Política Gendarmería allanó la radio

"Los aumentos se explican para darles rentabilidad desmedida a las empresas"

La Gendarmería Nacional ingresó a una radio, minutos antes de la llegada de la ex Presidenta para una entrevista. "Es una pena, porque Gendarmería era un fuerza con prestigio", resaltó Cristina. Se refirió a las mafias y a las coimas.
Poco antes de la llegada de la ex presidenta y candidata a senadora de Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner, a Radio Pop FM 101.5 para una entrevista con Beto Casella, la gendarmería nacional ingresó a la emisora.
Así lo difundieron los periodistas del grupo en sus redes sociales y lo informó el propio Casella al aire junto a Cristina, quien también opinó al respecto: "Llego y me encuentro carros de gendarmería, patrulleros de la policía bonaerense. Lo tomamos en broma pero no es para broma, es para cosa seria".

El ingreso de gendarmería se debió a una medida dispuesta por el juez federal Julián Ercolini quien emitió hoy órdenes de presentación a empresas del Grupo Indalo en busca de libros contables con el objetivo de verificar si se cumple la inhibición general de bienes ordenada el año pasado, en el marco de una investigación por una multimillonaria defraudación al fisco, a raíz de una denuncia de la AFIP.
La expresidenta Cristina Kirchner afirmó hoy que "el Gobierno pelea contra algunas mafias que son las que no están con ellos" y advirtió que en la actualidad el Poder Judicial y la Gendarmería Nacional se convirtieron en "fuerzas de choque" del Ejecutivo, durante una entrevista que ofreció en un medio de comunicación donde esa fuerza de seguridad federal realizaba un operativo.

La candidata a senadora de Unidad Ciudadana afirmó que el Gobierno nacional "somete" a la Gendarmería al "rol de fuerza de choque" y se refirió a un operativo realizado por esa fuerza en oficinas del Grupo Indalo, propiedad de radio Pop, donde ofreció una entrevista.
"Llego aquí y me encuentro con un allanamiento, un carro de la Gendarmería, policía de la ciudad más adelante. Cuando me avisaron antes de salir de casa que la Gendarmería allana la radio pensaba ¿qué hubiera pasado si nuestro gobierno hubiera allanado Radio Mitre por ejemplo?", afirmó Cristina Kirchner.
Fuerza con prestigio
La candidata a senadora por Unidad Ciudadana afirmó que "es una pena, porque Gendarmería era un fuerza con prestigio y con cariño" por parte de la población.
Y consideró que están "sometiendo" a la Gendarmería al "rol" de "fuerza de choque del Gobierno", al tiempo que criticó el ingreso de esa fuerza de seguridad a una sede de la Universidad Nacional de Rosario.
En ese contexto, la exmandataria cuestionó el despido de un periodista del Grupo Indalo y dijo que se registra "autocensura" en muchos comunicadores.
"Se decía que este medio era mío. Está claro que no era mío", señaló la expresidenta, quien consideró que durante su gestión "hubo una libertad absoluta de que cualquiera podía decir cualquier cosa".
La fuerza de choque
Por otra parte, señaló que "no hay Poder Judicial en la República Argentina: el Poder Judicial es una fuerza de choque que el gobierno utiliza políticamente".
En ese contexto, consideró que "el Gobierno pelea contra algunas mafias que son las que no están con ellos, pero las que están con ellos gozan de muy buena salud".
Tras criticar al sindicalista Juan Pablo "Pata" Medina, la exmandataria hizo referencia a declaraciones de "la hija de (Gerónimo) "Momo" Venegas diciendo que su padre tenía una fortuna incalculable y que se la habían quedado los dirigentes del sindicato".
"El Momo Benegas era el sindicalista modelo del Gobierno: votó a Macri, hizo campaña con Macri", señaló la expresidenta, quien consideró que los integrantes del Gobierno "de nuevo no tienen absolutamente nada", a la vez que señaló que el exintendente porteño Carlos Grosso forma parte del entorno del Presidente.
La candidata a senadora evaluó que "hay un cronograma electoral que coincide con el cronograma judicial" en un contexto de "una judicialización muy fuerte de la política".
Al ser consultada sobre casos de corrupción denunciados sobre funcionarios de su gestión, dijo: "nos falta una pata, que es el corruptor" y se preguntó quién pagó coimas en su gobierno.
En ese marco, dijo que "el principal contratista de obra pública era una empresa que se dice que es del presidente y Nicolás Caputo era el principal contratista y es dueño de Edesur y de Central Puerto".
Las tarifas
Por otra parte, Cristina Kirchner cuestionó la política económica oficial y dijo que "no puede ser que un cuarto de lo que ganás se te vaya en la factura de gas" y advirtió que las empresas de servicios públicos que se benefician "son de amigos del presidente" Mauricio Macri.
"Los aumentos de las tarifas solo se explican para darles una rentabilidad desmedida a las empresas", acusó durante una entrevista en FM Pop. "Nadie regalaba nada", aseguró y recordó las críticas en las calles y los medios cuando producían una suba.
"Los subsidios a las tarifas implicaban una inyección a la demanda agregada", explicó y reconoció: "Podrían haber merecido algún reajuste o ajuste, pero este ajuste? ¿10 mil pesos de gas?".
"Te pican la cabeza"
Al evaluar su desempeño electoral señaló que fue una "hazaña titánica democrática" el haber sido la precandidata a senadora más votada en la provincia de Buenos Aires.
Consideró que "las 24 horas del día están bombardeado, todo el día te pican la cabeza" en los medios de comunicación en contra de su postulación.
Señaló que su campaña se desarrolla en un "marco de adversidad absoluto" y con "todo el blindaje mediático que protege al gobierno y en algunos casos hasta lo encubre".

Sobre su gestión, dijo que fue "un gobierno que enfrentó a los que se creen los dueños del país" y enumeró una serie de políticas al tiempo que dijo "en un país donde se robaron todo no se puede hacer eso".
"Se robaron todo pero crecíamos, había trabajo, los jubilados tenían remedios, los enfermos de HIV y oncológicos tenían remedios, los chicos recibían netbooks, libros. En un país donde se roban todo no se puede hacer eso", dijo.

Además, consideró que "los que se robaron todo en este país no vienen acá a la radio, no viajan en aviones de línea, no viven en la misma casa que tenían antes de ser presidentes: probablemente tienen mansiones acá, en Punta del Este, en Europa", agregó.
La candidata opositora rechazó que pueda pensarse que su gobierno fue "una asociación ilícita" y dijo que "de lo mismo" acusan a los expresidentes brasileños Lula Da Silva y Dilma Rousseff.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS