Policiales Misiones

Está fuera de peligro la bebita apuñalada y abandonada: Detuvieron a su madre

Al momento de ser hallada la beba tenía un cuchillo tramontina oxidado incrustado en la espalda, además de otras lesiones provocadas por la misma arma. La beba fue operada y respondió positivamente. Su madre permanece detenida.
Archivo
Foto: Archivo
Crédito: Misiones on line
Tras el hallazgo de la beba apuñalada y descartada dentro de una bolsa de residuos en Posadas, la Policía detuvo el lunes a la noche a una joven de 28 años que sería su madre y desde ayer los investigadores avanzan en distintas medidas tendientes a esclarecer lo sucedido.

Un corredor encontró a la beba herida dentro de una bolsa en cercanías a la Costanera Oeste de la capital de Misiones y la trasladó hasta el Comando Radioeléctrico, cuyos uniformados la llevaron de urgencia al hospital donde permanece internada pero afortunadamente fuera de peligro.
Cinco horas después del descubrimiento del hecho, dado que cerca de las 22.40 del lunes la Policía llegó a una joven identificada como Marianela Rita C. (28), quien al ver el móvil y en un visible estado de shock habría admitido ser la madre de la niña.

A partir de ahí, los pesquisas involucrados comenzaron a recabar elementos tendientes a poder reconstruir los últimos movimientos de la mujer y en ese marco se avanzó bastante, pero hasta ahora persiste un vacío temporal en el cual podría estar la clave del caso.

Paso a paso
La reconstrucción trazada hasta el momento por los investigadores indica que la mujer, quien reside junto a su concubino y otro hijo de corta de edad, se retiró el sábado de su casa ubicada en cercanías a Villa Cabello y manifestó que acudiría al hospital porque tenía turno para atenderse de una fibrosis.

Sin embargo, las horas pasaron y ese sábado la mujer nunca regresó a casa, por lo cual su concubino decidió acudir a la Policía para denunciar su desaparición.

Los investigadores consultaron al hospital y allí no aparecieron ingresos ni registros recientes a nombre de la implicada, por lo que hasta ese momento todo era un misterio para sus familiares, quienes -según las primeras declaraciones recabadas- en ningún momento advirtieron que la mujer cursaba un embarazo, ni siquiera su concubino. Al menos eso surge de las primeras declaraciones relevadas durante el trabajo de campo de los investigadores.

En la continuidad de las labores investigativas se supo que ese sábado la mujer efectivamente acudió al hospital Madariaga de Posadas pero se registró utilizando el DNI de una amiga, por lo cual no dejó asentada su verdadera identidad y eso impidió que se la encuentre cuando aún era buscada como desaparecida.

Se estima que ese sábado la mujer dio a luz y el lunes a las 12.30 fue dada de alta. Ese mismo día, pero entre las 15.30 y las 16, se apareció en la casa de su madre, sobre avenida Tacuarí, donde todos la buscaban. Cuando llegó, tuvo una crisis nerviosa y a sus familiares le habría contado que sufrió un aborto espontáneo, aunque nadie siquiera estaba al tanto de su embarazo.

Casi en paralelo a eso, en la Costanera Oeste, entre los puentes de las avenidas Chacabuco y Blas Parera, y a orillas del arroyo Mártires, un deportista que corría por la zona encontró a la beba herida, envuelta en sábanas y dentro de una bolsa de residuos.

Allí, las historias se alinearon y a las pocas horas los pesquisas pudieron establecer los vínculos. Ahora, la mujer permanece detenida y a disposición del Juzgado de Instrucción Siete, a cargo del magistrado Marcelo Cardozo en carácter de subrogante.

"Aparentemente, según lo que se está investigando, la persona la tuvo en el hospital pero se registró con otro nombre. Utilizó otro nombre para registrarse en el hospital y tener la beba. Salió de alta y ahí tomó la decisión, pero todo está en investigación. Todo está en proceso de investigación tanto cómo salió del hospital, cómo llegó a su vivienda, cómo volvió y el grado de responsabilidad de las personas con quienes ella se relacionó en estos momentos previos y posteriores al hecho", detalló ayer la comisario inspector Patricia Sosa, subjefa de la Unidad Regional I de Posadas, en diálogo con Radioactiva .

Medidas
Las fuentes consultadas por el diario El Territorio indicaron que a pesar de todos los avances dados el caso aún se encuentra en proceso de investigación y la causa presenta muchos factores de complejidad para los cuales se ordenarán distintas medidas.

En primer lugar, en la víspera se dispuso un allanamiento en la vivienda donde la mujer reside junto a su concubino y a su otro hijo. En el lugar la Policía secuestró teléfonos celulares y prendas de vestir varias que serán analizadas para constatar si presentan manchas de sangre.

También se profundizará en las averiguaciones con el núcleo familiar de la muchacha. Hasta el momento todos habrían coincidido en manifestar que desconocían el embarazado de la mujer e incluso indicaron que nunca advirtieron siquiera alguna protuberancia abdominal.

Otro punto sobre el cual se avanzaba anoche era en el relevamiento de cámaras de seguridad y videovigilancia, tanto en los alrededores del hospital Madariaga como de la zona Oeste para tratar de encontrar imágenes que permitan en primer lugar determinar el recorrido realizado por la mujer durante ese lunes entre las 12.30 y las 16, como así también detectar si lo hacía sola o con la compañía de otra persona. Mientras todo esto se desarrolla, la mujer continuará detenida y a la espera de ser citada a prestar declaración indagatoria una vez que los investigadores logren reunir la mayor cantidad de elementos posibles para poder definir lo sucedido. Se especula que la mujer podría ser notificada del delito de tentativa de homicidio calificado, pero todavía es pronto para ello y las fuentes optan por mantener la cautela en este sentido.
Estable y fuera de peligro
En paralelo al hallazgo de su madre, en el hospital Neonatal del Parque de la Salud de Posadas también se registraron novedades en la jornada de ayer, donde la beba incluso fue bautizada por sus enfermeras con el nombre de Milagros. El nombre elegido se debe a la mejoría que experimentó la niña durante sus primeras 24 horas bajo internación.
Según informaron fuentes médicas, la beba fue operada y respondió positivamente, a tal punto que ayer estaba estable y fuera de peligro. Al momento de ser hallada la beba tenía un cuchillo tramontina oxidado incrustado en la espalda, además de entre tres y cinco lesiones provocadas por la misma arma. Por fortuna, el elemento sólo causó daños en la piel y no alcanzó a comprometer órganos vitales."Salí a correr como todos los días y cuando iba cerca del puente de Villa Cabello escuché un ruido. Lo primero que pensé es que era un perro o un gato abandonado que lo embolsaron y lo tiraron cerca del agua", relató Diego Penayo, el deportista que halló a la beba, en diálogo con El Territorio ese mismo lunes.
El testigo aseguró que debió mirar varias veces para confirmar lo que tenía ante sus ojos. Hasta pensó que podía tratarse de un muñeco o de una broma pesada, pero al darse cuenta de la gravedad de lo sucedido acudió de inmediato hasta el comando radioeléctrico de la zona para pedir ayuda. "Estaba descartada, no es que la dejaron en la vereda para ver que alguien la lleve. Lo que yo creo, desde mi punto vista, es que la tenían ahí para que muera. Aprovecharon que llovía y que no había nadie en la calle y la dejaron porque pensaron que iba a morir o querían que muera", aseguró Penayo. El caso movilizó a la sociedad e incluso ayer ya se habían organizado varias cruzadas solidarias.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS