Policiales Lo dijo el forense Aguirre

Crimen de Nahiara: "Hay casos que nos marcan, este fue uno de ellos"

Cristo y Lescano fueron condenados. El forense dijo a Códigos que el cuerpo de Nahiara presentaba un estado de desnutrición de unos tres meses. También habló del dolor físico y psíquico que seguramente atravesó la pequeña.
El Tribunal condenó este jueves, por unanimidad, a la pena de prisión perpetua a Miguel Ángel Cristo por ser autor material y penalmente responsable del delito de Homicidio calificado por el vínculo con ensañamiento y alevosía de su hija Nahiara; mientras que declaró a Yanina Soledad Lescano, autora material y responsable del delito de Homicidio calificado por el vínculo, mediando circunstancias extraordinarias de atenuación, y en consecuencia la condenó a la pena de 16 años de prisión.
En el inicio de la audiencia, el Tribunal se refirió al "aberrante hecho". Incluso, se mencionó que se tomaron en cuenta los testimonios de los policías que "dieron cuenta del estado atroz en el que se encontraba la niña al llegar al hospital" San Roque de Paraná. "También se valoran los testimonios de los médicos que asistieron en la guardia y en la terapia intensiva a la niña. Sus testimonios fueron muy elocuentes en cuanto al estado calamitoso y atroz en que se encontraba la niña producto de los malos tratos y múltiples lesiones que venía recibiendo por parte de su padre", señaló el juez Labriola.

El forense Walter Aguirre fue quien recibió el cuerpo de la pequeña en la morgue de Oro Verde el 7 de febrero de 2019 y le hizo la autopsia. Su testimonio es escalofriante. En diálogo con Códigos, recordó "de qué manera habló" el cuerpecito de la niña.
Al momento de su muerte, Nahiara de dos años, pesaba 10,9 kilos, cuando para su edad, debió pesar al menos 14 kilos.

"Ese cuerpo dijo muchas cosas respecto a lesiones que presentaba el cadáver, en un contexto de un estado nutricional particular", rememoró en Códigos el doctor Daniel Aguirre, médico forense del STJ de Entre Ríos.
"Eran muchas lesiones, pericialmente uno hace una descripción detallada de la cantidad y de la cualidad de las lesiones para reconstruir el mecanismo del deceso. En este caso, en ese sentido ya significaba una redundancia respecto a seguir sumando lesiones, puesto que el mecanismo quedaba claro y la continuidad de la sumatoria de lesiones que sí se hizo escrito, pero mentalmente dejó de ser tenida en cuenta, para no dispersar el gran cúmulo de lesiones descritas precedentes, que ya tenían entidad suficiente para producir el deceso", dejó constancia.

Al ser consultado, el forense afirmó que en el informe médico legal "no puedo atribuir como un origen de tortura, ya que es una interpretación y una construcción que debe ser realizada jurídicamente. Sí recuerdo que eran varias, numerosas las lesiones, y de distinto tipo de mecanismo de producción, compatibles con quemaduras de cigarrillos, elementos contundentes que habían incidido sobre el cuerpo, golpes, lesiones compatibles a líquidos calientes, es decir la numerosa cantidad de lesiones, sumada a la variedad distinta en su producción, ha llevado sin duda a la calificación realizada por el Ministerio Público compatible con torturas".

Y fue más allá al explicar que "la intercurrencia de un número variado de lesiones, sumado a distintos tiempos evolutivos en las mismas, sumado al estado general del cuerpo es lo que nos lleva a hacer la diferenciación entre algo que puede llegar a ser accidental o intencional".
"La malnutrición que presentaba era severa"
En el caso de Nahiara, la malnutrición que presentaba que era severa, implica la afectación de los tres componentes de todo ser vivo, afectaba el depósito de hidratos de carbono, el depósito de grasas y de proteínas. En el cadáver estos depósitos estaban consumidos, es decir no existía esta reserva que todo organismo tiene de estos componentes, nada más y nada menos para vivir".

"El consumo de estas defensas no se produce de un día para el otro, no se producen simultáneamente, sino que lo hace de manera sucesiva, paulatina, hasta comprometer las tres reservas de estos grandes estanques corporales. El tiempo mínimo que requiere para que se lleve a cabo el consumo de estas reservas, la bibliografía coincide en ponerle un término de tres meses", refirió el especialista. Es decir que, en el caso analizado, "mínimamente habían empezado a sufrir sus defensas, sus capacidades de reservas desde hace tres meses como mínimo".
El cuerpecito de Nahiara "tenía lesiones recientes y otras más antiguas"
Dijo, en tanto, que "había lesiones recientes en el cuerpo de Nahiara, en proximidad al momento del deceso, golpes, y otras más antiguas". Para establecer el tiempo de esas lesiones "se solicitó el complemento de anatomía patológica: Con un microscopio de acuerdo al os tipos celulares que aparecen en las muestras se puede estimar el tiempo de evolución. Ignoro el resultado pero sí estaba claro que tenía una mayor antigüedad a las provocadas recientemente al momento del deceso".

Aguirre habló también de la "sobreinfección que presentaban algunas de las lesiones, como en la nariz, pabellones auriculares. El hecho de que aparezca una sobreinfección bacteriana sobre un territorio lesionado, implica necesariamente el transcurso de días, en la producción de la lesión primaria".
Se le preguntó por el dolor que habría padecido la pequeña. Ante esto opinó: "Independientemente de que unos soportan más, otros menos, el dolor, hay que entender que no es solo el dolor físico, tenemos que agregarle el componente psíquico, el estado de salud percibido, en este caso, de la víctima, de los padecimientos físicos".

Por último, Aguirre opinó: "Lamentablemente tenemos un amplio abanico de personas en la sociedad, ello implica que hay situaciones a las que un grupo no les da importancia, otros sí, otro más de la importancia debida. Insisto, lo que tenía la pequeña era un gran número de lesiones, no solo ubicadas en sitios cubiertos del cuerpo, por lo que con un mínimo de observación de parte del observador, deberían haber sido advertidas".

Refirió que en su gran cantidad de años de trabajo como forense "no había visto un caso como este". Agregó: "Toda muerte nos marca, por más que trabajemos en esto. Hay casos que nos marcan aún más, este fue uno de ellos".
Elonce.com.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS