Policiales Lo habían descubierto en 2009

Destituyen a policía por falsificar un título para conseguir un mayor sueldo

Un oficial de la Policía de Entre Ríos fue destituido luego de que se descubriera que falsificó documentación universitaria para acreditar que contaba con un título de grado en la carrera de Nutricionista.
Un policía falsificó documentación universitaria para acreditar que contaba con un título de grado en la carrera de Nutricionista, lo que se le sirvió para lograr la reubicación en el escalafón jerárquico y, con ello, una mayor remuneración económica.

La situación fue detectada en 2009 por la División de Asuntos Internos de la Policía y recién 11 años después, a fines de 2020, se decidió destituir al agente involucrado en la falsificación de la documental. El hombre detrás de los documentos truchos es el ahora exoficial principal Ricardo Luis Blanche.

A través del decreto Nº 2718 fechado el 20 de diciembre de 2020 y publicado en el Boletín Oficial el 25 de marzo de este año, se informó que se dispuso la destitución por cesantía de Blanche, porque incurrió en la causal del artículo 201º inciso a) y d) del Reglamento General de Policía, que sancionan faltas graves de los agentes.

En el decreto se explica que las actuaciones administrativas fueron impulsadas desde la Dirección Asuntos Internos, mediante el dictado de la Resolución D.A.I. N° 669/09, del 28 de julio de 2009 a raíz de que la Universidad Maimónides, respondió que “no obraban antecedentes que certificaran como alumno de la carrera de Licenciatura en Nutrición a Ricardo Luis Blanche” y que, por otro lado, “las fotocopias que se habían adjuntado, no correspondían a una certificación analítica y diploma que hubiera extendido la Universidad Maimónides”.

La universidad privada, ubicada en Buenos Aires, detalló además que “la denominación y numeración obrantes en el certificado analítico presentado por Blanche, no correspondían a las utilizadas en sus registros”.

Asimismo, informó que el formato del Diploma y Certificado Analítico enviados por Asuntos Internos, extraídos del legajo personal de Blanche, “no guardaban similitudes con los diplomas que extiende la Universidad y, por último, que las personas detalladas en esas fotocopias, no forman partes de las autoridades y personal de la Institución, e inclusive el cargo de Jefa Departamento Estudio Universidad Maimónides no existió dentro de la Universidad”.

Cómo lo descubrieron
Todo comenzó el 20 de agosto de 2001, cuando Blanche solicitó el cambio al Cuerpo Profesional Escalafón Sanidad. Dicha petición, al ser rechazada, fue reiterada el 16 de junio de 2002 y 11 de junio de 2003.

Para lograr su cometido, el agente acompañó documentación supuestamente emitida por la Universidad Maimónides, y credencial de Nutricionista extendida por la Secretaría de Salud, todo ello en fotocopias sin certificación alguna.

Posteriormente, el 21 de mayo de 2004, instó nuevamente su reubicación escalafonaria y jerárquica y esta vez obtuvo una respuesta favorable: la Dirección de Personal de la Policía firmó la resolución N° 1666/04 que le otorgó el trasladado a la Clínica para cumplir tareas como nutricionista.

En esta última presentación, ante la falta de firmas que certifiquen la autenticidad de los documentos presentados, el oficial hizo certificar las copias con la escribana Clara Gerez de Facello, publica el portal Entre Ríos Ahora.

Pero luego de esta decisión, las autoridades detectaron que existía una causa judicial contra Blanche por el supuesto delito de fraude a la Administración Pública. Este caso fue el 24 de octubre de 2012, cuando el Juzgado de Instrucción N° 6 de Paraná otorgó la suspensión de juicio a prueba para el acusado.

Luego se abrió el sumario administrativo que terminó corroborando que todos los papeles universitarios presentados 11 años atrás eran falsos.

“Que el funcionario Blanche, valiéndose de documentos carentes de validez obtuvo la reubicación jerárquica y escalafonaria y con ello una mayor remuneración económica, causando de esta manera, un perjuicio al Estado Provincial. Sin lugar a dudas, estas acciones violentan profundamente los deberes y obligaciones que rigen la vida del funcionario policial, impuestas con carácter inalienable en el Reglamento General de la Policía, que lo conminan al cumplimiento de las leyes, premisas básicas de todo funcionario y que en el caso ‘sub examine’ han sido quebrantadas por las conductas disvaliosas del causante, situaciones que abonan al desprestigio de la fuerza policial”, dice el decreto de destitución, firmado por el gobernador Gustavo Bordet y la ministra de Gobierno y Justicia, Rosario Romero.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS