Policiales “Tirale que es cobani”

Asesinaron a policía madre de una nena: no se sabe la pena porque eran menores

Micaela Romero, de 23 años de edad y mamá de una nena, era agente de la Federal. Los asesinos eran menores en el momento del crimen y, por eso, recién se conocerá el monto de la pena en 2022.
"Ella es cobani. Tirale que es cobani". Micaela Romero (23) era agente de la Policía Federal y fue asesinada por motochorros el Día del Niño de 2020, en Quilmes. Este martes, condenaron a tres jóvenes por su homicidio.

Sin embargo, la familia de Micaela aún no sabe cuál será la pena que deberán cumplir en prisión los asesinos de la agente.

Como los tres condenados eran menores de edad al momento de homicidio -dos tenían 17 años y el otro, 16-, la Justicia recién fijará el monto de la pena que deberán cumplir cuando todos sean mayores.

Fuentes judiciales informaron a la agencia de noticias Télam que el Tribunal de Responsabilidad Penal Juvenil N°2 de Quilmes adelantó la lectura del veredicto, que resultó condenatorio para los imputados.

Los tres condenados seguirán detenidos hasta 2022 cuando se conozca la pena por haber matado a la policía.

La fiscal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Quilmes, María Julia Botasso, había acusado a los tres por el delito de "homicidio en ocasión de robo doblemente agravado".
María Constante (40), mamá de Micaela, había dicho antes de que comenzara el debate que el juicio significaría "cerrar una etapa de angustia infinita". Ahora su familia deberá esperar para conocer qué pena deberán afrontar los asesinos.

Mamá y policía
Romero, mamá de una nena que tenía 4 años cuando la mataron, se desempeñaba en la División Protección Residencia Presidencial de Olivos y Operaciones de la PFA.

Sin embargo, estaba de licencia médica cuando la interceptaron los motochorros en ese agosto fatal de 2020.

Micaela se había recibido en noviembre de 2019 en la Policía Federal y, dos días antes de ser asesinada, se había mudado con su pareja y la hija de ambos a la casa que habían construido en la parte posterior del terreno que tiene la mamá de la víctima en el barrio Kolinos, de Quilmes.

Ahora, la hija de Micaela vive con su padre en esa casa, a metros de su abuela, y en el mismo barrio donde mataron a su mamá.

El crimen de Micaela fue cometido en plena pandemia de coronavirus, cerca de las 7 del domingo 16 de agosto del año pasado.

La policía, que estaba vestida de civil y no llevaba su arma, fue junto a un amigo a comprar cigarrillos a un comercio ubicado en calle 395 y avenida Carlos Pellegrini, de La Cañada, Quilmes, cuando ambos fueron abordados por varios delincuentes que iban en moto.

"Ella es cobani", advirtió uno. Entonces la joven le preguntó a uno de ellos, de 17 años, que había ido al mismo colegio: "¿Me vas a robar a mí?".

La respuesta del adolescente fue un balazo en el pecho, calibre .22. Los ladrones escaparon con el celular Samsung J2 y una gorra del amigo de la oficial.
Fuente: Clarín

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS