Política La cumbre en la Rosada

El Gobierno permitirá subas salariales extras de "hasta 5%" entre julio y agosto

Para intentar frenar el paro, el Gobierno tuvo que ceder ante la cúpula de la CGT y propuso convalidar aumentos "para julio o agosto de hasta un 5%" y mantener vigente la cláusula de revisión. El próximo martes se volverán a reunir.
Con la intención de freezar el paro general previsto para la próxima semana, el Gobierno nacional ofreció a la cúpula de la CGT la posibilidad de empezar a negociar otro 5% de aumento salarial a cuenta de las cláusulas de revisión que se establecieron al firmar los acuerdos paritarios vigentes.

En definitiva, el oficialismo recalculó su propia meta de paritarias del 15% y dio luz verde para que los gremios y los empresarios se sienten a discutir un incremento anual de 20% para 2018. Como ocurrió con el recálculo de la meta de inflación en la polémica conferencia de prensa del grupo económico en diciembre de 2017, ahora el Gobierno modificó su techo paritario impuesto para la mayoría de las negociaciones colectivas de trabajo. En concreto, el Poder Ejecutivo habilitó el pago de dos cuotas de 2,5% en julio y agosto.
Según se informó oficialmente, de la reunión participaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro coordinador Mario Quintana y el titular de Hacienda, Nicolás Dujovne. En lugar de Jorge Triaca asistió el jefe de Gabinete de la cartera laboral, Ernesto Leguizamón. El ministro de Trabajo permanece en Suiza, por su participación en la cumbre anual de la OIT.

Por la central, estuvieron los triunviros Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña y los secretarios de la entidad Andrés Rodríguez, José Luis Lingeri, Armando Cavalieri, Omar Maturano y Roberto Fernández.
El secretario de Finanzas de la CGT y líder del gremio de panaderos, Abel Frutos, confirmó que tras la reunión en la Casa Rosada se convocó al Consejo Directivo Nacional a las 16, con los tres secretarios generales a la cabeza, para trasladar y analizar lo expuesto por Peña y los funcionarios. Luego de debatirlo, ínformarán si convocan a una medida o la dejan stand by.
Según pudo saber ámbito.com de altas fuentes gremiales, los cegetistas tenían en carpeta cuatro reclamos puntuales:

1) La eximición del Impuesto a las Ganancias del medio aguinaldo de junio,

2) El cese de despidos en la administración pública, provincial y municipal, y el compromiso de dialogar con los empresarios para repicar la medida en el sector privado,

3) El retiro del Congreso del renovado proyecto de la ley de reforma laboral,

4) La reapertura a fin de año de las paritarias que cerraron por 15%, con un ajuste de entre 5% y 6% según la actividad, pero en línea con la inflación reestimada para 2018 de entre 21% y 27%.
Antes de diálogo en Balcarse 50, el jefe del gremios de mecánicos Smata, Ricardo Pignanelli, se mostró a favor de una medida, pero pidió "cordura y equilibrio" tanto en el Estado como en el movimiento obrero. "Si la CGT lo convoca y se ponen de acuerdo, llegó el momento de hacer un paro, salvo que ocurra un milagro. Si la inflación va a ser del 25% al 30% es una barbaridad para nosotros, como movimiento obrero, pedir el 15% de aumento salarial, no es razonable", afirmó.

Experimentados en "movidas" y "desplantes", los Moyano ya lanzaron su propio paro general para el jueves 14 de junio. Por lo bajo, los camioneros estiman que hoy saldrá un acuerdo entre la CGT y el Gobierno, y que se abrirá un impasse en la escalada de tension entre el sindicalismo y el oficialismo, que hoy mismo finalizaba con el anuncio de la tercera huelga general contra la gestión de Macri.
Por ese motivo, Hugo Moyano amenazó este miércoles a los empresarios del transporte de cargas desde la vera de la Ruta Nacional N° 3. "El martes tenemos la audiencia con Fadeaac. Si el martes no tenemos una respuesta que sea favorable al poder adquisitivo del salario de los trabajadores el jueves hacemos un paro nacional. Que nadie diga que no hemos avisado", dijo Moyano a su tropa, apostada sobre el kilómetro 37,500 de la autopista Buenos Aires-Cañuelas.

En tanto, las dos CTA de Hugo Yasky y Pablo Micheli y la Corriente Federal de Trabajados del bancario Sergio Palazzo ya votaron por realizar un paro nacional en la primera quincena de junio. Los ceteístas fijaron la protesta para el viernes 8 de junio, pero a pedido de los camioneros aceptaron trasladar la fecha, aunque todavía no lo informaron. Hasta Roberto Baradel convenció a los secretarios generales de Suteba de posponerlo. Se estima que si la CGT deja el paro stand by, será nuevamente la Multisectorial 21F quien llame a una masiva parálisis de actividad para el 14J.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS