Policiales Paraná

El Perejil: Familias denuncian que narcos los atacan para quedarse con sus casas

Se trata de una banda que atemoriza al barrio, ya que ya echaron a siete familias para quedarse con sus viviendas. Vecinos denuncian que ingresan a sus viviendas, les roban y también hay balaceras.
La vida en el barrio El Perejil de Paraná se ha convertido en un infierno. La numerosa banda de un jefe narco con decenas de soldaditos tiene atemorizados a todos los vecinos a puros balazos. Como sucede en otros barrios de la ciudad, los violentos delincuentes buscan echar a familias para quedarse con sus viviendas y así tener dónde guardar, distribuir, fraccionar o vender la droga. Entre la noche del viernes y la madrugada de ayer, una balacera aterró a la zona y se pudo escuchar en barrios aledaños. Ahora tienen en el blanco a un matrimonio con varios niños. El padre, Santiago Giménez, dijo a UNO que no quiere correr la misma suerte que otras siete familias que ya fueron expulsadas del barrio, pide ayuda y que la Justicia detenga y desarme a los violentos antes de tener que lamentar una muerte.

El barrio está ubicado en la zona sur de la ciudad, por avenida Ejército entre Juan Báez y Pablo Crauzás, jurisdicción de la comisaría 13ª. "Acá está todo mal, el otro día se metieron adentro de mi casa a robar, me rompieron un televisor grande, me revisaron la ropa, me tiraron todo, justo habíamos salido con mi mujer y los pibes a hacer un mandado. Fui a la comisaría pero no me tomaron la denuncia, les llevé fotos, antes ya me habían robado lechones, de todo", contó Giménez.

"Anoche (por el viernes) me agarraron a balazos a mí ya mi hermano, que vive más adelante. Estaba con mi familia, se querían meter por la puerta del fondo, no tenía nada con qué responderles. Mi señora llamó al 911 si podían venir, no venían, pasaron 20 minutos, llamó de nuevo y llegaron al instante. Si no, no sé qué pasaba, no contábamos el cuento", relató el hombre, y agregó: "Ahora (por ayer al mediodía) mi señora fue de vuelta porque en todo Paraná se sabe de la balacera que hubo. La doctora Ballesteros (Jimena, agente de la Unidad Fiscal de Respuestas Rápidas) le dijo que le tomaran la denuncia en la comisaría", contó Giménez.

Lamentablemente, saben que esto no se terminó, ni mucho menos: "Va a seguir, ahora ya andan en la calle con armas en las manos. Si vos hacés algo terminás preso y ellos en la calle, no entiendo cómo es la Justicia", lamentó el vecino.
Quieren copar la zona
Todos los vecinos de El Perejil saben quiénes son los violentos, por qué quieren copar el barrio y hasta el gran armamento que tienen. "En el barrio la mayoría son narcos", afirman. Y se preguntan cuándo van a caer, porque así no pueden seguir viviendo. Según se informó a UNO el jefe narco se llama M.G., y vive en calle Báez. En el interior del barrio, A.F. es quien "le hace la movida" para el comercio de drogas, con al menos 30 pibes que venden en domicilios o en la calle cocaína y marihuana, además de ser los soldaditos que andan armados todo el día.

Hace tres semanas se produjo un tiroteo en calle Ejército y Báez, en el cual un hombre resultó herido en el rostro y una pierna. Por el hecho se apuntó a esta banda, pero la violencia continuó como si nada en el barrio.

Esta organización delictiva pretende lograr el dominio completo del barrio, y no les basta haber echado a siete familias. Los Leiva, por ejemplo, están viviendo atrás del cementerio "tirada", según contaron conocidos suyos a UNO. A algunos les sorprende la cantidad y el calibre de armamento que utilizan. "Hasta FAL tienen", dicen quienes vieron cómo volteaban ladrillos a balazos con un poder de fuego impresionante. También cuentan con Glock 9 milímetros y escopetas 12/70, entre otras.

Entre los que se aliaron a M.G. para las actividades delictivas están los integrantes de un conocido clan familiar que durante muchos años asoló al barrio Belgrano, donde protagonizaron balaceras y asesinatos. Hace un tiempo fueron expulsados de allí y se radicaron en El Perejil.

"No puede ser, a mí me quieren correr, me tengo que ir para que ellos tengan para vender, yo me voy a parar de manos, no voy a dejar que me quiten la casa, me he roto el alma para tener lo que tengo", dijo Santiago.

M.G. inició su camino en el narcotráfico hace muchos años, cuando le compraba para revender a un conocido narco de la ciudad que luego cayó preso. Con el tiempo fue creciendo y se considera que está entre los que más trafican droga en Paraná. Tiene varias propiedades inmuebles, tanto en la capital provincial como en Valle María y Las Piedras. También contaría con maquinarias que las pone a trabajar en movimientos de tierra, como retroexcavadoras y camiones, pese a nunca haber tenido un trabajo lícito conocido y, quienes más lo conocen ni siquiera lo vieron cirujear. Todo a fuerza de aprietes, balazos y venta de droga. (Fuente: UNO)

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS