Policiales Otro cuento del premio

Engañaron a una mujer y estafaron a allegados por más de 200.000 pesos

La tuvieron más de tres horas al teléfono. La hicieron concurrir al cajero con tarjetas de familiares y una amiga. La víctima contó detalles a Elonce TV. “Me siento mal. Mucha gente me juzga porque no me di cuenta”, dijo.
Nancy Martínez denunció este viernes en la Comisaría Cuarta que fue víctima de una estafa. En declaraciones a Elonce TV dio detalles del ardid en el cual cayó.

“Fui víctima de un engaño. Me siento mal. Mucha gente me juzga porque no me di cuenta, pero no sé cómo explicar lo que me pasó”, comenzó relatando la mujer.

Precisó que “ellos (los estafadores) me mandaron un mensaje; me dijeron que mi número había salido sorteado en una lista de ganadores por un teléfono. Que yo solamente tenía que ir al banco, que me iban a hacer sacar un ticket para depositarme una cierta cantidad de dinero. Luego que yo iría con ese ticket al local de electrodomésticos más cercano para retirar el celular”. Eran las 16 de este miércoles.

Y continuó: “Fui al banco; ellos me monitorearon todo el tiempo, porque estaba parada esperando el colectivo y me dijeron que por qué estaba parada ahí, que me tomara un remís. Yo le decía que no, que no tenía plata. Era una chica”.

La primera “visita” al banco
Cuando llegó a la entidad bancaria “me dijo que pusiera la tarjeta y me hacía generar claves. Luego me hizo salir y me dijo que lamentablemente no me podía depositar los 50.000 pesos del premio porque yo tenía un crédito en el banco. En ese momento no me daba cuenta que ellos lo que querían era sacar un préstamo.” Fue entonces cuando le indicó que “consiguiera la tarjeta de un conocido” para depositarle el dinero. Contó que fue siguiendo sus instrucciones. “Subí a un remís, agarré a la mujer de mi papá (Josefa) y volvimos al banco de calle Ramírez”. La estafadora le seguía hablándole por teléfono, “diciendo que era Alejandra Molina”.
Segunda parte
“Me bajé, Josefa pagó el remís”, recordó la víctima. La estafadora le dijo que “fuera al cajero, pusiera la tarjeta que me iba a dar 2.000 pesos. Me dieron ese dinero. Ahora poné la tarjeta de Josefa que te voy a depositar la plata”, le indicó.

Efectivamente, le depositó 30.000 pesos y le señaló que “iban a realizar la transacción de la cuenta de Josefa a la mía para que pudiera retirar el celular”.

Sin embargo, “cuando estaba haciendo la transferencia a mi cuenta me pidió que lo hiciera más rápido porque se cortaba el sistema. Tres veces lo hice. A la tercera vez, que Josefa puso mal la clave, el banco me bloqueó la tarjeta. Entonces a la cuenta de Josefa no la afectó”.

Tercera tarjeta
“Yo tenía el ticket de los 30.000 pesos, entonces me pidió que buscara otra tarjeta. Engañada, nos fuimos de vuelta y buscamos la tarjeta de mi papá. Pasé ésta y cuando acordé se me desapareció la tarjeta de él, empecé a llorar y no sabíamos qué había pasado”, declaró Nancy.

En ese momento, la ladrona “me empezó a retar. “Cómo la vas a perder, una tarjeta no se va así”, me decía y que a los 30.000 pesos había que recuperarlos”.

Cuarta y última
Ante ello, le pidió que “me tomara otro remís, total, teníamos los 2.000 pesos. Habíamos gastado 300 en el viaje anterior. Que la llevara a Josefa porque ya era tarde y que tal vez de camino encontraba a alguien que me preste la tarjeta para pasarme esos 30.000. En eso enganché a una amiga”.

En esta oportunidad concurrieron al cajero de Avenida Zanni. Eran las 19.30. Su amiga, “María José, habló con esta chica, le hizo hacer la transacción y cuando ella se dio cuenta, empezó a discutir con la chica. Me dijo que era un fraude y se fue”.

La amiga estafada
Más tarde, la amiga “me llamó y me dijo que le hicieron una transacción y le sacaron 155.000 pesos”. Asimismo, le remarcó que “iba a tener que responder por esto porque le pedía ayuda”.

Trámites en el banco
“Llamé al banco, bloqueamos mi tarjeta y mi cuenta. También la de Josefa y con la de mi papá no podíamos hacer nada porque la había retenido el banco. Ayer me presenté en la entidad bancaria para retirarla, pero tenía que venir mi papá. Entonces él habló con el banco y el operador nos dijo que la tarjeta había sido retenida cuando se detectó el fraude. Se sacó un crédito de 66.000 pesos y esa plata fue depositada al Banco Galicia”, reveló Martínez.

Expresó que el trabajador le aconsejó que “lleve a mi papá a hacer la denuncia”.

El dolor por el engaño
“Díganme lo que quieran. Asumo mi responsabilidad. Fui engañada, estuve en un mal momento. Fui la mula. Así me van a llamar a mí”, manifestó Martínez con lágrimas en sus ojos, al tiempo que estimó que la estafadora no habría “podido hacer nada con mi cuenta porque tenía un crédito”. Elonce.com

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS