Policiales Santa Fe

Imputaron por tres presuntos abusos a profesor de gimnasia de un jardín

Un profesor fue imputado como autor de delitos contra la integridad sexual de tres de sus alumnas en un jardín. Para el defensor del acusado, “los fiscales están atravesados por el fanatismo ideológico del socialismo".
Un profesor de educación física de 45 años fue imputado este sábado por la mañana como autor de delitos contra la integridad sexual de tres de sus alumnas en el Jardín Ceferino Namuncurá, en la zona noroeste de la ciudad de Santa Fe.

La atribución delictiva fue realizada ante el juez Sergio Carraro por el fiscal que lidera la investigación, el doctor Matías Broggi, que participó de la audiencia de manera remota. El docente fue acusado de "abuso sexual gravemente ultrajante agravado porque, al momento de los ilícitos, era el encargado de la educación y de la guarda de las víctimas". Concretamente, el funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA) sostiene que el sospechoso habría manoseado las partes íntimas de las menores de edad por debajo de sus ropas.

La audiencia de medidas cautelares, en la que el fiscal solicitará la prisión preventiva del imputado, se realizará el lunes, en horario a confirmar.

Antes, durante y después de la audiencia se registraron violentos incidentes entre familiares de las víctimas y del acusado, que llegaron hasta la Plaza de Mayo para manifestarse. Sólo la intervención de la policía impidió que la situación se desmadre totalmente y pasara de lo verbal.
Madre
Judith tiene 23 años y es madre de una de las pequeñas que tiene 6 y cursa en la institución desde "Salita de 4". "El martes fui a buscar a mi hija al jardín y ella se comportó de manera extraña. Hoy me doy cuenta. Al salir no saludó a la maestra como siempre. Ni la miró. Sólo me pidió que busquemos a su hermanito. Paseamos todo el día. Estaba más charlatana de lo normal y a la noche, cuando llegamos a casa, me dijo que le dolía abajo, que se había lastimado, que se había golpeado en el jardín o que se había caído. Le pedí que me cuente y me dijo que se había golpeado en la clase del profe J., que no quería contar porque el profe se iba a enojar", contó la joven.

"Ante mi insistencia me dijo: 'Tengo algo guardado en el corazón, muy triste. No te puedo contar porque te va a hacer mal'. Entonces no dudé y la llevé al Hospital Iturraspe. La revisaron toda la noche, la vieron psicólogos y al otro día me dijeron que no tenía nada… que no había signos de abuso. La llevé a mi casa, pero no pude descansar. Entonces, a la madrugada la llevé al Hospital de Niños. Ahí una doctora me dijo que tenía irritación, pero que no era indicio de abuso", continuó.

"En la Comisaría de la Mujer, ante la policía, mi hija contó que el profesor la había tocado y lastimado, pero después no quiso hablar más. Ahí se constató la lesión y me dieron una crema y una pastilla para el dolor, porque estaba lastimada", agregó.
La palabra del abogado defensor
El abogado Marcos Barceló cargó duramente contra el MPA y particularmente contra la Unidad de Violencia Familiar y Sexual (Gefas), luego de la audiencia imputativa en la que su defendido fue acusado de abusar de tres menores de edad. "De 1300 detenidos que hay en la cárcel de Las Flores, 650 están por abuso. Están (los fiscales) atravesados por el fanatismo ideológico del socialismo", dijo.

Luego, el profesional hizo referencia al ataque que sufrió la vivienda de la familia del acusado este jueves. "Es sintomático. Hay una denuncia por abuso y una persona está detenida, pero… hay 20 personas que cometen delitos que van de los 5 a 10 años de prisión, que están identificados en redes, con nombres y apellidos, y no hay un solo arrestado. Eso está sucediendo", concluyó.

"Él se acaba de enterar de que le incendiaron su casa, que le mataron a sus mascotas, que sus hijos están desperdigados y su mujer viviendo en casa de una amiga. No sabía si después de eso íbamos a poder hacer la audiencia, pero era mi deber comunicarle lo que había pasado. No paraba de llorar. El dolor que siente es tremendo", aseguró luego de la audiencia el doctor Marcos Barceló, abogado del profesor acusado.

"Pensé que iba a haber más imputaciones -agregó-, pero se frenó en tres. Este es un típico caso de psicosis colectiva, como el de la Escuela San Roque o el de la Sara Faisal. Empieza con una denuncia y después son dos, seis y veinte. Estos procesos se producen en determinados ámbitos socioculturales relacionados con gente que vive en situación de alta vulnerabilidad social, como en este caso. Ayer me decían que las denuncias eran seis, pero se ve que se tomaron tres”.

"Las personas que están denunciando son las que le incendiaron la casa al profe, las mismas que intentaron quemar el colegio, la iglesia y dejaron sin casa a la familia de mi defendido. Son las que están en los videos llevándose televisores, alimentos, comida, y son los mismos que tienen el bidón de nafta para quemar las casa. Esas personas son las que están denunciando a un profesor que nunca ha tenido una mancha en su vida. El abanderado de la escuela inmaculada", enfatizó.

Barceló señaló que el profesor "tiene clases de 25 minutos, de 25 chicos. Los lleva y los saca la maestra. El hecho fáctico es que hay una niña con una lesión en la zona genital. Un hecho gravísimo y que hay que atender. El proceso de psicosis colectiva es lo que viene después. Esto (la hipótesis fiscal) no sucedió ni en la imaginación más perversa. Es lo mismo que pasó en la Escuela San Roque, donde hay una persona detenida hace meses sin causa".

"En qué cabeza cabe que un profesor de educación física que nunca tuvo un antecedente administrativo, nunca tuvo un antecedente penal, de golpe en una clase de 25 alumnos se le ocurre manosear y frotar la vagina de una niña debajo de sus ropas íntimas. Es parte de esta psicosis colectiva. Todos perdemos referencia y sentido común en estos casos. Estamos colectando toneladas de pruebas. Estamos entrevistando familiares. Uno de ellos es el papá de la víctima, que fue el que primero se ofuscó y después me llamó y me dijo que podía ser que la niña sufriera una situación de abuso pero no de este profesor. Me marcó de donde podía venir. El 90 por ciento de situaciones de abuso infantil son intrafamiliares. Escapa a toda lógica que se apunte a una persona que es imposible que lo haya hecho. Es un delito de cumplimiento imposible", puntualizó.

Finalmente, el abogado explicó que en esta oportunidad le había indicado a su defendido que no declare, porque "no estaba en condiciones", pero aclaró que sí lo iba a hacer en la audiencia de prisión preventiva. "Ahí sí va ha hacer una defensa material fuerte", manifestó. (El Litoral)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS