Policiales Concordia

Detuvieron a delincuente que filmó sus amenazas a un fiscal y a un policía

Mazaira Silveira, acusado por integrar la asociación ilícita dedicada a robos, armas y drogas en Concordia, quedó preso tras publicar un video en el que acusó y amenazó a un fiscal y a un policía.
En Concordia, Omar Facundo Mazaira Silveira, imputado por integrar una asociación ilícita que asolaba la ciudad con la protección de policías corruptos, viralizó un video donde dijo que el fiscal y el policía que lo investigaron quisieron coimearlo. También dijo que debían cuidarse.

Por el impacto público de la denuncia, el oficial de la Brigada de Abigeato, Luis Duarte, y el fiscal Francisco Azcué, pasaron días difíciles. Se abrió una causa donde se demostró que las acusaciones eran falsas y, por las amenazas proferidas en la grabación, el juez de Garantías Mario Figueroa envió al delincuente la cárcel con prisión preventiva por 45 días. "Yo soy honesto, no me quiebro ni me vendo, no nos van a detener", aseguró Azcué.

La investigación se desarrolló durante ocho meses y logró desbaratar la organización delictiva en mayo, cuando se efectuaron unos 20 allanamientos y detuvieron a 23 personas, inicialmente, y luego a tres más en otras requisas en agosto. Entre los arrestados están dos policías, uno de ellos el sargento Ricardo Petelín, históricamente vinculado a grupos delictivos.

Tenían un nivel organizativo que les permitía perpetrar robos y que no los descubrieran; buscaban siempre víctimas vulnerables, como personas mayores o discapacitadas; con las ganancias compraban drogas y las distribuían en toda la zona; acopiaban armas que alquilaban para cometer asaltos u homicidios, o las vendían; actuaban en un prostíbulo como base de operaciones, que seguía abierto pese a las prohibiciones vigentes en la provincia.

La asociación ilícita funcionaba con cuatro células que actuaban coordinadamente. Una de ellas era comandada por Francisco Chiquito Castro, quien tenía como socio a Omar Facundo Mazaira Silveyra, una pieza clave de la banda.

Mazaira Silveira, de 45 años, tiene un campo llamado El Viejo Matías, ubicado detrás del mencionado prostíbulo, y también habría aportado una habitación de su casa para la explotación sexual. Cuando se cometía un asalto importante, le llevaban el botín para que lo ocultara. Estuvo en la mira de la Justicia muchas veces, pero nunca cayó. Lo vincularon a piratas del asfalto, su padre fallecido tuvo causas por estafas, tiene una hermana que fue concejal de Concordia, un hermano que le prendió fuego el auto a una abogada y un familiar con vínculos en la Policía.

El último hecho que le imputaron a Mazaira Silveira fue el asalto a un hombre de 80 años, con discapacidad auditiva y quien recientemente había enviudado. Planeaban dormirlo con un somnífero, y le sustrajeron dos acoplados que revendieron en Chajarí.

Cuando lo detuvieron y lo imputaron a mediados de agosto, le dictaron prisión preventiva domiciliaria. Ni bien regresó a su casa, agarró un celular y se grabó en un video de casi 10 minutos. Con una notable dicción y siguiendo un guión al pie de la letra, se victimizó: dijo que el oficial Duarte le pidió 10.000 pesos a cambio de no secuestrarle el celular y que el fiscal Azcué, cuando lo imputó, le exigió 80.000 pesos para eludir la acusación, entre otras cosas.

El mismo fiscal solicitó que se investigara de inmediato todo lo mencionado por Mazaira Silveira. En pocos días, se pudo determinar la falsedad de la acusación. Por ejemplo, el abogado defensor que representó al imputado en la declaración, Martín Jáuregui, negó cualquier referencia a pedido de dinero del fiscal. Además, se desmintió la acusación al policía Duarte en una pericia a un teléfono, donde se encontró un audio en el que Mazaira Silveira le dice a otra persona que la Policía no le pudo secuestrar el celular porque lo había escondido, por lo tanto no pudo haber existido aquel pedido de coima.

El delincuente también había dicho que un tío de Azcué que es abogado penalista le pasa información de narcotraficantes que el fiscal utiliza para meterlos presos; pero resulta que Azcué trabaja en una unidad que actúa ante robos, hurtos y violencia de género, no por drogas.

Además, Mazaira Silveira dijo en tono amenazante que el fiscal debía tener cuidado, lo cual tampoco fue pasado por alto.

En un nuevo allanamiento a su casa de campo, el hombre fue trasladado a Tribunales. Le imputaron las amenazas coactivas y por el claro entorpecimiento de la investigación, el juez Figueroa dictó la prisión preventiva en la Unidad Penal N° 3 de Concordia.
Sobre la megacausa por asociación ilícita
Esta megacausa puso nerviosas a muchas personas relacionadas a los jefes y cómplices de la asociación ilícita, y temen caer en la volteada. Tal pudo haber sido el caso de Mazaira Silveira, quien cayó dos meses después del primer operativo. Además, se supo que no son pocos los policías implicados en las actividades ilícitas. Aparte de Petelín y Ricardo Bentancourt, hubo otros dos a los que les secuestraron el celular; pero también surgieron en las pericias varios más que están bajo la lupa. Hasta hoy son en total 26 detenidos y les imputan 17 delitos.

Esto evidencia que se trata de una banda de mafiosos, sin límites ni pudor en hacer lo necesario para no perder sus negocios y el poder que han construido luego de muchos años siendo llamativamente intocables, publicó Uno.
El fiscal Azcué dijo sobre esta situación que ha vivido: "Soy honesto, no me quiebro ni me vendo, ni por todo el oro del mundo, nunca lo voy a hacer, cumplo con mi deber y hago mi trabajo. Vamos a seguir adelante, no nos vamos a detener", y sobre el oficial de Abigeato que inició y llevó adelante la investigación, expresó: "Ojalá haya más policías como Duarte, honesto y capaz, no mira para otro lado".

Luego de la angustia que les produjo las falsas acusaciones, el fiscal entendió: "Son las cosas que pasan cuando te metes con estas personas. No me van a quebrar".

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS