Policiales En plena investigación

"No me arrepiento de nada": Asesino de la profesora en Tucumán dejó dos cartas

En un allanamiento a la casa del autor del crimen, encontraron dos cartas. "Yo no tengo la culpa de nada, no pedí ni voté por nacer", dice uno de los escritos. Además, le echa la culpa a los padres, a la profesora y a la Justicia.
En el marco de la investigación por el femicidio de la docente Paola Tacacho, asesinada hace dos semanas en Tucumán por Mauricio Parada Parejas ?quien después se quitó la vida?, este viernes se realizó un allanamiento a la casa del autor del crimen donde se encontraron dos cartas del homicida, según confirmaron fuentes judiciales a Infobae. En ellas, Parada Parejas contaba situaciones que venía atravesando en el último tiempo y anticipaba el asesinato.

El procedimiento, solicitado por el fiscal Carlos Sale y llevado adelante por efectivos de la División Homicidios de la policía provincial, tuvo lugar en el departamento que ocupaba el femicida, localizado en la calle Monteagudo al 800, en la zona norte de San Miguel de Tucumán.

Allí, los investigadores hallaron las dos cartas escritas por Parada Parejas, según se sospecha momentos antes del femicidio y de su suicidio. En una de las misivas, él pide que lo cremen, que nadie se quede con sus pertenencias, se desliga de culpabilidades y responsabiliza a la Justicia por haberlo liberado "sabiendo que tenía esquizofrenia con brotes psicóticos" y a su familia por no haberlo ayudado con la atención médica necesaria.
"Yo no tengo la culpa de nada. No pedí ni voté por nacer. La culpa es de la mamá por ser irresponsable e imprudente en ir a tener hijos cuando no tenía porque ya era vieja, sin pensar. Ya se va a rehacer toda esta basura de siempre. Pongo una maldición al universo y digo, se viene lo peor así que prepárense y voy a estar ahí para reírme, al carajo con todo", se lee en una de las cartas que lleva su firma y número de DNI.

La otra carta es un boceto escrito a mano en el cual repite la mayor parte del texto pero además agrega que su padre sabía que tenía que llevarlo con un especialista que atendiera su condición de salud pero "no hizo nada" y que por el contrario lo "malcriaron toda la vida".

A continuación, se refirió a Paola: "Nadie me culpa a mi de nada. Esta cajetuda Tacacho se acercaba todo el tiempo queriendo provocar ahora tiene lo que se merece"

En otro pasaje también se lee que "la culpa es de todos los políticos, de la sociedad que los vota y que les hacen caso sin pensar". Y el texto cierra con las siguientes palabras: "No me arrepiento de 'nada' ni tampoco pido perdón 'jamás'. No se acomoden, prepárense porque se viene el fin de todo y estarán ahí para ver cómo todo se cae".
El crimen ocurrió el viernes 30 de octubre en pleno centro de la capital provincial. Esa noche, Paola salió del gimnasio y se dirigía a su casa cuando Parada Parejas la interceptó, cuchillo en mano, y la mató de al menos seis puñaladas, una de ellas por la espalda, contra la vidriera de un local. Una cámara de seguridad filmó parte del ataque.

Mientras Paola agonizaba en el lugar, un grupo de vecinos creyó que se trataba de un robo y lo cercó para evitar que se escapara. Ante esta situación, Parada Parejas se suicidó con el mismo cuchillo.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS