Policiales Hay 23 detenidos

Banda desbaratada en Concordia: "Se investigan hechos muy, pero muy graves"

El fin de semana pasado, se desbarató una banda criminal en Concordia. Hay 23 detenidos. El Fiscal que lleva adelante la investigación, dijo que "fue difícil porque cuando hay policías involucrados uno no sabe en quien confiar".
La investigación derivó en más de 15 allanamientos e involucra a dos efectivos policiales. La banda delictiva está acusada de vender drogas y armas, entre otros delitos.

"Hace 7 meses aproximadamente comenzamos una investigación, en la cual dirigimos nuestra actividad investigativa a los hechos cometidos por una organización criminal que operaba en el departamento de Concordia, una asociación ilícita que cometía robos calificados utilizando armas de fuego, escalamiento de muros y demás", comenzó diciendo el fiscal Francisco Azcué. Según detallo, los integrantes de la banda delictiva "también comercializaban estupefacientes. Con las armas que adquirían en los robos, iban vendiendo y proveyendo a otras personas, lo que hace que en esta causa se investiguen hechos muy, pero muy graves. En la misma no estoy solo, me acompañan el Dr. José Arias, el fiscal Guerrero, nuestro fiscal coordinador también, Dr. José Costa. Y de la policía también durante estos siete meses, que tuvimos que hacer de manera sigilosa la investigación y muy secreta, que como se sabe hay funcionarios policiales involucrados, eso hizo que esta causa debiera ser manejada con mucho cuidado".

Azcué continuó explicando que "hay dos policías implicados, ambos de Concordia, algunos hechos fueron cometidos en otro departamento, y eso hace que muchas veces las organizaciones criminales sean muy efectivas con la participación de policías. Eso hace que cuenten con muchos recursos, porque son ellos los que los tienen que investigar y terminan siendo parte, permiten una virtud criminal por la intervención profesional de los mismos con recursos, contactos. Por eso se hizo tan difícil avanzar porque cuando hay funcionarios policiales involucrados uno ya no sabe en quien confiar", dijo contundente. Continuando con el relato, Azcué dijo "yo tuve la suerte de hacer esta investigación con policías íntegros de un gran compromiso, que son el oficial principal Duarte, el Jefe de la Brigada de Abigeato de Concordia, el comisario José María Rosatelli, que es el jefe de la División Criminalística. Entre los tres llevamos adelante esta investigación, quedo claro que fue la forma acertada porque uno debe rodearse de personas serias para investigar. Fueron exitosos tanto la investigación como estos 18 procedimientos en los que se llevaron delante de manera correcta, no hubo altercados ni inconvenientes, porque cada persona que intervino fue seleccionada por su capacidad, virtud y además los conocíamos, eran procedimientos muy delicados".

Además hizo hincapié en que "se convocó personal de distintas ciudades, distintos cuerpos. Desde Concordia también participo el oficial Claudio Pulgar, también lo hizo el Comisario Javier Ramírez, de gran desempeño, Jefe de Investigación de delitos rurales y para el procedimiento, formaron parte funcionarios de distintas ciudades, grupos, reparticiones y eso fue también lo que llevo al éxito de los operativos porque logramos que no se filtre información que esa era nuestra preocupación". En la tarde del lunes se realizaron las imputaciones, por eso el fiscal no abundó en información en cuanto a evidencias y elementos existentes para acreditar la participación punible de estas personas de los hechos que les va a endilgar. "Todo esto va a ser ventilado ante el Juez de Garantías en la audiencia que se va a solicitar en la que vamos a pedir la prisión preventiva de estas personas", finalizó Azcué en diálogo con CN Digital.
Una causa compleja
Por su parte, el Comisario Mayor, Jorge Cancio, a cargo de la Jefatura Departamental de Policía de Concordia, dio detalles de la investigación y aseguró que no hay antecedentes de "una causa tan compleja".

Sobre los uniformados detenidos dio cuenta que "están en una situación que se denomina activo/pasivo; que significa que no tienen el arma y no pueden cumplir ninguna función policial hasta que finalice su situación de detenido"; mientras tanto se "comienzan con las actuaciones administrativas que son paralelas a las de la Justicia".

"Las administrativas pueden llegar a la baja o la exoneración de la Policía", comentó el funcionario policial.

Cancio detalló también que "los procedimientos en la Policía fueron tres", enumerando uno de ellos "en la comisaría de San José, que se detuvo a una persona oriunda de Concordia pero que presta servicio allí".

Además, incluyeron "a Comisaría Novena y en la misma Jefatura, donde se secuestró un teléfono", puntualizó. Subrayando "que es una causa muy compleja, muy aparatosa, con 17 allanamientos en forma simultánea y el secuestro de 85 aparatos celulares; por lo que pueden surgir nuevos allanamientos, detenciones y un abanico amplio de posibilidades".

"Según lo que me ha contado el fiscal, no existe en la Jefatura de Concordia, ni en el Juzgado de Concordia, una causa tan compleja", valoró en declaraciones a Diario Río Uruguay.

Por último, Cancio explicó que en el medio de la causa madre, se encontraron "distintos elementos que no se relacionan con la investigación y el delito" original, por lo que "se inicia otra causa aparte". Aclarando que con respecto a este hecho no hay personas detenidas, si bien reconoció que "se inició una causa distinta a la que se estaba investigando", remató el comisario.
El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.