Policiales Santa Cruz

Mujer y sus hijos murieron calcinados en un incendio: Los hallaron abrazados

Los chicos tenían 6 y 8 años. Los investigadores aseguran que el fuego fue originado de manera intencional y sospechan de la pareja de la víctima y padre de los chicos. También podría tratarse de una venganza.
Una mujer de 24 años y sus hijos de 6 y 8 murieron calcinados tras un incendio en su vivienda del barrio 17 de octubre, en la ciudad santacruceña de Caleta Olivia. Los investigadores aseguran que el fuego fue originado de manera intencional y sospechan de la pareja de la víctima y padre de los chicos, quien se encontraba dentro de la vivienda y salió "para pedir ayuda". También podría tratarse de una venganza contra éste por un hecho de sangre ocurrido hace unos días en el que apuñaló a un hombre que quedó herido de gravedad.

Natasha Shumacher y sus dos hijos Karim y Lautaro murieron carbonizados el pasado sábado a la madrugada tras incendiarse la precaria vivienda que ocupaban junto a la pareja de la joven y padre de los chicos, identificado como Martín Luna. El hombre estaba dentro de la vivienda cuando se inició el fuego y salió a pedir ayuda sin atinar a rescatar a la mujer y los dos chicos. De acuerdo a lo que comentaron vecinos del lugar, fue un hombre quien habría arrojado una bomba molotov a la casa, situada en calle Madroñal al 2000. Aunque según fuentes policiales no se observaron indicios de una bomba molotov en el lugar.

Ante la veloz propagación del fuego, y al no poder salir de la vivienda, la joven madre atinó a resguardar cubriendo con su cuerpo a sus pequeños hijos. Pero las llamas los alcanzaron y los tres perecieron. La Policía los encontró abrazados. Sus cuerpos estaban calcinados y fueron reconocidos por sus piezas dentarias. El hecho conmovió a la ciudad del norte de Santa Cruz y también provocó la indignación de los vecinos de las víctimas.

Cuando concurrió al lugar la Policía encontró a Luna, quien informaba que su mujer y sus dos hijos estaban dentro de la vivienda incendiándose. Que él se despertó por el incendio, que salió a "buscar ayuda" y que la chica y sus hijos quedaron dentro. La incógnita es por qué la mujer y los niños no pudieron salir de la vivienda. La Policía llegó por un llamado de vecinos, informa La Opinión Austral, aunque el hecho ocupó grandes espacios en toda la prensa de Santa Cruz.

Luna les dijo a los policías: "Se incendió la casa y mi familia está adentro". Minutos después, ingresaron y se encontraron con la escena. El hombre que recibió a la Policía y a los Bomberos tiene antecedentes por varios hechos delictivos.

Las versiones que rondan el terrible hecho son varias: los vecinos sospechan del hombre y una bomba molotov arrojada desde un auto, aunque la Policía por el momento no encontró indicios ciertos de un elemento similar, y las pericias se encuentran en proceso.

El joven Luna, a pocas horas de la tragedia, escribió en redes sociales: "La van a pagar hijos de p. . . ", dando a entender que el incendio fue intencional y perpetrado por terceros por una venganza en su contra.

Según datos de Bomberos que actuaron en el lugar, el fuego se concentró con mayor fuerza en dos sectores de la casa. Primero se vio una pared que divide con la casa continua, cerca de la cocina, donde se cayó el revoque. En segundo lugar, se divisó el techo cerca del dormitorio, ya que la chapa presentaba mayor combustión y se presume que fue donde se inició el foco.

Otro dato es que la casa se encontraba desordenada, con ropa tirada y pocos muebles que quedaron quemados por completo. También había una moto, por lo cual los tanques de combustible podrían haber explotado al ser alcanzados por el fuego.

Mientras se investiga el trágico incendio se supo que tanto Luna como su hermano y un amigo de apellido Garcés están imputados por el homicidio de Miguel Angel Melo, el asistente de veterinaria que fue ultimado a golpes en un confuso episodio que se registró cerca de un hipermercado, el pasado 5 de mayo, por el que no hay personas detenidas.

Más acá en el tiempo, Luna está imputado por una causa de "lesiones graves" que tiene como víctima a Martín Rementería. Según indicaron desde la Fiscalía de turno, Luna apuñaló a la víctima en un confuso episodio que se registró hace unos días, por lo que debió establecer domicilio por la causa antes mencionada.

En tanto, los vecinos del lugar dijeron a la prensa que había problemas en la pareja. Y que días anteriores habían visto ropa de Natasha tirada en la calle, además de que presentaba algunos golpes. Pero además, surgió otra versión: la mujer estaría embarazada.
Fuente: Clarín

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS