Sociedad Trelew

"Un martirio dentro de otro": esperaron tres años para sepultar a su hija

Aún hay dudas sobre cómo murió la nena, que tenía un año y medio. Su mamá asegura que la asesinaron. Los restos de la nena fueron llevados a la morgue y recién fueron entregados a los padres el martes pasado.
Aún hay dudas sobre cómo murió la nena, que tenía un año y medio. Su mamá asegura que la asesinaron.

Zumara Berenice Orias tenía un año y medio cuando desapareció, el domingo 30 de noviembre de 2014. Sus padres y otros familiares le perdieron el rastro durante unos pocos segundos mientras pasaban el día en una chacra de Trelew. No la volvieron a ver. El 23 de enero apareció muerta, semienterrada muy cerca de donde se había perdido.

Las diligencias judiciales y las peleas entre abogados y fiscales lo convirtieron en un caso interminable. Los restos de la nena fueron llevados a la morgue y recién fueron entregados a los padres el martes pasado para que fueran sepultados. Pasaron tres años y a tanto dolor hay que agregarle otro: aún no se sabe cómo ni porque Zumara murió.

"Necesito despedirme de mi hija. Saber dónde puedo llevarle una flor, en qué lugar derramar una lágrima más por ella. Esto es un martirio dentro de otro martirio. No puedo más", le había contando a Clarín Alejandra Valenzuela (26), mamá de la nena, 45 días después de la muerte. "Esto jamás se borrará de mi cabeza, estoy muerta en vida", agregó en ese momento.

Hoy la mamá insiste que a la nena la mataron. No piensa igual el fiscal Fabián Moyano quien sostuvo siempre la hipótesis que la nena se cayó al río, se ahogó y después los perros que deambulan por el lugar destrozaron su cuerpo. Para la familia y el abogado defensor Javier Reuter a la nena le pegaron un golpe en la cabeza y después la entregaron a alguien que esperaba en un auto. Todavía, las dos hipótesis siguen dando vueltas.

Lo cierto es que Moyano logró llevar a juicio a los padres, acusándolos de homicidio culposo. Es decir, que en un descuido Zumara se fue de su lado, cayó al río y murió ahogada. De todas maneras y aunque sean encontrados culpables después de las audiencias, el fiscal anticipó que no pedirá condena para los padres. Es lo que se denomina una pena natural. Será sin duda, un juicio al menos extraño.

Los padres cuentan que no están del todo seguros que los restos que le fueron entregados (en general restos óseos) sean verdaderamente de su hija. Tuvieron intenciones de velarla al menos por un par de horas pero los responsables de la sala velatorio creyeron que no era conveniente por el fuerte olor a formol que tenían los restos después de casi tres años.

Zumara fue sepultada en el cementerio de Trelew, en una ceremonia de pocos minutos. Solo estaban presentes los padres de la nena, un tío, un amigo del matrimonio y la madrina. "Fue como volver a vivir todo el calvario, fue muy triste", dijeron los padres que nunca sabrán por qué nunca más podrán ver la sonrisa de su hija.

Fuente: Clarín.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS