Policiales Paraná

Probation para conductor que desencadenó fatal accidente de moto

Por el fallecimiento de Adrián Da Silva de 17 años, Alberto Cañete, el automovilista que se vio envuelto en el siniestro vial fatal en forma involuntaria en 2018, acordó una probation por un año y medio.
El juez de Garantías, Ricardo Bonazzola, aceptó otorgar probation por un año y medio a Alberto Cañete, un automovilista que se vio envuelto en un siniestro vial fatal en forma involuntaria en 2018. Si el hombre cumple con lo establecido en el acuerdo de partes, la causa penal se cerrará.

Por el fallecimiento de Adrián Da Silva de 17 años, oriundo de la provincia de Misiones pero radicado en la localidad de Crespo, fue condenado a tres años de prisión condicional Alexis Godoy, de 19 años, amigo de la víctima.

Este viernes, la fiscal Paola Farinó informó sobre las pautas del acuerdo que incluye la ejecución de 96 horas globales de tareas comunitarias en favor de una institución de bien público y una reparación económica de 5.000 pesos.

Cañete, de 64 años, acompañado de su abogado César Jardín reconoció ante el juez los términos de la suspensión del juicio a prueba que firmaba y cuáles eran sus obligaciones.

El hombre está imputado del delito de Abandono de persona en grado de tentativa inidónea, ya que según se determinó en las pericias no fue responsable de la muerte del joven ocurrida el domingo 29 de abril de 2018. Según establecieron las pericias de Accidentología, Da Silva se trasladaba en su moto por avenida Almafuerte de Paraná junto a su amigo Alexis Godoy, que iba en otra moto, cuando las motos se rozaron, Da Silva cayó al suelo y fue embestido por un automóvil Fiat Palio conducido por Cañete que salía de Paraná, por la dirección contraria. Tanto Godoy como Cañete huyeron del lugar y luego se entregaron a la Policía. Por eso el amigo de la víctima recibió dos acusaciones y Cañete solo una.

Fiscalía recabó numerosas pruebas que dejaron al descubierto que los conductores de la Yamaha y Honda CG Titan iban a una velocidad superior a los 70 kilómetros por horas por una avenida. Además de un testigo y lo revelado por la grabación de una cámara de vigilancia, la Fiscalía pudo observar con claridad cómo se desencadenó el siniestro: Da Silva intentó pasar a su amigo, este se cruzó en el trayecto para evitarlo, por lo que la rueda delantera de la Honda (conducida por Da Silva) tocó la trasera de la Yamaha. De este modo, Da Silva cayó al suelo y su cuerpo fue hacia el carril contrario, justo cuando pasaba un auto Fiat Palio, que lo embistió y le ocasionó un aplastamiento de cráneo. Luego los dos conductores huyeron. (Uno)
El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS