Sociedad Había "algo venenoso"

Niña que murió tras comer mandarina: Confirman indicios de intoxicación

La familia de la menor fallecida contrató a un abogado que aclaró que los niños no ingresaron a la quinta. Las frutas estaban en la vereda. Cuestionó el accionar policial y judicial.
Continúa la investigación por la muerte de la niña llamada Rocío de 12 años quien al parecer falleció por la ingesta de una fruta envenenada en la localidad correntina de Mburucuyá. El abogado Francisco Pisarello asumió como querellante en la causa y contó que la autopsia da indicios de que encontraron veneno en el cuerpo de la menor.

"Hay firmes elementos de que la nena murió intoxicada", expresó Pisarello, quien asumió la representación legal de la familia de la niña de 13 años que murió tras ingerir una mandarina en una zona rural cercana a Mburucuyá

"En Corrientes no se controla la utilización de pesticidas en agricultura", dijo el abogado Y aclaró: "Los niños no ingresaron al predio. Sacaron mandarinas que estaban en el portón de ingreso a la quinta".

"Vecinos indican que el viernes estaban fumigando la quinta", dijo en declaraciones a Radio Dos.
"Ninguno de los niños ha ingresado a la quinta en cuestión, esto sucedió cuando los dos iban a la capilla Santa Librada de la primera sección paraje El Pago de Mburucuyá. En el trayecto, cerca de 90 metros, en el portón de ingreso de la quinta encuentran una mandarina y la ingieren. Las frutas tenían un color verduzco, tirando a azul, la que agarra la mandarina es la niña, y le convida al primito que es criado por la mamá de Rocío", comentó.

Pisarello contó que la pequeña "se descompuso en el lugar, el niño corrió a pedir auxilio a la madre y fueron dos hermanos, uno de 16 años, que no declaró, y la abuela de la menor".

"El nene tuvo una descompostura importante, con dolor de estómago, que lo llevó a vomitar. Luego fueron en socorro de Rocío y ésta les expresó que tras comer la mandarina sintió mareos, náuseas. A ambos los llevaron en remis al hospital de Mburucuyá, donde el niño volvió a vomitar", explicó el letrado. "Hay elementos probatorios que todavía no se agregaron a la causa, estamos muy consternados y nos vamos a ocupar de este tema", manifestó.

El abogado insistió que "no ha habido la celeridad en el caso de parte de autoridades policiales y judiciales. El mismo día había que secuestrar los elementos que eran importantes. Un día después se realizaron los allanamientos", mantuvo.

"El hermano de 16 años que fue el primero en verla a la pequeña, nunca fue llamado a declarar. . . y fue el primero que llegó", insistió Pisarello.

"Los niños no ingresaron, las frutas estaban frente al portón de ingreso principal de la quinta, estaban afuera no en el árbol", remarcó.

"En la autopsia del cuerpo de la niña hay indicios que indican que había algo venenoso en su interior", enfatizó.
Pisarello alertó que ni los padres de la nena, ni el dueño de la quinta concurrieron a declarar, ya que aún no los convocaron.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS