Policiales Crespo

Comerciante prohibía el ingreso a quienes le robaban y ahora empezó a denunciar

La propietaria reveló que son “jovencitos e incluso menores. Les mostrábamos las imágenes de las cámaras, informándoles que por eso no podían volver a ingresar al negocio” en Crespo. Esta semana sufrió otro robo e hizo la denuncia.
Video: Jóvenes sustraen mercadería en comercio de Crespo
Flavia es propietaria una despensa del Barrio Del Rosario de la localidad de Crespo, ha sufrido reiterados robos de mercadería. "Venimos con una seguidilla de hurtos. Nosotros hasta ahora, llamábamos a las personas -las localizo por Facebook y les envío mensaje privado para que se acerquen al local-, donde les mostrábamos las imágenes de las cámaras, informándoles que por eso no podían volver a ingresar al negocio. Les prohibíamos el ingreso y nada más”.

Sin embargo, tras sufrir esta semana otro hecho delictivo, “un policía me dijo que hagamos la denuncia, entonces decidimos hacerla, para cortar la ola de robo. Sino sabemos que, normalmente, no se hace la denuncia oficial y la actitud continúa".

Respecto de la reciente ocasión -visible en el registro fílmico-, la comerciante detalló: "El martes a las 16:45, entraron dos jovencitos, una persona distrajo a una empleada preguntándole precios de diferentes cosas, mientras el otro sustraía yerba y café. Ellos han venido en otras ocasiones a comprar, pero es la primera vez que detectamos el hurto".

"Fueron $8.000 en eso y casi $10.000 en otro hecho que tuvimos con otra persona, que llevó chocolates, alfajores y otras cosas. Casi $20.000 en dos semanas y está pasando muy seguido. Actúan en función de uno entretener y otro roba, es muy organizadito. No les importa que hay cámaras, que están muy visibles y señalizadas, porque confían en que nadie se toma el tiempo de ir a denunciar".

"Ha habido otros que se van tapando los movimientos, para evitar quedar filmados, pero se ve que van metiendo productos en los bolsillos o en las mangas de las camperas", acotó.

Haciendo alusión a las edades, comentó: "Suelen ser jóvenes, de 20 para arriba, y sino menores, tuvimos de unos 10 u 11 años. Siendo menor ocurrió la semana pasada, y hablé directamente con los padres. Lo hice así, porque siendo madre no me gustaría que me denuncien o escrachen un hijo, sin yo antes saber al menos. Me gustaría que viniesen de frente. Entonces poniéndonos en el lugar de esos padres, los llamamos y les mostramos".

En relación a esa circunstancia, agregó: "Los padres se largan a llorar, no pueden creer, no sabían y bueno, una le dice que están a tiempo de encaminarlos porque todavía son chicos. Es un momento muy incómodo. La señora dijo que cuando cobrara iban a pasar a pagar lo que sustrajeron. Dieron la palabra, no sé si sucederá o no".

Flavia hizo saber a FM Estación Plus que "entendemos que no es por hambre, ya que llevan chocolates, bebidas, galletitas o ahora yerba y café. Sí otras personas han venido pidiendo pan o fideo, explicando que están pasando un mal momento y de corazón, se lo damos".

La comerciante aguarda los efectos sucesivos, sobre lo cual indicó: "Me dijeron que la denuncia va a Fiscalía y que después actúan en base a lo que la justicia diga".

NOTICIAS DESTACADAS