Policiales En Tucumán

Brutal crimen de jubilado para robarle: Lo hallaron maniatado y amordazado

Su cuerpo fue encontrado en una habitación de la casa. Los delincuentes lo amordazaron con una camisa y lo ataron de pies y manos utilizando alambres, cables y un cinturón. Robaron una escopeta, un teléfono celular viejo y cigarrillos.
Un hombre, de 76 años, fue hallado muerto el domingo en su casa, en Tala Pozo, una zona rural ubicada en el departamento de Burruyacu, noreste de la provincia de Tucumán. Se trata de Damián Florentino Gómez. Su cuerpo fue encontrado en el interior de una habitación de la casa, en la que irrumpió un grupo de delincuentes. Lo amordazaron con una camisa y lo ataron de pies y manos utilizando alambres, cables y un cinturón.
Según los primeros datos que manejaban los investigadores, Gómez fue sorprendido por un grupo de desconocidos que circulaban en moto por la zona, durante la tarde dominical. Las causas por las que perdió la vida son investigadas, publica el diario La Gaceta.

Los sospechosos habían parado con intenciones dudosas en distintas casas, minutos antes de que se produjera el incidente, según afirmaron los vecinos.

Pedido de justicia

Los parientes se reunieron ayer para despedir al difunto. Acongojados, relataron que Gómez era jubilado, soltero y sin hijos. Precisamente, vivía solo. Cada 15 días recibía visitas de sus familiares, con quienes había pasaba las fiestas de fin de año.

Tanto los deudos como los vecinos coincidieron en que Gómez era una persona afable y tranquila. "Era muy bueno. Nunca había tenido problemas con nadie, no sé cómo pudieron hacerle esto", enfatizó Adriana Gómez, la sobrina.

"Era un pilar para nuestra familia: cuidaba de todos nosotros. No tenía hijos, pero nos crió a todos como si fuera nuestro padre", lloraba uno de sus familiares. "Siempre se entristecía cuando terminaba y la visita y teníamos que irnos. Pedía que lo visitemos siempre que pudiésemos", recalcó una de sus sobrinas.
Los vecinos de la zona expresaron también su tristeza por el fallecimiento de Gómez. "No se merecía una muerte así", fue la expresión más recurrente en boca de quienes acudieron a darle el último adiós.

En la familia advirtieron que no quieren que el caso quede impune. Durante el sepelio dejaron entrever la angustia de que un ataque como el que sufrió Gómez pudiera replicarse en otras situaciones de inseguridad si los delincuentes advierten que no hay castigo contra un crimen de esa envergadura.

La falta de presencia policial en la zona, coincidieron, determinó que en los últimos tres años comenzaran a sucederse asaltos que se han ido incrementando. El agravante, puntualizaron, es que la distancia entre las casas hace difícil que alguien pueda notar si está produciéndose un ilícito dentro de una propiedad.

Grandes distancias

Tala Pozo es una zona rural, con caminos de tierra y con viviendas muy distantes. El vecino más cercano de Gómez se encontraba a 60 metros. Estas circunstancias condicionaron el inicio de la investigación, como la obtención de testimonios y de pistas.

"Debimos recorrer los 90 kilómetros que separan a la capital del lugar. Corroboramos el hecho y empezamos a trabajar. Se hizo necesario disponer de reflectores porque algunos sectores no estaban iluminados", expresó Marcelo Sallas, representante del Ministerio Público Fiscal (MPF).

Según los familiares de Gómez, en la casa atacada no había elementos de valor que robar. Quienes atacaron a Gómez se habrían llevado, según los allegados del jubilado, una escopeta, un viejo teléfono celular y cigarrillos.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS