Policiales Horror en Salta

Mujer apostaba a sus hijitos para que los violaran: Escalofriantes detalles

"Te va a doler, pero aguantá". Así "preparaba" una mamá salteña a su hija para que la violaran, según revelaron vecinos. Se trata de la mujer que apostaba a sus pequeños en un juego de cartas y los ofrecía como pago cuando perdía.
Escalofriantes testimonios de vecinos en Salta
Foto: Escalofriantes testimonios de vecinos en Salta
Crédito: El Tribuno
Pobreza, alcoholismo y desidia son los condimentos que aparecen en la historia que conmueve a Salta. Con el paso de las horas es conocieron nuevos y terribles detalles sobre el caso de la madre que apostaba a sus hijos en un juego de cartas con desconocidos y, cuando perdía, dejaba que los violaran.

La mujer, de 29 años, que se encuentra detenida e imputada, es madre de 8 menores que están a su cargo. Al menos cuatro eran sometidos a salvajes abusos sexuales para los que eran preparados "como si se tratara de un acto de valentía".

Testigos afirmaron al diario El Tribuno que la terrible situación tuvo al menos tres episodios. Tres noches de terror absoluto.
"Te va a doler, pero aguantá", le dijo a una de sus hijas de 10 años a la que obligó a ser violada por un desconocido de mayor edad. Así lo revelaron vecinos que contaron a los medios el horror que los llevó a denunciar varias veces ante la Policía.

"Ningún relato puede parecerse en nada a la verdad de lo ocurrido", dijo una vecina consternada.
"Tuvimos que hacerle escuchar a la policía una violación en vivo para que actuara la Justicia", dijo otra.
"Pusimos una persona en cada punto de la casa del horror para que no escaparan y recién salimos a buscar a la policía", señaló otra mamá.

De esa manera los vecinos del barrio Nueva Esperanza pusieron fin a un terrorífica historia vivida por ocho niños, entre cuatro paredes de plástico negro, sin agua, sin luz, sin esperanzas.

Para los vecinos "los chicos permanecían todo el día en la calle, casi siempre sucios y muchas veces con hambre. Hace más de seis meses que estaban viviendo en ese terreno que fue usurpado el año pasado. Ella se vino a vivir hace unos seis meses, antes eran terrenos vacíos. No son los únicos que consiguieron un terreno por medio de la usurpación, es un gran problema que se repite en esta zona", explicó C. D.
La mujer sentenció: "Estos chicos pasaban días abandonados por su mamá, ellos debían pedir para poder comer, son niños de tres hasta los 15 años que debían recurrir a nosotros por comida porque su mamá es alcohólicas, y continuamente los abandonaba".
La precaria vivienda está ubicada en la última parte de un asentamiento conocido como Nueva Esperanza II, este asentamiento surgió en tierras que fueron expropiadas al ingenio San Isidro. El barrio carece de luz y agua corriente, sus calles anegadizas aún no están muy definidas. La mayoría de sus habitantes no cuenta con recursos para construir con material y solo pudieron levantar algo muy precario con material plástico, madera o muy pocos ladrillos. Ellos estaban abandonados, nosotros olvidados", dijo un vecino consternado.

Incidentes aberrantes y escalofriantes

Con respecto a lo ocurrido durante el fin de semana, algunos vecinos contaron lo siguiente: "El viernes escuchamos una gran pelea en la calle, pensábamos que era cosa de jóvenes, cuando salgo veo que la cosa esta pasando a mayores, se escuchaban amenazas con puñales, entre esos ruidos logro llamar a la policía y ellos vienen. Pero los ven venir y la madre esconde los niños y todo quedó en nada. Este lugar es muy oscuro de noche, no pudimos ver los rostros de los involucrados, ahora cuando todo termina, la madre le pegó al hermanito mayor, una vecina escuchó todo y se enteró que ese niño había defendido a una de sus hermanas de ser abusada, a la nena la tenían en la orilla de la cama y un hombre la estaba tocando, eso lo hizo reaccionar para defenderla y fueron los gritos y ruidos que escuchamos todos después", comentó C.D. sobre lo que pasó el viernes.

El sábado la situación se repitió, "una vecina escuchó como una nena de 10 estaba siendo abusada y ella lloraba mientras la mamá la calmaba diciendo que iba a doler pero que aguante. Como esta vecina no tiene celular no pudo llamar a nadie, recién el domingo temprano me avisan de esta situación, junto con otros vecinos nos pusimos en alerta, como el abuso no se pudo concretar el viernes, entonces el abuso se hizo el sábado. El domingo a la tarde ingresan cinco masculinos dos de ellos mayores y tres menores, estaba la madre bebiendo alcohol, y se pusieron a jugar a las cartas, un vecino nos alertó que la madre estaba volviendo a entregar a sus hijos para actos sexuales, yo voy por el fondo de mi casa y puedo comprobar que era verdad, llamamos al 911 para que escuche e intervenga". "Esto fue alrededor de las 22, por suerte llegaron y nosotros colaboramos con ellos para que puedan realizar los arrestos".

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS