Policiales El crimen de Alejandro Ochoa

Escalofriantes detalles de la autopsia del peón rural asesinado en San Luis

A Alejandro Ochoa lo secuestraron dos hombres el sábado 27 de marzo. El análisis del cuerpo determinó que sufrió brutales múltiples lesiones y estableció la data de fallecimiento, poco después de su desaparición.
El crimen de Alejando “Bebo” Ochoa, el peón rural secuestrado en el pueblo de Cortaderas, tiene en vilo a la provincia de San Luis. Mientras las autoridades trabajan para encontrar a los asesinos, este lunes se conocieron detalles escalofriantes de la autopsia, que reveló que el hombre fue torturado y degollado poco después de su desaparición el sábado 27 de marzo.

Tn que tuvo acceso al informe elaborado por el Poder Judicial local, informó que Ochoa fue amordazado, mutilado y degollado luego de que, según el relato de un testigo, hombres encapuchados se lo llevaran a bordo de un vehículo.
Ensañamiento
De acuerdo con la autopsia, hubo ensañamiento por parte de los secuestradores contra el peón rural, que sufrió varias horas de torturas. Además, se trabaja sobre la posibilidad de que el cadáver haya sido plantado en una escena secundaria con el objetivo de despistar a los investigadores: apareció a 2,5 kilómetros de Cortaderas, en una obra en construcción en la zona de El Adobe.
El cuerpo se encontraba a la intemperie, amordazado y tenía la cabeza tapada con una bermuda de jean, posiblemente con la intención de que el Ochoa no reconociera a sus atacantes. Presentaba heridas cortantes realizadas con un arma blanca en la cara, el pecho, la espalda, el abdomen, las piernas y una de gran profundidad en el cuello, que le habría provocado la muerte.
Descartado
En el informe también se determinó que el cadáver se encontraba en avanzado estado de descomposición y se estableció la data de muerte un día después de la desaparición. Por este motivo, se cree que los secuestradores escondieron el cuerpo en un primer lugar para luego descartarlo en la escena secundaria donde fue encontrado.
La causa se encuentra a cargo de la jueza penal de Concarán, Patricia Besso, que cambió la carátula y ahora investiga el crimen de Ochoa como una “privación ilegítima de la libertad seguida de muerte”.
El caso
El trabajador rural de 35 años, Alejandro “Bebo” Ochoa, desapareció el sábado 27 de marzo en la localidad de Cortaderas, en San Luis. Según un testigo, fue atacado a golpes y secuestrado por dos encapuchados a las 19.30, cuando cortaba leña en una zona rural.
En los siguientes días, más de 180 policías participaron de la búsqueda del hombre: rastrillaron Cortaderas hasta el área de Los Molles.

El operativo estuvo integrado por agentes de las divisiones Canes, Científica y Bomberos.
Tras seis días de búsqueda, el cuerpo de peón rural fue encontrado el viernes en una obra en construcción ubicada a 2,5 km del lugar del secuestro.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS