Policiales En El Ventilador

Armas: entre lo ilegal y la ley

Bullrich hizo polémicas declaraciones sobre la posibilidad de que los ciudadanos porten armas, si así lo desean... La frase abrió el debate, que este martes se hace eco en El Ventilador.
En Argentina la ley no prohíbe que un ciudadano porte armas, siempre y cuando lo haga de manera legal. Es decir, debe reunir una serie de requisitos y tramitar una autorización específica de carácter restrictiva denominada "Credencial de Legítimo Usuario".

Pero... si bien la Ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich aclaró que el Gobierno no recomienda armarse, su polémica frase abrió el debate en torno a la tenencia y uso de armas en nuestro país.
Algunas estimaciones señalan que en Argentina circulan unos 4 millones de armas. Y, según datos de la Agencia Nacional de Materiales Controlados, poco más de un millón de usuarios las tienen registradas. Además, de ese millón, la mayoría posee la credencial vencida. Frente a los hechos de inseguridad que nos impactan día a día y ante el miedo a que alguien ponga en riesgo nuestra vida y la de nuestras familias, son conocidos los casos de personas que deciden armarse, para defenderse o por prevención. Sin embargo, estas experiencias pueden terminar con un resultado indeseado ya que el uso de un arma en el contexto de un delito, siempre agrava el riesgo poniendo en juego la vida de una o más personas.

Mientras la política de seguridad en el mundo muestra una tendencia al desarme para evitar la profundización de la conflictividad social ¿cómo deben interpretarse estas palabras de la Ministra de Seguridad? ¿Cuáles son los argumentos de quien están a favor o en contra? Los usuarios... ¿Se capacitan para usarlas, las tienen registradas? Y por otro lado, ¿qué sabemos sobre la procedencia de las armas?
"Hace mucho tiempo que no escucho que una persona busca comprar un arma para defenderse"
Carlos Jhundt es comerciante, trabaja en una armería. "Hay una serie de trámites a realizar para poder tener la credencial de legítimo usuario de armas. Son muy exhaustivos los exámenes físicos y psíquicos, antecedentes a nivel nacional, una instrucción de tiro, además de tener un certificado de conducta que se llama de reincidencia, constar con un medio de vida lícito. Luego de corresponder con todos esos trámites, el RENAR habilita a la persona para la tenencia y transporte del arma. A la armería tienen que ir con ese carnet, con la documentación y al vendérsela se la inscribe a esa persona".

Al referirse a quiénes portan un arma legalmente, destacó que "en un porcentaje mayoritario la compran para uso deportivo, para prácticas de tiro. Para seguridad es muy difícil que una persona vaya a comprar un arma".

La Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC) llamó a licitación hace un tiempo atrás, y "la empresa Dienst Consulting resultó convocada para tomar los exámenes en todo el país. Es un examen físico y luego tiene que ir a un psicólogo con el que cuenta la empresa".

"Dentro de la legislación vigente, hoy la ley es más para tiro deportivo. Lo que puede estar relacionado con armas para defensa, son las que creo que pueden estar relacionado con el otro costado del tema, con el delito, con las armas que no están registradas", opinó Jhundt.

Asimismo, apuntó: "Habría que preguntarse cuántas de las muertes fueron producidas con armas de legítimo usuario. Casi ninguna arma, creo, ha sido cometida con un arma registrada".

Para el transporte, según establece Anmac, se la debe llevar "sin bala en recámara, sin cargador puesto, en lo posible separada la munición del arma", recordó. "Habilita a la persona a llevar l arma, oculta y en condiciones de tiro. Hoy, las portaciones están totalmente restringidas, no se las están dando a nadie. Las están limitando al máximo".

La de defensa "es una reacción muy íntima de cada individuo, depende del momento en que se encuentre, si está con familiares... Sabemos que la persona trata de eludir todo tipo de problemas", consideró el comerciante.

Respecto del arma de aire comprimido contó que "es de venta libre en las armerías, a personas mayores. Las ventas en ferreterías no es legal".

"Una persona que vaya a pedir un arma para defenderse, hace mucho tiempo que no lo escucho. Puedo contar casos de gente que ha sido asaltada, desesperada, quiero armarme han dicho. Uno trata en lo posible de tratar de frenarle esa adrenalina que tiene, aunque uno pierda una venta. Me pasado que han comprado, en término de 30 días, vuelven y me dicen que la compraron y se arrepintieron. Viene todo el problema de tomársela y volver a hacer papeles. Se ingresa de nuevo a la armería y se pone nuevamente a la venta", manifestó.

En tanto, aseveró, que los precios de las armas "arrancan en los 8 mil pesos".
-
"En manos de la delincuencia cualquier arma es un elemento para matar"
El periodista Mauricio Antematten, indicó que "la ministra Bullrich tiene razón, no está prohibido tener armas. Si querés tener un auto de carrera también lo podes tener. De ahí a que te habiliten como piloto para andar a determinada velocidad, tenés que hacerlo dentro de una pista, tenés que hacer un psicofísico, cualquiera si tiene plata se lo compra. Con el arma pasa la historia de que podemos usar los ciudadanos un arma calibre 22 porque las otras son armas de guerra. Hay que terminar con eso, ahora se les llama armas de uso civil condicionales. Cualquier civil puede tener cualquiera de esas armas siguiendo los requisitos que corresponden".

"Son contadas las personas que le encuentran un arma a su hijo y la entregan. También están los que dicen que su marido murió, que heredaron de su padre el arma. En las esquinas a veces cuando van a llevar las armas para el desarme, hay coleccionistas que se las piden. He visto llevar pistolas de colección porque no las quieren tener en su casa pero son invaluables para gente que las quiere coleccionar. En manos de la delincuencia cualquier arma es un elemento para matar", explicó.

Y agregó: "La ministra dijo algo desafortunado si lo vemos en ese contexto. El que quiera armarse que se arme, pero debería haber dicho que cumpla las reglas y se atenga a las consecuencias. El que rompe la ley va preso".

"El 95% de los delitos se cometen con armas ilegales, armas que pueden haber estado empadronadas y que pueden haber sido robadas. Si se quiere hacer un traslado del arma se tiene que hacer desarmada, sin el cargador, sin bala en recámara. No te sirve para defenderte en una inmediatez. Si te asaltan, hasta que la armás fuiste y te robaron el arma", indicó.

"Un balín de aire comprimido puede matar también. No es un arma de fuego, es neumática. Se compran en una ferretería. Hay casas de artículos que las exhiben en las vidrieras. Un balinazo en la sien, debajo de la axila, en una arteria, te mata", remarcó.

Asimismo, dijo que "las declaraciones de la ministra se dan en un momento en el que estamos todos nerviosos porque las cosas aumentan, porque no llegamos a fin de mes, porque no logramos nuestros objetivos y hay hechos de inseguridad. Por cualquier cosa la gente se enoja".
La opinión de los panelistas
El conductor del programa, Lalo Foncea, mencionó que este tema "tiene que ver con cuándo es válido el uso de arma y también con la necesidad de no naturalizar el concepto de armarse`".

La periodista Luz Alcain aseveró que el contexto en el que se dieron las declaraciones de la ministra Bullrich tienen que ver con la elección en la que arrasó Bolsonaro en Brasil, con una población que dice: `quiero armarme y que se libere la tenencia de armas para civiles. Esto fue la bandera central de Bolsonaro en su discurso de campaña. En este marco se interpretan los dichos de Bullrich".

La periodista Ana Tepsich contó que en comunicación con gente del Tiro Federal, le indicaron que "no están dando cursos para manejar un arma. Sí lo hacían antes. Una persona que sí da los cursos, me menciono que no se han incrementado los pedidos de gente que quiera tomar la capacitación para portar un arma. Es un curso de dos meses".

La periodista Claudia Yauck, indicó que "puede que la política del Estado de desarme sea más para el ciudadano que por hobby tiene un arma legítima, que al delincuente".

El periodista Sebastián Martínez, dijo que "lo preocupante no son las personas que tienen armas registradas, sino las ilegales que circulan en los barrios. Hay gente que usa esas armas y tienen un circuito negro. Las declaraciones de la ministra se enmarcan en el contexto de que la mayoría de las armas con las que se cometen delitos no están registradas. Me parece preocupante que vaya en contra de una política del Estado que en los últimos años ha ido en favor del desarme".

El panelista Mariano Kohan, señaló que "no se puede dejar una tremenda responsabilidad como es el uso de un instrumento eventualmente capaz de matar a una persona en la discrecionalidad de que si tenés un psicólogo o psiquiatra amigo. La Policía dice que son contados con los dedos de la mano los casos de homicidios por arma en ocasión de un crimen, de asalto. La inmensa mayoría es por disputas entre vecinos. En los últimos años bajó la provisión de armas al mercado negro".

Comentá la nota

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
ELONCE se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación...

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS