos que asisten al adulto mayor, constituyen las figuras de geriátricos, hostales, hogares y centro de día. Lo primero que hay que diferenciar es un geriátrico de un hogar. Las personas autoválidas están en hogares del adulto mayor, que dependen del Ministerio de Desarrollo Social. Desde Salud, habilitamos los geriátricos y los hostales de larga estadía de adultos mayores (holepam), que constituyen una figura intermedia entre el geriátrico y el hogar", explicó Pietro.

Los geriátricos están destinados a mayores de 60 años -dependientes, semidependientes o autoválidos-, que requieren asistencia -continua o parcial- para las tareas de la vida diaria (alimentación, higiene, vestido, etc.).
Por su parte, los holepam hospedan a pacientes en riesgo psicosocial, vulnerables, que no pueden vivir solos o convivir con un grupo familiar y requieren de esta estructura para una mejor inserción social. Estos hostales admiten hasta el 30 % de menores de 60 años y un 20 % de ancianos dependientes.

La tercera categoría corresponde a los centros de día para la tercera edad, donde los ancianos no son internados, sino que pasan parte de la jornada y realizan actividades para conservar sus capacidades y prevenir su deterioro.

Los tipos de geriátricos


No todos los geriátricos ilegales son iguales. Una tipología construida a partir de un relevamiento a nivel nacional dice que se dividen en:
*Los que venden "atención personalizada" en "una casa pequeña".
*Los que se hacen pasar por legales y eternamente tienen alguna habilitación en trámite. Estos, muchas veces se mantienen abiertos con recursos judiciales.
* Los "golondrina", que van mudándose de casa en casa, por lo general dejando impago los alquileres y abandonados a los internados.
* Los de "pueblo chico", donde alguien conocido en el barrio decide utilizar los cuartos vacíos de su casa.

* Los de "alta rotación", que son de muy mala calidad, muy baratos y para los que el negocio consiste en que las familias retiren al anciano antes de que termine el mes que ya pagaron. (DIB).
Recomendaciones
Para determinar el tipo de alojamiento, la familia deberá:

Informarse sobre los establecimientos que cuenten con la habilitación correspondiente (Ministerio de Salud o de Desarrollo Social y Municipalidad).

Visitar los establecimientos e interiorizarse. La responsabilidad de un alojamiento es compartida: del adulto mayor si está en condiciones de tomar la decisión; del Estado como fiscalizador y habilitante; de la familia o responsable; de los titulares y del médico director de los establecimientos.

Solicitar al médico de cabecera que indique el tipo de asistencia y de cuidados que requiere de acuerdo a la dependencia. La complejidad asistencial en las distintas modalidades prestaciones (hogares, hostales, geriátricos o psicogeriátricos) es diferente en cuanto a recursos humanos y profesionales, equipamiento y asistencia.

Participar con el adulto mayor de su alojamiento, visitarlo en los horarios de alimentación y recreación, ver el ambiente social.

Observar el comportamiento del adulto mayor frente a su visita, su rostro, su estado general, su condición de higiene.

Notificar cualquier observación que no considere apropiada ante la institución, la obra social y los organismos habilitantes.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS