Policiales Ocurrió en Concordia

Joven muerto por disparo de la Policía: "Nunca hizo tiros al aire", dice testigo

Testigo rechaza la versión policial sobre la muerte de Varela por un disparo de una uniformada y afirma que Toledo, "tiró varios tiros; en un momento se le trabó el arma, si no seguía tirando, ella tiraba directamente a la gente".
En un confuso episodio, una mujer policía ultimó a un hombre en medio de una batahola que se registró en las primeras horas de la mañana del domingo en las inmediaciones de calles Concejal Veiga y Teniente Ibañez, de la ciudad de Concordia.
Miguel Varela falleció a consecuencia de un disparo de arma de fuego efectuado por una funcionaria policial que concurría a tomar guardia en su motocicleta, quien intervino ante una gresca de bandas, disparando su arma reglamentaria.
Luego, se produjeron sucesivos disturbios. Tras el disparo mortal, un grupo de vecinos incendió la moto de la policía y ésta tuvo que ser trasladada en medio de una batalla campal de piedras y cascotazos.
La motocicleta de la mujer policía fue incendiada por los vecinos.
Hablan los vecinos
Los vecinos de la cortada de Dr. Florenza y Concejal Veiga pidieron contar su versión de los hechos. "Estaban tomando, me despertaron con la música, yo estaba hablando con Miguel Varela y los Silva le quisieron robar el celular a la chica que vive enfrente. Ella venía de bailar, en eso Miguel sale en defensa de la chica, Miguel evita que le roben y los chorros que también son vecinos de acá a la vuelta (señala la cortada Dr. Florenza), empiezan a tirarle piedras, los otros que estaba con él salieron a defender a Miguel y se tosqueaban, salí a decirles que se calmaran, tenía mi auto afuera y tenía miedo que me rompieran un vidrio", contaron a ElSol.

"En eso le abrieron la cabeza de una pedrada a uno de ellos y corren, cuando estaban en medio de la pelea, venía en moto por calle Concejal Veiga, era la mujer vestida con el uniforme de policía, ella se baja de la moto y empezó a tirar varios tiros con la 9 milímetros, yo me corro, Miguel pasó al lado mío y, cuando le dije 'vení para acá', le pegó el tiro en el pecho", relató la testigo directa del caso a ElSol, mostrando a la vez vidrios rotos de los autos estacionados por la trifulca.
Luego, señaló que la mujer policía, buscando refugio, ingresó justo en la casa de familiares de Miguel Varela. "Miguel era hermano de un policía, a la mujer le pegaron todos por lo que había hecho, hasta que llegaron sus compañeros de la (Comisaría) Cuarta para sacarla, ellos vinieron a prepotearnos y tiraron balazos, yo quiero contar lo que pasó. Miguel era inocente y una mujer policía lo mató", indicó Daiana, quien no quiso fotografías. Después del tiro mortal llegó la furia desatada, continuaron los incidentes y le incendiaron la moto a Toledo.
La funcionaria policial Victoria Toledo se desempeñaba hasta ayer en la Comisaría de la Mujer, a dónde concurría a tomar la guardia.

Ayer por la tarde, otro testigo precisó a ElSol mientras esperaba ser entrevistado por el fiscal Arias, que Toledo habría efectuado varios disparos, "ella tiró varios tiros; en un momento se le trabó el arma, si no seguía tirando, ella tiraba directamente a la gente, nunca hizo tiros al aire, no sé qué quiso hacer", detalló un joven testigo.
Increíble respuesta al llamado
Pese a todo el hermetismo policial, en el lugar del hecho, vecinos frentistas de calle Concejal Veiga al 1500, ajenos a las partes involucradas, manifestaron que tanto los incidentes como el homicidio se hubiesen evitado.
"Llame a las tres y media de la madrugada, primero a la Comisaría Cuarta, después al Comando Radioeléctrico y sabe lo que me dijeron, que estaban muy ocupados para venir porque no tenían móviles para ocuparse de puteríos, en esos términos me contestaron cuando estaba llamando que había gente molestando y haciendo lío en la calle; tomaban, gritaban y se peleaban entre ellos; después gritaban porque estaban asaltando a la chica, volví a llamar y en el Comando me respondieron 'no tenemos móviles, es muy grande la jurisdicción, le volví a decir 'escúchame una cosa, acá va a ocurrir una muerte por la forma que se están peleando' y me dijeron 'dejalos que se maten' y me cortaron el teléfono", contó el vecino un hombre mayor.
La motocicleta de la mujer policía fue incendiada por los vecinos.

"Volví a llamar diciéndole que por qué me cortaron el teléfono, que eran unos atrevidos, eso me dijeron en el Comando, las conversaciones tienen que estar grabadas y eso tiene que verlo el fiscal, es una vergüenza lo que están haciendo. Cómo no mandaron un móvil desde la Comisaría Cuarta si estamos a tres cuadras y demoraron tres horas cuando todo el mundo gritaba 'lo mataron a Miguel Varela'. Esto se pudo haber evitado, por supuesto que sí", sostuvo.
La investigación
El lugar del hecho se pobló de policías y por casi tres cuadras, desde Teniente Ibañez hasta Ricardo Rojas, las calles estaban cortadas mientras realizaron los peritajes que demandaron toda la mañana hasta el mediodía.
El trabajo pericial fue de suma importancia para determinar cómo se registraron los hechos, mientras la funcionaria policial ya se encontraba detenida en plena investigación por lo ocurrido.
A Victoria Toledo, en las últimas horas de la tarde del domingo le habían dictado 48 horas de prisión preventiva con el propósito de no entorpecer la investigación.
Las circunstancias del disparo
Lo más esperado fue la versión del fiscal José Arias que dialogó con ElSol. "Estamos investigando, hay muchas cosas para determinar, tenemos un persona fallecida como resultado de un disparo de arma de fuego y hay indicios de una gresca entre diferentes grupos de personas del barrio por una discrepancia por un presunto robo que ocurrió allí; en ese contexto, una funcionaria policial sacó su arma reglamentaria y efectuó el disparo, con el resultado conocido que es la muerte de esta persona. Por supuesto, hay que determinar la distancia, cómo fueron las circunstancias precisas, los momentos previos al hecho y después del hecho, que nos van a esclarecer las reales intenciones de ese disparo, para qué sacó el arma reglamentaria y efectuó el disparo".
El fiscal Arias y funcionarios policiales en el lugar del hecho.
Larga distancia
"La funcionaria se dirigía a su trabajo en la Comisaría de la Mujer; en principio, hacemos un análisis en el lugar del hecho tomando la mayor cantidad de muestras posibles, como muestras de sangre, dónde estaban las vainas servidas. En principio, el disparo partió a una distancia importante y es un punto muy importante a establecer, como indicio pudo haber disparado de hasta 90 metros para dar en el blanco, con una pistola, pocas personas podrían hacerlo si tenía intenciones de matar en esa distancia, por lo cual se abre un abanico de posibilidades en el contexto que esta persona está pasando, se sintió atacada y por eso sacó su arma", manifestó.

"Desconocemos lo que pasó y trabajamos en el esclarecimiento, la funcionaria está aprendida y le dimos intervención a Gendarmería Nacional para realizar un levantamiento de rastros y evitar suspicacias, que sea una investigación tendenciosa a favor de la funcionaria policial, le dimos intervención a la fuerza federal y la funcionaria está detenida y hay que analizar todas las pruebas objetivas en el lugar del hecho para saber que pasó", dijo el fiscal.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS