Policiales Cómo sigue la causa judicial

Triple crimen de Bajada Grande: La desaparición de las armas y las declaraciones

Las serias debilidades de la declaración de Oscar Siboldi, y sus hijos sobre una supuesta legítima defensa. El destino de las armas utilizadas en el triple crimen. La posibilidad de extender las imputaciones. Lo que dice la querella
La recientemente constituida querella particular por dos de las víctimas del triple crimen de Bajada Grande dio su opinión sobre el estado de la causa al día de la fecha.
Franco Azziani y Andrés Bacigalupo se constituyeron en querellantes por dos de las víctimas del triple crimen de Bajada Grande, ocurrido el sábado 25 de mayo a las 4 de la madrugada. Ese día, en una balacera, fueron asesinados Miguel Aguirre, de 35 años; y los hermanos Luciano Álvarez, de 37 años, y Leonardo Martín Álvarez, de 29 años.
Las tres víctimas recibieron disparos en la cabeza. Por el hecho fueron detenidos Oscar Siboldi y sus dos hijos, Brian y Alexis. El lugar del violento hecho fue un departamento de barrio Paraná XVI, donde Siboldi cumplía un arresto domiciliario por el crimen de Braian Farías, ocurrido el 9 de junio de 2018.

Los querellantes, que representan a familiares de Martin Álvarez y de Miguel Aguirre, precisaron que "actualmente los imputados se encuentran detenidos preventivamente en la Unidad Penal Nº1 de Paraná por una medida impuesta por la juez de Garantías Nº 1". Oscar Siboldi por 90 días, que vencen el 26 de agosto, y Brian y a Alexis por 45 días, que vencen el 12 de julio.
En este sentido, adelantaron que "mientras tanto, hasta que se cumplan las fechas antes mencionada, estaremos a la espera de los informes que faltan agregarse e impulsaremos todas las medidas probatorias que consideremos pertinentes y, lógicamente, asistiremos a las audiencias de revisión de las medidas de coerción impuestas en las cuales solicitaremos las prórrogas correspondientes".
Pruebas y testimonios
Sobre el estado actual de la causa destacaron que "la Investigación Penal Preparatoria, a cargo de la fiscal Patricia Yedro, se encuentra avanzada pero lejos de estar concluida. Se han recabado cerca de 15 declaraciones testimoniales, se han incorporado diferentes informes y pericias pero, al día de la fecha, se encuentran pendientes informes solicitados a la Dirección de Criminalística que, entendemos, deberán ser remitidos en estos días.

Asimismo, se han recibido las correspondientes declaraciones de imputados a los tres sospechosos, quienes optaron por prestar declaración sin contestar preguntas de Fiscalía. Sobre éste punto, vale aclarar que solamente Oscar Siboldi brindó detalles sobre lo sucedido, en tanto que Alexis Siboldi declaró pero de manera muy escueta sin brindar precisiones; mientras que Brian Siboldi se abstuvo". Los querellantes precisaron que Alexis Siboldi solicitó ampliar su declaración, la que se concretará el miércoles 3 de julio.
Legítima defensa sin sustento
Azziani y Bacigalupo analizaron la mecánica del hecho y expresaron: "Como dijimos anteriormente, únicamente Siboldi padre se refirió a la mecánica de los hechos investigados aportando detalles de cómo, según él, se habrían desarrollado los acontecimientos. Conforme declaró, se trataría de una legítima defensa de su parte, en la que no le cabría ninguna responsabilidad penal a ninguno de los tres imputados.

Sin embargo, a medida que se analiza con detenimiento tal versión, no cuadra en ningún sentido; sí entendemos que lógicamente como padre, Siboldi intente desvincular a sus hijos del hecho, pero lo intenta ensayando una versión en la que las víctimas nada pueden refutar, hoy en día precisamente por el resultado mortal de los ataques, y por otra parte, por la conducta posterior del imputado al desaparecer las armas utilizadas en esa noche, lo que echa por tierra cualquier comportamiento lógico, que es de esperar de una persona que sufre un ataque dentro de su domicilio, pues el sentido común indica que si su conducta fue conforme a derecho, en nada debería haber modificado la escena".
Fuga tras el hecho
Los querellantes también resaltaron que "los demás acusados huyeron del lugar y fueron detenidos días después, conducta que tampoco coincide en lo absoluto con el haber sido víctimas de una agresión por los hoy fallecidos. Entendemos que ante una imputación tan seria cualquier ciudadano intente defenderse por todos los medios, asimismo y a sus allegados, sin embargo, tras de no ser creíble por sus propios actos, sólo arroja más confusión y demuestra una falta absoluta de arrepentimiento con las víctimas y sus familias. Será cuestión que las medidas de prueba avancen y los posibles testigos de aquella noche trágica se animen a brindar sus testimonios, lo que estamos esperanzados podrá arrojar la luz necesaria, para saber con precisión que fue lo que sucedió esa noche y consecuentemente que calificación legal les corresponde atribuir a los sospechados".
Las armas y las declaraciones
"Al día de la fecha, el paradero de las armas presumiblemente utilizadas para ultimar a los fallecidos, sigue siendo un misterio y no han sido aportadas por los imputados del hecho aunque podemos afirmar, de la propia declaración de Oscar Siboldi, que las armas fueron ocultadas por él mismo y entregadas a una persona hasta el momento desconocida", evaluaron Azziani y Bacigalupo, que también analizaron el rol "preponderante que ocuparán los testigos en esta investigación".

En este sentido, señalaron que "se han recabado un número considerable de testimoniales que incluyeron a casi todas las personas que estuvieron esa madrugada en el lugar de los hechos, esto es, en el domicilio en cual Siboldi se encontraba cumpliendo su arresto domiciliario en su casa de Bajada Grande. Allí se encontraban, además de los tres fallecidos y de los tres imputados, diez o más personas. Esas personas fueron entrevistadas tanto en la División Homicidios horas después de los hechos, y en Fiscalía, días después. Los testimonios son muy variados y disimiles entre ellos. Algunos aportaron datos de relevancia para la investigación, en tanto que otros no lo hicieron".
Cuatro calibres distintos
Los letrados precisaron que "se ordenaron amplios informes que serán realizados por Criminalística, como así también pericas balísticas a los fines de esclarecer la procedencia de los proyectiles y casquillos que fueron encontrados en el lugar del hecho, donde se encontró cartuchería de distintos calibres que presumiblemente podrían pertenecer a armas de fuego calibres 22, 32, 38, 11.25 o 14. Los resultados de estas pericias serán de capital importancia ya que servirán para determinar que armas fueron las que efectivamente se utilizaron para dar muerte a los fallecidos", dijo a ElDiario.

Finalmente, los letrados manifestaron que "desde la querella no descartamos la posibilidad de que con el devenir de la investigación, se pueda extender la participación a más personas, distintas de las hoy imputadas y para ello, tendremos que estar a la espera de la finalización de los testimonios y de los resultados de los distintos informes y pericias que se han ordenado y que aún no han sido incorporados".

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS