Policiales Se trata del joven que viajó en Buquebus

Obligó a poner a cuarentena a 400 personas y podría recibir 15 años de prisión

Investigan al joven que podría tener coronavirus y viajó en un barco con 400 pasajeros. Voló desde Holanda a Uruguay y se escapó de un hospital de ese país antes de embarcar hacia Buenos Aires. La Justicia espera los resultados médicos.
El jueves por la noche se activó el protocolo especial por un posible caso de coronavirus en una embarcación de la empresa Buquebus que realizó uno de los viajes de repatriación de argentinos que estaban varados en Uruguay. El buque, con 400 pasajeros a bordo proveniente de Colonia, fue retenido en el puerto de Buenos Aires luego de que un pasajero argentino le informara al capitán que en un kit rápido (no definitivo) para detectar coronavirus había dado positivo. La situación generó alarma entre los pasajeros.
Al mismo tiempo notificaron a los casi 400 pasajeros y tripulantes de la nave que habiéndose constatado la presencia de un pasajero con síntomas compatibles con COVID-19 a partir de ese momento todos pasaban a "cuarentena obligatoria". El joven de 22 años que viajó en Buquebús desde Colonia a Buenos Aires quedó sumariado y judicializado y se evalúan los resultados médicos para confirmar si tiene coronavirus y, eventualmente, imputarle un grave delito contra la salud pública por el que podría ser penado con hasta 15 años de prisión.
Fuentes judiciales confirmaron a TN, que se trata de Luca Singerman, un joven rugbier que subió al buque después de haberse escapado de un hospital en Uruguay, donde estaba cumpliendo la cuarentena por haber regresado de un viaje a Holanda.

En caso de confirmarse que tiene la enfermedad, la fiscal Alejandra Mángano podría imputarlo por el delito previsto en el artículo 202 del Código Penal, que prevé una pena de 3 a 15 años de prisión para quien "propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas".
Singerman cuenta ahora con consigna policial y podría ser embargado preventivamente ante posibles demandas civiles por parte del resto de los pasajeros y empleados que viajaron con él en el barco y ahora están obligados a cumplir con la cuarentena.
El caso salió a la luz en las últimas horas cuando las autoridades detectaron que había un pasajero con síntomas de COVID-19 abordo de un Buquebús que llegaba a la Argentina con 400 repatriados.
Todos los pasajeros que volvieron en el mismo barco con él fueron trasladados a un hotel con una fuerte custodia policial y no pudieron tomar contacto con sus familiares.

En esta nota

coronavirus

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS