Política Buscan aumentar la recaudación

Aumento de impuestos: Habrá un régimen especial de normalización de deudas

El titular de la ATER sostiene que los aumentos de los impuestos son menores a la inflación y afirma que el problema es la falta de ventas y, la falta de demanda. Además, explicó los criterios aplicados en el Impuesto Inmobiliario.
El titular de ATER, Sergio Granetto.
Foto: El titular de ATER, Sergio Granetto.
Crédito: (El Diario).-
Se están distribuyendo las boletas del impuesto inmobiliario urbano que llevan adecuaciones, incrementos, que pueden oscilar entre el 22% y algo más del 40%. Oficialmente, en el anuncio, informaron un 35% promedio. Por otro lado, se está procesando y va a llegar una boleta a cientos de propietarios de embarcaciones que no estaban declaradas. Además, un programa específico permite cruzar información con los municipios y recuperar recaudación en concepto de construcciones y mejoras no declaradas. En tanto, ATER mantiene un seguimiento sobre los grandes contribuyentes y en marzo implementará un régimen especial de normalización de deudas.
Exención a jubilados
Por otro lado, han desaparecido cargas impositivas: la exención total del inmobiliario para jubilados y pensionados con cierto nivel de ingresos; de ingresos brutos a los créditos hipotecarios; de las alícuotas extraterritoriales, así como reducción de ingresos brutos en actividades económicas y eliminación paulatina hasta quedar eliminado a fin de este año el aporte patronal para la Ley 4035.

En una política en la que, aseguran, desde hace tres años la atención se posó sobre los grandes contribuyentes ?unos 2.300? las decisiones se muestran inspiradas en criterios de progresividad en el sistema impositivo, necesidad de ampliar la base tributaria, interés por pasar la menor cantidad de casos a resolución judicial y disminuir la evasión, entre otras prioridades.
Carga impositiva
El titular de ATER, Sergio Granetto, resiste los cuestionamientos dirigidos a la carga impositiva. Sostiene que en realidad el problema es la falta de ventas, la falta de demanda y defiende un orden de prioridades a atender en los que los impuestos se alejan de los primeros lugares. "El tema impositivo es siempre un problema, pero en mi opinión hoy el tema arranca por la baja en las ventas, lo costoso de la tarifa de energía, la apertura de las importaciones, las tasas de interés y después, los impuestos". Esa es la jerarquía que delinea el funcionario, en diálogo con El Diario.
Inmobiliario
A partir del viernes 8, se producirán vencimientos del impuesto inmobiliario urbano. Por estos días se están repartiendo las boletas con una adecuación del 35% a partir de actualizaciones en los valores del metro cuadrado de construcción y el valor de la tierra libre de mejoras. En función de seis categorías, se ordenan los valores fiscales que se actualizan por la evolución registrada en el año, de octubre a octubre.

"Los cuadros inflacionarios en el sector de la construcción han sido muy importantes y el aumento global es de un 35%, lo que implica que para algunos contribuyentes el incremento puede ser del 22, 23% y para otros, más de un 40%", precisó Granetto. También aclaró que los porcentajes pueden resultar más elevados si además, hay una mejora en la propiedad.
Lo que también dice es que "se ha buscado que ese ajuste esté por debajo de la pauta de inflación del año pasado, para lo cual lo que se ajustaron son los tramos de las categorías con la idea de morigerar el impacto promedio".
Aumento de la patente
Definido el Impuesto Inmobiliario Urbano, en la actualidad el trabajo está enfocado en el Impuesto Automotor que aún no está cerrado, con el agravante ?advierten en la oficina de Pellegrini y Urquiza? que los vehículos han variado mucho más que el metro de construcción. "Estamos tratando de lograr algo razonable en términos del ajuste de la patente, teniendo en cuenta que hay automóviles que duplicaron su valor", adelanta Granetto.

En una mesa en la que participan los sectores involucrados también por esos días se analiza el valor del Impuesto Inmobiliario Rural. Luego de estudios técnicos sobre la evolución de indicadores, vienen las mesas de trabajo que son las que están transcurriendo. "En general los valores están por debajo de la pauta inflacionaria", vuelve a señalar el titular de la Administradora Tributaria de Entre Ríos.
Justificación
Sin dejar de reconocer que una "suba" en un impuesto siempre causa disgusto en el contribuyente, lo que Granetto destaca es el aumento de los costos que para el Estado tienen los servicios que presta, la demanda sanitaria y social, los insumos, ente otros ítems. "Lo que hoy se observa es una situación compleja en la que al Estado provincial se le han visto aumentadas las demandas. En un escenario donde las tasas de interés están por las nubes, el gobernador si bien tiene la autorización legal para endeudarse no ha tomado ese endeudamiento, y en ese marco, los recursos provinciales tienen un protagonismo importante. Quiere decir que cada peso que se junta acá, tiene un valor significativo en esa línea de trabajo", explica el funcionario, rescatando la importancia de la recaudación para financiar las obligaciones del Estado.
Falta de ventas
En el complejo escenario que se presenta, Granetto desestima que el problema actual sea la carga impositiva, en cambio lo ubica en "la falta de ventas". Afirma que "hoy los comerciantes están planteando que no están vendiendo a lo que se suman las tarifas mucho mayor por servicios. Y eso recrudece por la falta de exportaciones. El jueves se informó sobre la decisión del gobierno (nacional) de llevar a 900 dólares el monto por el cual se pueden hacer compras en el exterior sin pagar impuestos. Decisiones como estas matan fuentes laborales y en esa saga de cuestiones viene el tema impositivo", que a juzgar por el funcionario está en cuarto o quinto lugar entre las preocupaciones. "No está en la carga impositiva (el problema), está en la falta de demanda", insiste.

?Puede impactar en la recaudación, sin embargo.
?Desde ya. Estamos impactados fuertemente por la caída del consumo, por los fenómenos climáticos en los últimos dos o tres años que incluso el año pasado obligó a prorrogar el inmobiliario rural, cientos de millones de pesos que no se cobraron. Todo eso va incidiendo. Lo que a partir de marzo vamos a hacer en un régimen de normalización con el objetivo de pasar lo menos posible a una medida de cobro judicial. Queremos que la gente tenga la posibilidad -sin intereses ni multas- de ponerse al día. Están planteados con la posibilidad de 36 cuotas para el contribuyente más chico, lo que es una innovación muy importante.
Deudas
?Régimen de normalización, ¿no habla de moratoria?
?No, porque tiene una clasificación de contribuyentes. Por ejemplo en el Urbano, un contribuyente que tenga hasta dos inmuebles y o hasta dos automotores. Puede ser una persona con una casa y un auto, con dos casas y un auto, dos y dos. El régimen, hasta 100.000 pesos de deuda con reducción de intereses, eliminación de multas y hasta 36 cuotas. El que supere eso, tiene hasta 12 cuotas en un plan tradicional de pago que se puede hacer, con alguna quita de intereses. Hemos tratado de percutir mucho más fuerte en los contribuyentes más grandes a los cuales se les da esta posibilidad, pero no es tan beneficioso como para el vecino de a pie que tiene una casa, un auto y puede agregar un elemento más. Acá hay una clasificación importante que es una decisión política que tiene que ver con la progresividad.

?¿En esta línea se trabaja desde el inicio de la gestión?
?El trabajo que emprendimos hace tres años apunta a un programa de grandes contribuyentes que está publicada en la página web. Allí se puede ver cuáles son los 2.348 grandes contribuyentes de la provincia que implica la mayor parte de la recaudación. El trabajo nuestro es todos los días llamarlos.
?¿Da resultados esa política? ¿Qué mejoró?
?Un dato es que hemos bajado sustancialmente el saldo global de esos deudores, pero ha aparecido un grupo que son deudores crónicos, es decir, que hace 10, 15 años que al Estado provincial siempre le deben impuestos. Con esos hemos iniciado una gestión especial, por vía judicial. Lo que se esconde en esta situación es que algunos deudores de muchos años empiezan a pedir moratoria porque su tradicional sistema ha sido vivir de moratoria en moratoria. Esa ha sido uno de las explicaciones de la evolución de la recaudación de los últimos dos años. Los resultados positivos han sido por estar muy cerca, para lo cual se instruyó a las 50 oficinas que hay en la provincia. Cada jefe tiene que dar respuestas efectivas, mediante informe, de qué hizo con los grandes contribuyentes que están en su jurisdicción. Ese trabajo dio resultados y para ese grupo no queremos detener ese proceso de cobro.

?¿Cuál es la posibilidad que eso ocurra?
?Las moratorias gigantes, a veces dejan al organismo tributario paralizado durante meses porque se concentra la atención en ese programa. Ahora, el régimen de normalización va a estar vigente en un mes, pero la ATER va a seguir su trabajo porque el financiamiento genuino hoy sostiene un montón de demandas que tiene el Estado provincial, algunas incluso fruto de que el Estado nacional se ha desentendido.

Informaciones sobre "olvidos" de declarar propiedades abundan. No deja de sorprender, viniendo un poco más cerca, que en Oro Verde, una localidad de unos 7.000 habitantes en 2013, un operativo de control sobre una veintena de propietarios titulares de unas 250 viviendas haya permitido confirmar serias irregularidades. Precisamente, ese municipio del departamento Paraná y el de Maciá, departamento Tala, los que recientemente se han incorporado al programa M2 (metros cuadrados), que permite detectar mejoras no declaradas y por las que en consecuencia, se evade el pago de, como mínimo, el impuesto inmobiliario.

El programa permite un entrecruzamiento de los registros catastrales municipales y los del organismo tributario provincial.
"En Paraná se hizo un cruce muy fuerte de las bases catastrales que tenía ATER y el Municipio y lo que se detectó fue muy importante, a punto tal, que eso ha posibilitado financiar la exención impositiva a jubilados y pensionados", comenta para destacar como los mayores ingresos obtenidos permitieron aliviar otras situaciones.
?En las irregularidades, ¿advierte una responsabilidad de quien construye y también del Estado que no controla? No parece sencillo que no se advierta en Oro Verde la construcción de cientos de viviendas.

?Oro Verde superó las expectativas de lo que íbamos a encontrar. Todo surgió a raíz de la denuncia de una contribuyente que trajo datos concretos: denunció formalmente que una inmobiliaria tal del tal propietario no le había querido dar una factura, tampoco el contrato sellado. Se tomó la denuncia y a partir de ahí, se hizo un proceso de cruce de datos de medidores de Enersa con los registros que teníamos en ATER y luego, un operativo de fiscalización. Con toda esa información surgen los resultados. En Oro Verde, el tema no fue sólo la construcción no declarada, sino que la misma se alquila. En estos casos son tres los impuestos evadidos: Sellos, Ingresos Brutos e Impuesto Inmobiliario. Valoro que el intendente Dumé se avino con su equipo a trabajar mano a mano en este relevamiento, que le redunda naturalmente en más recursos para el municipio porque se coparticipa un cuarto del Inmobiliario y le mejora la recaudación de las propias tasas.
?Hay que garantizar un trabajo coordinado entre distintas jurisdicciones.
?El tema es la conexión entre municipios y Provincia; y ese es un vínculo que no se ha trabajado en muchos años y es justamente lo que da sustento al programa M2 que es un cruce de dos planillas y se buscan faltantes en una y otra.
Se hizo en Concordia, por ejemplo, donde encontramos 8 millones de pesos anuales que entraron en 2017, volvieron a estar facturados en 2018 y este año pasará lo mismo. Es un trabajo arduo, metódico, cada cruce de información insume un mes y medio o dos. Luego se publican los padrones porque se le da al contribuyente la posibilidad de que lo cuestione. Si no lo hace, se cobra.

?La ejecución del programa posibilita confirmar sospechas.
?Totalmente, pero lleva un trabajo de mucho tiempo que sugiero hacerlo. Lo importante es que haya un equipo que pueda llevar adelante el trabajo. Equipos de ATER y de los municipios. Muchas localidades no tienen esos equipos, no se ha invertido en esas áreas aún cuando es una inversión que rinde sus frutos porque con dos o tres personas, se paga sola la erogación y el impacto en recaudación es enorme. Y hay mucha evasión. Fuente: (El Diario).-

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS