Policiales Tenía salidas transitorias

Detuvieron en intento de asalto al ladrón que se tiroteó con Baby Etchecopar

El joven que se tiroteó con Baby Etchecopar en 2012, gozaba de 48 horas de libertad cada 15 días para visitar a su familia. Lo sancionaron una vez por llegar tarde y le negaron la condicional. Ahora, está preso por intento de robo.
Fue un vecino el que alertó al 911. Dos hombres habían saltado la reja del frente de la casa de Ameghino 737, en Villa Martelli, y estaban forzando una de las ventanas. Cuando la Policía los detuvo y los llevó a la comisaría, uno de los sospechosos se identificó como Lucas Fabián Velázquez, de 24 años. Más tarde se constataría que había mentido: su nombre real es Lucas Vázquez, había sido condenado a 9 años de cárcel y gozaba de salidas transitorias. Es uno de los delincuentes que habían entrado a robar en la casa del periodista Baby Etchecopar en marzo de 2012, en un hecho dramático que culminó con el conductor y su hijo internados en grave estado y con un asaltante muerto.
Tentativa de robo
Ahora Vázquez y su cómplice, identificado como Damián Nicolás González (26), permanecen detenidos en la comisaría de Villa Martelli. La fiscal Cecilia Chaieb, de la UFI Vicente López Oeste, los acusa de tentativa de robo doblemente agravado por efracción y escalamiento e investiga si ambos estuvieron involucrados en algún otro hecho similar en la zona.

Fuentes judiciales informaron a Clarín que, ante esto, la jueza de Responsabilidad Penal Juvenil Nº 1 de San Isidro, Silvia Noemí Chomiez, le revocó a Vázquez las salidas transitorias que ella misma le había otorgado en 2016 y también el régimen de reclusión en "semi libertad" en el que estaba hasta ahora. Esta misma magistrada, también, había sido la que había condenado a Vázquez por el robo a Etchecopar a 9 años de prisión en 2013.
El tremendo asalto
Vázquez era menor cuando, con dos cómplices, entró a la casa de la familia Etchecopar en la noche del 12 de marzo de 2012. Los tres ladrones habían sorprendido al hijo del periodista, Federico, cuando estaba en un auto junto a su novia cerca de la casa de la chica, en la zona de Las Lomas de San Isidro. A mano armada los obligaron a ir hacia la propiedad del periodista.

Al ingresar a la casa de los Etchecopar amenazaron a Adriana, la esposa del conductor, y a su hija embarazada. Los asaltantes se mostraban muy agresivos y fue entonces que "Baby" se defendió a los tiros. La violencia fue extrema. Hubo más de 15 disparos esa noche.
A Vázquez lo detuvieron horas después del asalto en el hospital Thompson de San Martín, cuando fue a hacerse atender por los dos balazos que había recibido de parte del periodista. Allí dijo su primera pero no última mentira: alegó que tenía 18 años cuando en realidad tenía 17.
Condenado
A Vázquez se lo juzgó como menor por el robo al periodista. En 2013, en un juicio abreviado, fue condenado a 9 años de prisión por la jueza Chomiez, pese a que el acuerdo entre el fiscal Andrés Zárate y el defensor del imputado había sido por 10 años de cárcel. Su pena quedaba extinguida el 13 de marzo de 2021, pero desde hace dos años y medio gozaba de las transitorias.

Las fuentes indicaron que, en mayo de 2016, fue trasladado a un instituto de semi libertad donde podía salir para estudiar. En septiembre de ese mismo año accedió al régimen de las salidas transitorias mensuales para ir a la casa de su abuela, en San Martín. Luego, en diciembre, se le extendería el beneficio a 48 horas de libertad cada 15 días.
Primeras sanciones
Según confiaron a Clarín fuentes con acceso al expediente, en abril de 2018, durante una salida, "volvió tarde y como excusa dijo que se había quedado charlando con una chica que le gustaba". De nada le sirvió que el director del centro de detención donde estaba informara de su buena conducta y que asegurara que "vendía alfajores en el tren".

Entonces se le cortaron algunos beneficios. "Sí quedó con las salidas transitorias por 48 horas cada 15 días. Pero se le negó la libertad condicional que pidió en agosto de ese mismo año", confiaron fuentes judiciales y agregaron que "todo fue con la anuencia del fiscal del caso".
En aquel momento, Etchecopar protestó públicamente. "Una jueza 'saca chorros' quiere liberar al delincuente que me arruinó la vida", había dicho en agosto de ese año luego de que le mantuvieran las transitorias y antes de que le negaran la condicional a Vázquez.
Resocialización
Ahora que volvió a caer en un delito, Etchecopar volvió a indignarse: "La jueza es un desastre. Mi problema no es Lucas Vázquez, fue la jueza Chomiez de San Isidro que desde el primer día que cayó preso hizo todo lo posible por largarlo, porque ella es liberadora de presos".
Fuentes judiciales recordaron ayer un fallo de la Suprema Corte de Justicia de 2005, el caso Maldonado, que dice: "La liberalización del régimen de internación a través de 'egresos periódicos' aparece como un intento efectivo para reintegrar al menor a la sociedad... A nadie puede escapar... que existen posibilidades de que durante esas salidas el menor pueda cometer un nuevo delito, con el consecuente fracaso del tratamiento resocializador, más ello aparece como un riesgo ordinario, habida cuenta de que el objetivo perseguido no es sencillo de lograr".

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS