Policiales Conmoción en Tucumán

Encontraron asesinado a odontólogo desaparecido y un policía confesó el crimen

Oscar Marcial tenía 58 años. El asesino, con quien habría mantenido una relación, reveló donde había dejado su cadáver. El auto de la víctima había sido encontrado al día siguiente de su desaparición, con manchas de sangre.
Tras 5 días de intensa búsqueda, este miércoles hallaron asesinado al odontólogo Oscar Marcial en Tucumán. Había desaparecido el sábado, cuando salió de su casa a comprar una torta para festejar su cumpleaños. Nunca regresó. El miércoles un policía confesó el crimen y reveló dónde había dejado el cuerpo.


El abogado de la familia Marcial, Sergio Peret, contó a que cerca de las 16 les informaron que habían encontrado el cadáver en un lugar cercano a Timbó Nuevo. Fuentes oficiales luego precisaron que estaba a 60 metros de la Ruta 305, en el kilómetro 52, altura de la Virgen del Volcán, en el camino que conduce a Río Nío.
"Estamos analizando cámaras de seguridad. Esto recién comienza y hay un arduo trabajo por delante. Por el momento, vamos a pedir seis meses de prisión preventiva para el policía que se entregó", dijo en Radio ATE.

El auto de la víctima había sido encontrado al día siguiente de su desaparición, con manchas de sangre en el asiento trasero y en el baúl.

Fuentes judiciales y el ministro de Seguridad de Tucumán, Eugenio Agüero Gamboa, confirmaron que el oficial de la policía, identificado como Mariano Vizcarra, se presentó en la guardia de los Tribunales y confesó que había sido el autor del homicidio, por lo que quedó detenido y a disposición del fiscal del caso, Carlos Sale.

En su declaración, contó detalles del lugar donde había abandonado el cuerpo de la víctima. Esto facilitó el hallazgo, tras varios días de rastrillajes sin resultados positivos.

"Vizcarra se presentó en la guardia de Tribunales informando que él es el autor del hecho y poniéndose a disposición de la justicia, por lo cual en estos momentos se encuentra detenido y a disposición del fiscal Carlos Sale", dijo el ministro Agüero Gamboa.

Según adelantaron fuentes del caso a La Gaceta, la víctima habría recibido un disparo en el cuello, aunque por el avanzado estado de descomposición del cuerpo deberán esperar a la autopsia para tener mayores precisiones sobre la mecánica del homicidio.

Lo que se sabe del caso

Marcial había sido visto por última vez el sábado en la capital provincial. Hasta este miércoles se realizaban rastrillajes en el Cerro San Javier y en El Timbó, mientras se peritaban las manchas de sangre que se levantaron de su auto.

Los investigadores confirmaron que el policía detenido mantenía una relación con el odontólogo desaparecido y que fue una de las últimas personas con la que la víctima tuvo contacto antes de su desaparición.

Marcial fue visto por última vez por su familia cuando salió a bordo de su auto Toyota Corola color gris de su casa ubicada en Chile al 3000, de Tucumán, a buscar una torta que había encargado ya que al día siguiente cumplía años.

A las pocas horas, el hombre se comunicó con su hermano, a quien le dijo que volvería a su vivienda al mediodía, pero minutos después le envió un mensaje contándole sobre un cambio de planes. Desde entonces, no tuvieron ninguna noticia más.

Tras la denuncia por averiguación de paradero que realizaron sus familiares ante la policía, los efectivos salieron en su búsqueda y hallaron el vehículo Toyota Corolla en el que se movilizaba Marcial en la avenida República del Líbano al 2.400, con machas de sangre en el asiento del acompañante y en el baúl.

La Justicia ordenó un peritaje en el vehículo y se obtuvieron muestras de los restos de sangre y de otros restos orgánicos con los que -antes de la confesión- se intentaba elaborar un ADN y huellas dactilares del agresor.

Desde el sábado la Policía realizaba un intenso operativo de búsqueda, especialmente en el Cerro San Javier, para dar con su paradero del hombre, pero tuvo que ser suspendido a causa de las lluvias y se retomaron hoy por orden del fiscal de Homicidios a cargo del caso.

Para las próximas horas se esperan los resultados de un informe que le solicitaron a las compañías de teléfonos de los tres celulares utilizados Marcial. Además se están peritando las cámaras de seguridad particulares por donde podría haber circulado y donde fue encontrado el auto, con el fin de obtener imágenes que ayuden a esclarecer lo sucedido.

Los tres teléfonos de la víctima tenían líneas de distintas empresas, por lo que ya se contactaron a las compañías para que entreguen las listas de llamadas entrantes y salientes.

La hipótesis más firme es que Marcial salió de su casa a buscar la torta que había encargado, la cual no llegó a retirar debido a que en el camino pudo haber arreglado una cita con una o varias personas.

La sospecha de los investigadores apuntaban a que cuando se produjo el encuentro con esas personas, por alguna razón, lo podrían haber asesinado, y en un primer momento dejaron el cuerpo en el baúl de su auto, pero luego para evitar ser descubiertos, lo ocultaron y abandonaron el vehículo donde fue encontrado el domingo.

La fiscalía manejaba dos hipótesis: una de ellas es que el profesional pudo haber sido víctima de un ajuste de cuentas por una deuda de dinero, y la otra línea puede estar vinculada a una relación sentimental.

Ahora esperan que el policía que se entregó sea indagado para conocer mayores detalles sobre los motivos del homicidio y si hubo participación de más personas.
Fuente: Clarín

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS