Policiales Gualeguaychú

Se entregó a la Justicia el sujeto que violó y embarazó a su hijastra

Osvaldo Matías Martínez era intensamente buscado cuando se conoció la denuncia que había realizado su ex pareja y madre de la víctima. Desde entonces permaneció escondido, hasta que este viernes se entregó a la Justicia.
Osvaldo Matías Martínez era intensamente buscado desde el 27 de enero, cuando se conoció la denuncia que había realizado su ex pareja y madre de la víctima. Desde entonces permaneció escondido en una zona de monte, en el norte de Gualeguaychú, hasta que este viernes por la tarde se entregó a la Justicia; lo hizo en compañía de su abogado. El Juzgado de Garantías Nº 1 de Gualeguaychú había emitido una orden de captura para este hombre de 32 años a fines de enero y durante más de un mes fue intensamente buscado por la Policía, que realizó rastrillajes con perros en toda la zona norte de la ciudad sin tener éxito.

Se estuvo muy cerca de atraparlo el mediodía del 7 de febrero, cuando un móvil que recorría el camino de la Península, en el punto noreste de Gualeguaychú, divisó a Martínez, pero este hombre reaccionó a tiempo y en su huida cruzó a nado el río Gualeguaychú.

Los policías irradiaron inmediatamente la situación y un móvil trató de interceptarlo del otro lado, pero el delincuente logró perderse entre la vegetación. Se montó un operativo, que contó con el rastrillaje con perros y una embarcación recorría por el agua toda la costa, pero no se pudo localizarlo.

Desde entonces la búsqueda fue perdiendo fuerza porque se tenía una firme sospecha de que Martínez estaba siendo asistido por terceros. Este hombre se dedica a la caza y la pesca y no tenía los recursos económicos suficientes para sustentarse durante todo este tiempo, porque de la vivienda que compartía con la denunciante "salió con lo que tenía puesto".
Finalmente, este viernes por la tarde y en compañía de su abogado, Víctor Rebossio, se presentó en la Jefatura Departamental de Gualeguaychú y quedó detenido inmediatamente. Fue una clara estrategia de su defensor para evitar que se le dicte una prisión preventiva y espere el desarrollo del juicio en libertad, pero debido a las circunstancias ocurridas es muy difícil que esto suceda.
Sobre la terrible historia
La víctima es una adolescente que atraviesa un embarazo de cinco meses y el responsable es el hombre con el que convivió durante 13 años y es el padre de sus dos hermanitos menores. Su madre, en una entrevista a ElDía, contó cómo se descubrió todo. "Hace dos o tres meses comencé a hacerle estudios a mi hija, porque se descomponía, sufría mucho de la cabeza, entonces le hice hacer análisis y le decía al médico que estaba anémica, e incluso la medicaron por anemia. La llevaba al Hospital, al centro de salud, pero nunca le hicieron un estudio por embarazo. Fue a lo último, cuando pedí que le hicieran una ecografía porque podían ser los riñones cuando me vengo a enterar", relató la mujer de 35 años y madre de siete hijos.

Aseguró que nunca llegó a hablar con su pareja luego de tomar conocimiento que era el responsable de los abusos. "Cuando salimos de la ecografía, ella venía llorando y le empecé a preguntar, y una cuadra antes me dijo que no quería llegar a casa. Cuando le pregunté por qué, ella me contestó que era porque él abusaba de ella", indicó la mujer.

"Cuando llegamos ella entró en un grito, llorando hasta su pieza en el fondo. Yo la seguí por miedo a que se hiciera algo, y él estaba en la otra pieza con los dos nenes. Cuando salgo de la pieza de mi hija para agarrarlo, él ya no estaba más. Disparó. Ni siquiera alcancé a verlo. A la media hora viene mi nena que es hija de él, llorando, y me dijo que su padre se había despedido porque se iba a trabajar por tres meses al campo. Desde ese día desapareció", manifestó.

Junto a la denuncia por los abusos sufridos por la adolescente, la pareja de Osvaldo Matías Martínez también afirmó que su ex es un hombre peligroso, violento, que ejerció violencia física contra ella en varias oportunidades, pateándole el cuerpo.

"Él era muy celoso. Yo salía a la vereda si él estaba conmigo. Sino empezaba a los gritos, me insultaba, dos por tres me daba una patada. Por los celos. Él decía que si yo salía afuera era porque estaba mirando un macho, y si salía y demoraba 10 segundos era porque estaba con un macho. Yo para no generar problemas me quedaba en mi casa. Ni a lo de mis hermanas iba", contó la mujer.

Aseguró que sólo salía para ir al médico o para cobrar sus haberes, y que siempre hacía caso a lo que él quería. "Yo tenía que respetar lo que decía. Acá a mi casa no venía nadie. Un varón no venía ni a palos. Cuando venían sus amigos se quedaban en la vereda y más vale que ni me asomara. No es que me vivía matando a palos. Dos por tres una patada o una cachetada. Eran como normales. Hacía 13 años que estaba con él. Nunca lo denuncie porque lo amaba".

"Quiero que lo encuentren o que se mate, y si se mata va a hacer un favor. Que le peguen un tiro. Preso no va a pagar lo que le hizo a mi hija", manifestó la mujer.

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS