Sociedad Su familia está desesperada

Tras el huracán Irma, una pareja rosarina es buscada en la isla de Saint Martin

Dos rosarinos son buscados tras el paso del huracán Irma por Saint Martin, una isla ubicada a 240 km al este de Puerto Rico. Joaquín Salvador Avila y Liliana Del Zoppo, de 60 y 57 años respectivamente, perdieron comunicación con su familia.
Joaquín Salvador Avila y Liliana Del Zoppo, de 60 y 57 años respectivamente, perdieron comunicación con su familia hace cuatro días. Desde Cancillería "no brindan respuestas sobre su paradero".

Eugenia, hija de Liliana, y Lisandro, hijo de Joaquín, relataron desesperados el momento que atraviesan por desconocer cómo están sus padres: "Ellos llegaron el domingo a Saint Martin. Tuvieron la noticia de que llegaba el huracán Irma y hablamos hasta el martes a la noche por Whatsapp. Después se cortó y no supimos más".

"Irma arrasó con la isla y el martes a las 19 nos llamaron por teléfono para decirnos que estaban bien pero que necesitaban que hagamos algo para que los vayan a buscar. Comentaron que podía ser la última vez que hablaran por teléfono", contó Lisandro a La Capital.

"Avisaron que estaban en la parte alta de la isla, en un lugar con comida y agua. Pero no sabáin hasta cuándo van a poder aguantar", indicó el joven, hijo de Joaquín Avila, que había arribado a la isla junto a su pareja, Liliana Del Zoppo, el pasado domingo tras pasar unos días en Panamá.
"Estamos desesperados. Llamamos a Cancillería y nos dicen que no saben nada, que siguen el protocolo. Queremos difundir esto porque nadie tiene información de lo que está pasando allá", concluyó.

La pareja se habría hospedado en el hotel Riu Palace de la ciudad de Marigot, capital de Saint Martin en el lado francés.

Desde la sede de la cadena, ubicada en España, dijeron que ninguno de los huéspedes sufrió algún tipo de heridas o mayores inconvenientes. Pero que no podían brindar otra información por estar cortadas absolutamente las comunicaciones con la ciudad del Caribe. Por lo cual no pudieron reportar si Avila y Del Zoppo se encuentran en el complejo.

Pasó por Cuba

El huracán Irma ayer pasó por Cuba. La Defensa Civil cubana informó que fueron evacuadas más de un millón de personas.
El 77% de los que debieron abandonar sus casas en Guantánamo, Santiago, Granma, Holguín, Las Tunas, Camagüey y Ciego de Ávila se instalaron con vecinos y amigos que tienen viviendas seguras.

Aunque el ojo del ciclón no tocó tierra en Cuba y transitó a lo largo de la costa norte, y seguirá ese curso hoy, en lugares como Guantánamo se reportaron vientos de 110 kilómetros, al tiempo que se esperaban para las siguientes horas algunos de 190 kilómetros por hora en la región central, Camagüey y Villa Clara, por donde pasará más cerca.

No se informó de víctimas pero hubo gran acumulación de lluvia, algo beneficioso para Cuba, que sufría una importante sequía. Los meteorólogos advirtieron que a medida que vaya al occidente, Irma provocará inundaciones que podrían llegar hasta La Habana.

El total de las fatalidades que va dejando Irma subió a 22 ayer, mientras la tormenta continúa su recorrido destructivo por el Caribe.

Las muertes incluyen 11 víctimas en San Martín y San Bartolomé, cuatro en las Islas Vírgenes estadounidenses y otras cuatro en las Islas Vírgenes británicas. Barbuda, Anguila y Barbados también registraron un muerto cada una.

Se prevé que el total de muertos aumente cuando los socorristas lleguen a algunas de las áreas más afectadas.

Irma se degradó ayer por la mañana de categoría, de cinco a cuatro, pero todavía era temible.

Tenía vientos de 250 kilómetros por hora mientras avanzaba por la costa norte de Cuba.

Además de decenas de heridos, provocó un desaparecido en Haití, donde más de 5.000 personas estaban en albergues.

El Papa Francisco, de visita en Colombia, dijo que oraba por las víctimas de Irma. "Los sigo en mi corazón y rezo por ellos".

En Puerto Rico, más de la mitad de los tres millones de habitantes estaba sin electricidad; Barbuda se encontraba "totalmente devastada"; en San Martín no había agua potable ni gasolina y las rutas estaban intransitables.

Hay coches dados vuelta, barcos hundidos, tiendas destruidas", contó Olivier Toussaint, residente de San Bartolomé. Los esfuerzos de socorro y combate a los saqueos se complicaban además por la llegada de un nuevo huracán, José, de categoría 4 y esperado hoy.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS