Policiales Iba a la ferretería

Sobreseyeron a un hombre acusado de violar la cuarentena en Paraná

Desde la Defensa demostraron que “fue interceptado en ocasión en que se dirigía a los comercios del barrio para adquirir alimentos y elementos necesarios para una instalación eléctrica y de agua”. Para la Justicia, no hubo delito.
El Juzgado Federal de Paraná resolvió sobreseer a un hombre de 37 años que fue procesado por violar el decreto que instauró el Aislamiento, Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO). La defensa logró probar que no había violado aquellas medidas y Fiscalía decidió no mantener los cargos.

El Juzgado Federal indicó que la Fiscalía instó “al sobreseimiento de FECG, al no advertir o denotar un obrar típico por parte del nombrado, toda vez que al momento del hecho se encontraba exceptuado de cumplir con las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el DNU N° 297/2020, de conformidad con lo normado por el artículo 2, segundo párrafo del citado decreto”.

Así, decidió sobreseer al hombre de 37 años, que fue acusado del delito de Violación de Medidas- Propagación Epidemia, adoptadas por el Poder Ejecutivo Nacional para impedir la propagación de una epidemia. El Ministerio Público Fiscal refirió que de las probanzas reunidas en el expediente surge que “las justificaciones formuladas por el sindicado pudieron acreditarse con un grado de certeza suficiente”.

La defensa, a cargo del abogado Boris Cohen, citó las disposiciones del decreto Nº 50 del COES de Entre Ríos y destacó que su defendido “fue interceptado en ocasión en que se dirigía a los comercios del barrio para adquirir tanto alimentos como elementos necesarios para la instalación eléctrica y de agua del contenedor donde vive”.

El defensor también destacó que “el personal de la Policía de Entre Ríos no detuvo ni interrogó al sindicado, toda vez que su salida se encontraba amparada por el DNU 297/2020”, que en el artículo 2 permite “realizar desplazamientos mínimos e indispensables para aprovisionarse de artículos de limpieza, medicamentos y alimentos”, y señaló que FECG “fue interceptado a poca distancia de su domicilio real, el que es ratificado por el testigo de dicha acta”. Así, concluyó que “la conducta atribuida no constituye delito, ni puede subsumirse el tipo legal del artículo 205 del Código Penal, ni en ningún otro”.

El hecho

El hecho que se imputó ocurrió el 11 de mayo de 2020, a las 16.45 aproximadamente, en Avenida Laurencena y Gregoria Matorras de San Martín, en Paraná.

Se sostuvo en aquel momento que FECG “violó las medidas adoptadas por el Poder Ejecutivo Nacional a través del decreto de necesidad y urgencia Nº 297/2020 y sus prórrogas, para impedir la propagación de la pandemia causada por el virus Covid19 (coronavirus), al no guardar el debido aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el decreto mencionado y en el período de tiempo allí establecido, no permaneciendo en su residencia habitual y desplazándose por la vía púbica, sin encontrarse amparado por las excepciones reglamentarias”.

Indagatoria

Entre los elementos que fueron motivo de valoración probatoria se destacó el Acta de Notificación del DNU Nº 297/2020, como así también la Notificación de Formación de Causa y Derechos del Imputado Nº 221/2020 labrada por el personal de Prefectura Paraná; el acta de constatación de domicilio, el anexo fotográfico y la impresión del mapa del lugar del hecho; las declaraciones indagatorias de FECG, quien asistido por Cohen, manifestó que “ese día me encontraba trabajando y salí a hacer unos mandados, pasé el primer control y no me dijeron nada, ya saben que vivo ahí y más adelante llegando a Prefectura me piden los datos y les dije lo que estaba haciendo y que iba a hacer mandados, iba a la ferretería, ese día liberaron esparcimiento, me llevan a mi casa para notificar que vivía ahí y así lo hicieron. Nada más”.

Posteriormente Cohen solicitó que la ampliación de la declaración indagatoria y requirió que “se incorpore como prueba el decreto Nº 50 del Comité de Emergencia Sanitaria de Entre Ríos, de fecha 11 de mayo de 2020, que habilita las salidas de las personas que debían guardar el aislamiento preventivo y obligatorio, en atención al cual entiende que no se configuró el delito”.

En la ampliatoria, FECG refirió: “Quería agregar que yo vivo en ese lugar. El 11 de mayo que se habilitaron salidas, conforme resolución 50 del comité de emergencia sanitaria, y aproveche para hacer mandados, como ser ir al supermercado chino de calle Laurencena pasando Ramírez y a la ferretería que está ahí”.

En esa instancia, Cohen instó el sobreseimiento y, subsidiariamente, solicitó que se dicte la falta de mérito para procesar o sobreseer.

Sin delito
Fiscalía entendió que en el día del hecho FECG “circuló por la vía pública, en el lugar y modo referenciados, comprendido dentro de una actividad habilitada en virtud del artículo 2, segundo párrafo del decreto Nº 297/2020, conforme al cual “podrán realizar desplazamientos mínimos e indispensables para aprovisionarse de artículos de limpieza, medicamentos y alimentos”.

En este sentido se consideró que “el accionar del imputado no constituyó un acto prohibido por la norma legal vigente al momento del procedimiento, resultando atípica y correspondiendo dictar su sobreseimiento”.
Fuente: El Diario

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS