Policiales Horroroso caso en Rosario

Mujer prendió fuego al hijo: "La volvió loca el culto umbanda", dice su familia

El chico de 11 años está internado desde el miércoles. La abuela del nene incriminó a su propia hija, porque lo escuchó cuando pedía ayuda y acusaba a su mamá. El niño está grave y la familia de la mujer apunta contra su actividad religiosa
El miércoles cerca de las 23 Alexis Thiago B, de 11 años, salió de una casa de Barra al 3400 en la ciudad de Rosario a los gritos y llorando, con su cuerpo semiquemado. Allí vivía con su madre, Nélida, y dos hermanos. Aparentemente, la mujer de 28 años le prendió fuego al rociar el colchón con alcohol y luego poner un velón encendido debajo. Silvia Romero, la abuela materna del niño, sostuvo sobre su hija: "Para mi la volvió loca el culto umbanda que practica. Al nene lo trató mal siempre. Lo insultaba y le pagaba, pero se había puesto distinta ahora".

El jueves por la mañana Silvia hizo una denuncia penal y Nélida, que permanecía en el Hospital de Niños "Víctor J. Villela" con Alexis, fue detenida en la sala de espera del centro de salud.
Alexi permanece con asistencia mecánica respiratoria. Silvia contó ayer que "tiene el 50% del cuerpo quemado, está muy mal. Yo lo vi por el vidrio y tiene todo el pechito vendado y las dos manos también, mi ángel". Aparentemente Nélida habría esperado que Alexis se durmiera para prender fuego el colchón.
Los familiares de Nélida aseguran que "ella tienen una aseguranza en la casa. Es una maceta tapada con tierra en donde hay cabezas de animales. Una gallina, un chivo. Esto es por el umbanda. Tal vez había hecho una promesa y por eso lo quemó al nene, no lo sabemos. Lo que sí, ella dijo que el templo donde va queda en Villa Gobernador Gálvez y ella se quería ir a vivir allá. Contaba que tenía un santito y el Pai Ogun".

Una vecina contó que "cerca de las 23" vio el humo y que Alexis salió corriendo, con la madre atrás que gritaba que el chico estaba jugando con alcohol y se prendió fuego. "Pero el chiquito caminó por el costado de la calle y se quedó parado con los brazitos abiertos mientras le decía "mamá, vos me quemaste, ¿por que?», y lloraba. Ella le decía que estaba mintiendo pero el nene seguía con que fue ella. Entonces lo llevamos al hospital", agregó.

Silvia, la abuela, relató que "Nélida era una chica normal y tuvo su primer hijo, Alexis, a los 16 años. El padre del nene se ahorcó porque ella no se lo dejaba ver. Después vino el nene de siete y el de dos, pero son todos de padres distintos. Ella no toma alcohol ni se droga y trabaja vendiendo alfajores y eso. A los chicos siempre los trató mal pero con Alexis se agarraba más, le decía bastardo, lo insultaba".

La mujer, sentada junto a una sobrina en las puertas del Vilela, no dejaba de indignarse: "Muchas veces discutí con ella por el trato al gordo, así le decimos a Alexis. Pobrecito se tenía que encargar de sus dos hermanitos y si el más chico se ensuciaba él lo tenia que lavar porque ella no tenía ganas. Les hacía una comida al día y si tenían hambre a la noche o a la tarde les gritaba que se la calentaran. Vivían comiendo porquerías o le pedían a los vecinos", dijo Silvia.
"Yo siempre me traía uno a casa o a los tres. Cuando estaban en casa iban a la escuela, sino ni iban. Nélida vivía en la zona del barrio Viviendas, por Rouilllón, y le pagaba a una piba para que llevara a Alexis a la escuela mientras ella dormía. Yo le dije muchas veces que no estaba para ser madre y le hice ligar las trompas", aseguró.
El miércoles pasado a Silvia le avisaron que Alexis estaba en el hospital y cuando llegó la encontró a Nélida ahí. "Le dije que ella lo había quemado y ella me dijo que no, que era mentira. Entonces me fui hasta la casa y pregunté a los vecinos. Vi el cuarto de los chicos y el de ella y decidí hacer la denuncia. Fui a la seccional del barrio y no me dieron pelota, después a Fiscalía y tampoco; hasta que me tomaron la denuncia en la 15ª y después fuimos con mi sobrina de nuevo a la Fiscalía y les contamos todo y que pensamos que fue ella. Eso pasó el jueves mientras Nélida estaba en el hospital porque no tenía dónde ir y llegó la policía y la detuvo".

Según contaron los vecinos de Barra al 3400, la casa de Nélida y los chicos fue usurpada el jueves por la mañana, con lo que ya no tendrían dónde vivir. Por otro lado, Silvia está a cargo de sus dos nietos y cuidando a Alexis.

El fiscal Adrián Spelta explicó que una vez recibida la denuncia de la abuela se allanó la casa de calle Barra y los peritos encontraron "la cama del menor quemada, debajo de ella una botella de gaseosa chamuscada y con restos de alcohol, varios velones o velas de gran tamaño y prendas de vestir del chico dañadas por el fuego".
Luego de la detención, Nélida Beatriz B. está a la espera de la audiencia imputativa que se realizará el lunes bajo la figura de homicidio agravado por el vinculo en grado de tentativa. En tanto desde Fiscalía dieron el parte de lo ocurrido a la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia. Fuente: (Uno).-

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS