Policiales "La bala le partió las vértebras"

Joven baleado en Paraná nunca más podrá volver a caminar

Hace tres años, su madre había pedido ayuda y cuestiona que organismos oficiales no se ocuparon de él. "Últimamente se estaba portando tan bien, no estaba robando", sostuvo la mujer.
Hace un poco más de tres años Mirta Oroño pedía ayuda por su hijo. Las bandas delictivas y la droga tenían atrapado al adolescente en ese círculo tan difícil de escapar. Logró internarlo, volvía a la calle, lo recuperaba, pero el contexto y la junta siempre pesaban más. El viernes a la noche un joven pasó a buscar a Brian Francisco Farías por su casa. Unas horas después terminó en el hospital San Martín con un balazo en el pecho. Sigue peleando por su vida, ha mejorado, pero tiene un diagnóstico irreversible: nunca más podrá volver a caminar.

Según la investigación, Brian, de 19 años, estaba junto a otras personas en una esquina en el límite de los barrios La Floresta y Humito de Paraná. Eran el lugar y el momento equivocados. En horas de la madrugada del sábado, según los numerosos testigos de la investigación, se presentó en la esquina de calles Ituzaingó y Colombia Oscar Siboldi, más conocido como El Negro. Habría querido vengarse del ataque sufrido por su hijo unos minutos antes, cuando pasó en moto con un amigo y fue atacado a balazos. Siboldi buscaba al autor de esa agresión y le disparó en el pecho a Brian. Pero una versión indica que el joven habría intentado defender a quien era el verdadero destinatario del balazo.

En abril de 2015 su madre, Mirtha, contó que el chico le sacaba las cosas de la casa para cambiarlas por droga y comenzó una odisea para obtener ayuda. "Hasta que yo no lo vi, no creí. Y ahí empecé a golpear puertas, pero la mayoría me echó la culpa a mí", dijo en aquella entrevista.

En estos tres años, hubo idas y vueltas, internaciones y el joven hasta estuvo preso dos meses por haber acumulado muchas tentativas de hurtos, casos que se ven a diario en Paraná de pibes que roban para consumir drogas.
El sábado Mirta recibió el llamado que esperaba nunca recibir.
Su estado de salud
"Todavía está en terapia, pero por lo menos del pulmón va evolucionando bien, estaba bastante grave. Esto me cambió la vida, porque no me lo esperaba. Quería llevarlo a una rehabilitación, pero como la bala le partió las vértebras va a quedar de por vida en silla de ruedas", lamentó Mirtha. En el hospital los médicos le dijeron que volverán a operarlo para que pueda mantener la postura.
"Últimamente se estaba portando tan bien, no estaba robando", contó. Y cuestionó: "El Copnaf se lavó las manos totalmente. Nunca se ocuparon como yo quise. Él siguió con su misma junta, estuvo preso porque de tanta tentativa de robo y acumulaciones de causas tuvieron que llevárselo", recordó la madre de la víctima en declaraciones a Diario Uno.

Siboldi, en tanto, ya está alojado en la Unidad Penal N° 1 de Paraná, donde ya estuvo varios años atrás cumpliendo una condena por narcotráfico.
El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

NOTICIAS DESTACADAS