Policiales Buenos Aires

Brutal femicidio: Embarazada recibió golpiza "48 y 72 horas antes de la muerte"

El acusado del femicidio de su pareja embarazada en la ciudad bonaerense 9 de Julio se negó a declarar y sigue detenido. La autopsia estableció que las lesiones que recibió la mujer fueron producidas entre 48 y 72 horas antes del deceso.
El acusado del femicidio de su pareja Micaela Zalazar, la joven embarazada de cinco meses que murió tras ser atacada a golpes en la ciudad bonaerense de 9 de Julio, se negó hoy a declarar ante el fiscal de la causa y seguirá aprehendido, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Renzo Pancera (25), quien fue indagado por el fiscal Luis Carcagno, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Mercedes, quien le imputó los delitos de "homicidio doblemente agravado por cometerse en perjuicio de la persona con la que mantiene una relación de pareja y por ser el autor un hombre mediando violencia de género en concurso real con aborto".

Fuentes judiciales informaron a Télam que el acusado se negó a declarar, tras lo cual, el fiscal solicitó al Juzgado de Garantías 3 mercedino la conversión de la aprehensión en detención formal.

"De la información y elementos recabados, el fiscal -en esta instancia- arribó a la conclusión de que entre el día viernes 11 y el domingo 13 del corriente, el imputado le propinó una grave golpiza a su pareja", detalló la fiscalía en un comunicado de prensa.

A su vez, el instructor judicial recibió en las últimas horas el informe preliminar de la autopsia practicada a Zalazar (28) en la morgue de Chivilcoy.

"De acuerdo a lo que surge del informe de autopsia las lesiones que recibió la mujer fueron producidas entre 48 y 72 horas antes del deceso y resultan compatibles con la agresión de un tercero en un hecho de violencia. Ello, sumado a lo relevado mediante testimonios, derivó a concluir que el imputado hacía tiempo que golpeaba y agredía físicamente a la víctima", indicó el informe oficial.

Para la fiscalía, "las lesiones padecidas por las golpizas resultaron de tal gravedad que a pesar de los esfuerzos médicos no logró sobrevivir, ni tampoco el feto que llevaba en su vientre producto de una hipoxia grave materna".

Según las fuentes, el hecho se conoció el domingo al mediodía cuando desde el domicilio de Zalazar se pidió una ambulancia para la joven embarazada, quien fue trasladada al hospital zonal Julio de Vedia de 9 de Julio.

Al llegar al hospital, Zalazar presentaba pérdidas, pero tras ser evaluada por el equipo médico de guardia, se descubrió que la víctima tenía el bazo destrozado y una hemorragia abdominal.

La joven fue intervenida quirúrgicamente, perdió el embarazo y quedó internada en grave estado, a raíz de lo cual, el médico de la guardia, que también trabaja para la Policía, denunció el hecho ante la sospecha de que la paciente había recibido una paliza.

En el marco de la pesquisa, Pancera fue llevado desde su domicilio de la calle Joaquín V. González al 200 de 9 de Julio hasta la sede de la comisaría local para una declaración.

Por su parte, Zalazar falleció cerca de las 18 del domingo producto del grave cuadro de hemorragias por el que había sido internada.

De acuerdo a los investigadores, Pancera, de profesión empleado, practicó en algunas oportunidades kick boxing, por lo que los pesquisas sospechan que le dio una paliza a su pareja embarazada.

Voceros judiciales indicaron que Pancera tiene dos denuncias por violencia de género, una de octubre de 2019 y otra en febrero de este año, por parte de la víctima y que ambas causas tramitaron en la UFI 5 temática de Violencia de Género de Mercedes.

Las mismas fuentes detallaron que la denuncia del año pasado fue por "amenazas, daño y coacción" en un episodio ocurrido cuando la pareja estaba separada.

A raíz de esa denuncia, a Pancera se le dictó una orden de prohibición de acercamiento que se venció en diciembre pasado.

Pero las fuentes consultadas también explicaron que esa causa se archivó porque la propia Zalazar desistió de continuar con el proceso y dejó asentado que el conflicto de pareja estaba solucionado.

Ya en febrero de este año, la mujer volvió a denunciar al boxeador por la violación de la perimetral, lo que no prosperó porque estaba vencida.

Tras conocerse el femicidio de Zalazar; sus familiares, amigos y vecinos marcharon ayer por la tarde a la plaza central de 9 de Julio, apuntaron sus sospechas contra el acusado y describieron los hechos de violencia de género que la víctima sufría por parte de él.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS