Policiales Lo dijo la madre de la víctima

Sujeto que violó y embarazó a su hijastra: "Si se mata nos hace un favor"

"Quiero que lo encuentren o que se mate, y si se mata nos va a hacer un favor", dijo la madre de la adolescente que habría sido violada y embarazada por Matías Martínez, el hombre de 32 años que es buscado por la Policía.
La madre de la adolescente que habría sido violada y embarazada por Matías Martínez, el hombre de 32 años que es buscado por la Policía desde hace más de una semana, vive momentos de mucho dolor por lo ocurrido con su hija a manos de la persona con la que convivió durante 13 años. La víctima fue agredida por sus vecinos.
En esta triste historia no hay una sola víctima. Hay toda una familia que sufre el despreciable acto de un hombre que funcionó como jefe de hogar durante más de una década. Hay una mujer de 35 años que se siente responsable de lo ocurrido, que se siente culpable de no haberse dado cuenta nunca lo que sucedía puertas adentro de su casa. Hay dos niños que aún no saben lo que su padre hizo y que seguramente va a incidir en sus vidas. Y por sobre todas las cosas hay una adolescente que carga con un embarazo de cinco meses producto de múltiples violaciones.
Cuando este caso tomó estado público a través de ElDía, las voces de repudio no tardaron en hacerse escuchar y pedir por la inmediata detención del hombre que hasta el día de hoy está siendo buscado por la Policía en rastrillajes en la zona norte de Gualeguaychú. Se conoció en detalle cómo se descubrió todo, cómo se denunció el abuso, pero poco se supo sobre las víctimas de esta historia.

Ahora, a una semana de la publicación, la madre de la adolescente quiso contar su verdad. "Hace dos o tres meses comencé a hacerle estudios a mi hija, porque se descomponía, sufría mucho de la cabeza, entonces le hice hacer análisis y le decía al médico que estaba anémica, e incluso la medicaron por anemia. La llevaba al Hospital, al centro de salud, pero nunca le hicieron un estudio por embarazo. Fue a lo último, cuando pedí que le hicieran una ecografía porque podían ser los riñones cuando me vengo a enterar", relató la mujer de 35 años y madre de siete hijos.

Aseguró que nunca llegó a hablar con su pareja luego de tomar conocimiento que era el responsable de los abusos. "Cuando salimos de la ecografía, ella venía llorando y le empecé a preguntar, y una cuadra antes me dijo que no quería llegar a casa. Cuando le pregunté por qué, ella me contestó que era porque él abusaba de ella", indicó la mujer.

"Cuando llegamos ella entró en un grito, llorando hasta su pieza en el fondo. Yo la seguí por miedo a que se hiciera algo, y él estaba en la otra pieza con los dos nenes. Cuando salgo de la pieza de mi hija para agarrarlo, él ya no estaba más. Disparó. Ni siquiera alcancé a verlo. A la media hora viene mi nena que es hija de él, llorando, y me dijo que su padre se había despedido porque se iba a trabajar por tres meses al campo. Desde ese día desapareció", manifestó.
Abusada y revictimizada
Aunque parezca increíble, luego de la denuncia, la noticia corrió como reguero de pólvora en el barrio. Rápidamente se supo que Matías Martínez había abusado de su hijastra y hubo varios que pusieron en tela de juicio si se trató de una violación o no, a pesar que la adolescente es menor de edad.

Incluso pasó algo peor. El miércoles por la tarde, la víctima fue agredida junto a dos de sus hermanos por personas del barrio. A su hermano de 11 años lo golpearon a patadas y a ella (embarazada también le propinaron golpes). El motivo (y según lo que manifestó la madre de la menor) es el descreimiento. Creen que la adolescente consintió los abusos. Lo ocurrido también fue denunciado.
"Realmente la estamos pasando mal", comentó la mujer, que no sale del asombro de todo lo que está sucediendo: "tuve a mi pareja por 13 años, y en mi vida imaginé esto".
Abortar o no abortar
La adolescente está contenida por la familia y una psicóloga sigue de cerca su estado, pero la madre contó que la menor está muy deprimida, "se la pasa mirando tele o acostada, y yo trato de que ella hable con la psicóloga porque yo la hablo y ella llora". Prácticamente no ha podido hablar con ella y entiende que dejar todo en manos de un profesional es lo mejor por el momento.
Hay todo un protocolo de salud y judicial cuando existen casos como este, donde diferentes organismos estatales entran en juego para acompañar a las víctimas. Entre ello se pone a consideración la posibilidad de interrumpir el embarazo, que está estipulado por Ley.

A esta adolescente se le brindó esta posibilidad, y si bien en un primer momento dudó porque no sabía cómo iban a reaccionar sus hermanos (hijos biológicos del imputado) temió porque dejaran de quererla y odiaran a ese bebé, luego aceptó seguir con el embarazo.
"No es culpa de ella ni del bebé tampoco. Yo fui madre a los 14, pero fue por decisión propia. Yo hable con ella y le dije que el bebé no tiene la culpa. Pero está era una decisión de ella. Si ella después dice que lo va a dar en adopción o si dice que lo va a criar, yo la voy a ayudar y acompañar en todo, no la voy a dejar sola", comentó la madre.
La culpa
Cómo evitar que los distintos personajes de esta historia no sientan culpa. De más está decir que hay un solo y único responsable, pero cómo se le quita a una madre ese sentimiento siendo que el abusador fue la persona con la que convivió durante más de una década. Incluso la víctima siente un grado de responsabilidad por no haber denunciado antes.

"Estoy consciente que es mi culpa no darme cuenta de lo que le hicieron a mi hija", reflexionó la mujer entre dientes, mientras se quiebra por lo que le pasa dentro de su cabeza. "Vivía acá y nunca me di cuenta", agregó. Ella no sabe en qué momentos ocurrían los abusos. No sabe si sucedían cuando dejaba la casa para hacer algún quehacer de la casa o si era por las noches cuando caía dormida a causa de los medicamentos que tomaba para conciliar el sueño. "No me hice nada porque tengo a mis hijos chiquitos, pero sino no estaría acá", mencionó.
El macho de la casa
Junto a la denuncia por los abusos sufridos por la adolescente, la pareja de Osvaldo Matías Martínez también afirmó que el hombre buscado por la Policía es un sujeto peligroso, violento, que ejerció violencia física contra ella en varias oportunidades, pateándole el cuerpo.
Como si fuera el artículo de una ley, la gran mayoría de las mujeres que son víctimas de este tipo de agresiones "domésticas" tienen un relato muy similar y que suena conciliador, en donde se excusa la violencia en nombre del amor.

"Él era muy celoso. Yo salía a la vereda si él estaba conmigo. Sino empezaba a los gritos, me insultaba, dos por tres me daba una patada. Por los celos. Él decía que si yo salía afuera era porque estaba mirando un macho, y si salía y demoraba 10 segundos era porque estaba con un macho. Yo para no generar problemas me quedaba en mi casa. Ni a lo de mis hermanas iba", contó la mujer a ElDía, que naturalizaba las palabras que salían de su boca.

Aseguró que sólo salía para ir al médico o para cobrar sus haberes, y que siempre hacía caso a lo que él quería. "Yo tenía que respetar lo que decía. Acá a mi casa no venía nadie. Un varón no venía ni a palos. Cuando venían sus amigos se quedaban en la vereda y más vale que ni me asomara. No es que me vivía matando a palos. Dos por tres una patada o una cachetada. Eran como normales. Hacía 13 años que estaba con él. Nunca lo denuncie porque lo amaba".

-¿Sos capaz de perdonar lo que hizo?
? No. Para mí se murió en el momento en que yo me enteré. Si él quiere entrar a mi casa, que entre, pero yo lo voy a matar. Toda mi vida le tuve miedo, pero ahora me cobraría todo lo que le hizo a mi hija.
¿Dónde está?
Martínez está siendo buscado desde el 22 de enero, cuando se realizó la denuncia y la fiscal Martina Cedrés ordenó su detención. La policía solicitó la ayuda a Prefectura Naval porque había firmes sospechas que estaba guarecido en la zona de monte en el norte de la ciudad, aguas arriba del río Gualeguaychú.
Supuestamente este fue el terreno que eligió para escapar del asedio policial porque es un lugar que conoce muy bien. Martínez se dedica a la caza y a la pesca y esta zona es su lugar de trabajo. Incluso se lo buscó con perros, pero la creciente complicó el rastreo. Se lo busca por Plaza de Agua, el asentamiento lindero a la cancha de Sudamérica, y otros lugares cercanos, pero hasta ahora no hay novedades.

"Está acá a dos o tres cuadras", respondió con total seguridad la mujer cuando se le preguntó por Martínez. "Yo fui a entregarlo. Me mandó a buscar porque quería ver los nenes o se iba a matar. Yo le dije que se matara porque a mis hijos no los verá nunca más en su vida. Fui hasta el lugar y antes de llegar toqué el botón antipánico, pero la Policía llegó a los 25 minutos y disparó", contó.

Ella nunca estuvo cara a cara con su ex pareja, e indicó que el buscado se refugiaba detrás de unos arbustos y desde allí gritaba. Ella, mientras hacía tiempo para que llegara la Policía, le reprochaba lo que había hecho, pero este sujeto sólo respondía que "no tenía explicaciones".
"Quiero que lo encuentren o que se mate, y si se mata va a hacer un favor. Que le peguen un tiro. Preso no va a pagar lo que le hizo a mi hija", manifestó la madre de la víctima con gran determinación. Sabe que la graduación de la pena que podrá tener en una condena no tiene relación con el dolor que causó: "él nunca tuvo un problema con la Policía, ¿cuánto va a durar en la cárcel?".
Intento de agresión
"No se cómo lo están buscando. Rastrillan todo el día y después aparece acá en el barrio. Alguien lo está ayudando, alguien le está dando de comer y no es la madre porque dos días antes que esto, ella lo denunció porque había querido pegarle a su pareja. Además, acá nunca vino ningún hermano porque está peleado con todos", se preguntó sobre quien apaña sus movimientos.
Martínez originó el repudio de toda una ciudad. Son contados con los dedos de una mano las personas que pueden darle una ayuda, pero quienes están detrás de su detención saben muy bien que un descuido será su perdición. "El daño ya se los hizo a todos. El más grave se lo llevó mi hija, pero lo sufrimos todos". Fuente: (ElDía).-

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS