Policiales La noche del triple homicidio

Tenía domiciliaria por balear a dos menores pero estaba en la casa de Siboldi

Se trata del acusado de balear en febrero, a dos menores que jugaban al fútbol en una canchita de Paraná XVI. Fue enviado al penal tras violar la domiciliaria. Además, un arma utilizada esa noche, genera sospechas.
Una de las polémicas que surgieron luego del triple homicidio ocurrido en Bajada Grande en la madrugada del 25 de mayo fue que Oscar Siboldi, acusado de asesinar a Luciano y Leonardo Álvarez y Miguel Aguirre, estaba con prisión preventiva con la modalidad de arresto domiciliario mientras aguardaba el juicio por otro homicidio, de Brian Farías, ocurrido en 2018. Debía cumplir la medida en una de sus tres casas, que no era la que funcionaba como bar.

Pero además, en el marco de la investigación de este sangriento episodio, se identificó entre los 20 presentes al momento del hecho a un muchacho que también estaba con arresto domiciliario, incumpliendo tal medida judicial.
En ambos casos, ninguno de los imputados estaba con la domiciliaria con tobillera electrónica.
Acusado de balear a un menor
Diego Warlet es uno de los dos acusados de protagonizar un tiroteo entre bandas en el barrio Paraná XVI a principios de año, por el cual resultó herido de gravedad un chico que estaba jugando al fútbol en la canchita del barrio.
Warlet está imputado por el delito de Homicidio simple en grado de tentativa, estuvo con prisión preventiva en la Unidad Penal y luego le otorgaron la domiciliaria sin tobillera electrónica, por lo cual se acordó con la Fiscalía su casa familiar en el mencionado barrio del oeste de Paraná como el lugar donde debía cumplir la medida cautelar.
Violó la domiciliaria
Pero al igual que en el caso de Siboldi, tampoco le importó violar la orden judicial. La frecuencia con la que salía de su casa pese a esta prohibición se desconoce, pero se presume que fue más de una vez. Al día siguiente del triple homicidio la Policía allanó su vivienda y tampoco lo encontró. Luego presentó un certificado del centro de salud Ramón Carrillo, en el cual refiere que justo en ese momento estaba siendo asistido por un problema estomacal.
A la cárcel
Ante esta circunstancia se realizó una audiencia en Tribunales donde la Fiscalía solicitó al juez del Apelaciones José María Chemez la revocación de la domiciliaria y que Warlet sea enviado a la unidad penal para cumplir con la prisión preventiva. El principal fundamento fue que quedó demostrado, tanto en la investigación por el triple homicidio como en el allanamiento realizado en su vivienda, que incumplió la orden judicial de no ausentarse de su domicilio, tal como se había comprometido.

Para el juez esto fue suficiente para hacer lugar a lo solicitado por la Fiscalía, por lo cual Warlet fue enviado a la cárcel de Paraná. Sin embargo, el lunes vence el plazo que se había dictado para la prisión preventiva, por lo cual se volverá a analizar la medida cautelar que se le impondrá en el marco de la causa por la balacera, que estaría por ser enviada a juicio. Posiblemente, la acusación pública reclame que el joven espere esta instancia con prisión preventiva en la Unidad Penal N° 1.
Llamativa coincidencia
Hay quienes no descartan que la situación de Warlet se siga complicando. Entre investigadores de la División Homicidios generó algunas sospechas la coincidencia del calibre utilizado en el hecho la balacera en el Paraná XVI y una de las armas disparadas en la casa de Siboldi cuando el triple homicidio.

El 1° de febrero a las 16.30, según la imputación, Warlet desenfundó una pistola 11.25 y empezó a disparar contra un terreno donde se había improvisado una cancha para jugar al fútbol, en un predio ubicado en Casiano Calderón y República de Siria, con la intención de herir a una persona con la que mantenía diferencias. Pero hirió a dos chicos de 13 y 17 años que estaban jugando a la pelota.
Ambos quedaron internados en el hospital San Martín, pero el niño de 13 años fue quien estuvo más comprometido debido a que recibió un balazo en la cabeza. Luego de pelear por su vida varios días, se recuperó.
¿El mismo arma?
Casi cuatro meses después, Warlet presenció el triple homicidio en Bajada Grande. Tal como informó Uno, en la investigación del hecho por el cual están imputados Siboldi y sus dos hijos (Brian y Alexis), no se encontraron las armas utilizadas pero sí había vainas servidas de tres calibres diferentes: 22, 38 y 11.25.

Por esto, el personal de Criminalística cotejará los indicios balísticos de ambos hechos, y en caso de existir coincidencias entre ambos se podría afirmar que la misma pistola fue utilizada en los dos ataques. Se trata de una situación por ahora hipotética, a la espera de la pericia balística, sobre la cual Warlet podría tener que dar explicaciones.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS