Policiales "La banda de la curandera"

"El viudo de Adelfa", a juicio por integrar banda narco que operaba en Santa Fe

Reinaldo Wabeke cayó en abril, cuando trasladaba cinco kilos de cocaína hacia la cárcel de Mujeres de Rosario. En su casa de la ciudad de Santa Fe, hallaron más droga. Ahora, junto a una curandera, su pareja y otras siete personas.
Reinaldo Wabeke, conocido como el viudo de Adelfa por haberse casado en 2007 con Adelfa Marta Volpes, una mujer 58 años mayor que él y que 24 días después, al volver de la luna de miel en Río de Janeiro, murió dejándolo como único heredero, irá a juicio oral y público en el marco de una causa federal junto a una curandera, su pareja y otras siete personas por integrar una organización narco delictiva que operaba en la capital provincial y que fue desarticulada en noviembre del año pasado cuando les incautaron varios autos y 147 kilos de cocaína.
El pedido de elevación a juicio fue realizado por el fiscal Jorge Gustavo Onel, quien acusó al grupo de haber creado una empresa criminal desde la cual planificaban, coordinaban y desarrollaban actividades de almacenamiento, comercialización y distribución de clorhidrato de cocaína en el ámbito de la provincia, con epicentro en esta ciudad capital.
Para el fiscal, esa organización funcionó desde principios de agosto de 2019 hasta el 7 de noviembre del mismo año y como organizadora de la misma estaba Vanesa Marcela Saravia, apodada "Mae" o "Curandera", y su pareja Martín Alejandro Albaristo. Además de ellos participaban otras personas de su confianza que, mediante el uso de autos de alta gama y diversos inmuebles, fraccionaban, resguardaban y distribuían la droga.
Según la pesquisa, el limpiavidrios Álvaro Nicolás Juriol, de 28 años; el músico religioso Andrés Ángel Emanuel "Morocho" Aguiló, de 29; Kevin Leonardo Arce, de 27; el tejedor de maquinas textiles Guillermo Omar Paz, de 55; y el sargento Germán Héctor Dogañieri formaban parte de esa organización ostentando cada uno de ellos diferentes roles y desarrollando diferentes maniobras relativas al traslado de personas, cajas y bolsos con drogas en distintos horarios y hacia diferentes inmuebles utilizados por Saravia y Albaristo, en uno de los cuales funcionaba un templo umbanda.

Todos los traslados y reuniones tenían como denominador común el domicilio de Echagüe al 6900, en la zona noreste de la ciudad de Santa Fe. A principios de noviembre de 2019 por orden del fiscal Onel se realizaron siete allanamientos y se secuestraron poco más de 143 kilos de cocaína que estaban dentro de una Ford Ranger y un Jeep Patriot estacionados en una finca de Los Ceibos al 10.400 de la capital provincial. También incautaron 308 mil pesos, 118 mil dólares, celulares y distintas llaves de vehículos además de elementos usados para el fraccionamiento de la droga.
De acuerdo al esquema que logró armar el fiscal, el changarín Leandro Javier Rivero, de 23 años, se dedicaba a la venta al menudeo y la uniformada Gabriela Guadalupe Cocuccio, de 39 años, alquiló un inmueble que usaban Saravia y Albaristo, por lo que les atribuyó facilitar el inmueble dónde se produjeron conductas compatibles con maniobras de abastecimiento, distribución y comercialización de estupefacientes de manera organizada; y además les achacó el delito de enriquecimiento ilícito.
En cuanto al viudo de Adelfa, Reinaldo Arsenio Wabeke, el fiscal dijo que tuvo bajo su dominio funcional, con fines de comercialización, 491 gramos de cocaína que le secuestraron el 8 de abril pasado a la noche en una bolsa de nailon negro hallada en una casa de San José al 10.000 de la ciudad de Santa Fe, dónde residía. Esa propiedad, dijo entonces Wabeke, le fue facilitada por Saravia ya que él no tenía donde vivir.

Sin embargo, el viudo de Adelfa no estaba allí cuando se allanó la casa ya que había sido detenido horas previas cuando viajaba en un Citroën C3 por la autopista Rosario-Santa Fe trasladando 5 kilos de cocaína que tenían por destino, según trascendió, la cárcel de Mujeres de Rosario en donde estaba presa la "Curandera" Saravia, hecho por el cual deberá responder ante la Justicia federal rosarina.
Para el fiscal, Vanesa Marcela Saravia y Martín Alejandro Albaristo, son coautores del delito de organización de actividades de almacenamiento y comercialización de drogas y tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por haber sido cometido por la intervención de tres o más personas en forma organizada.
En cuanto a Alvaro Nicolas Juriol, Andres Ángel Emanuel Aguiló, Kevin Leonardo Arce, Guillermo Omar Paz y Germán Héctor Dogañieri les atribuyó el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, agravado por la intervención de tres o más personas en forma organizada. A Dogañieri además se lo agravó por su calidad de funcionario público.
A Leandro Javier Rivero, le achacó comercio de estupefacientes y a la uniformada Gabriela Guadalupe Coccucio, facilitación de un lugar para que se lleven a cabo alguno de los delitos previsto en esa ley 23.737 y enriquecimiento ilícito. En cuanto a Wabeke pidió la elevación a juicio por tenencia con fines de comercialización. Fuente: (UnoSantaFe).-

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS